Buscar este blog

miércoles, 28 de marzo de 2007

El Tribunal guarda la resolución en secreto

;
Tras una maratónica reunión que duró cerca de siete horas, finalmente el Tribunal de Resolución de Disputas falló en las observaciones a los tres jugadores de The Strongest, pero no se dio a conocer la resolución.

Sin embargo, extraoficialmente se supo que el fallo es favorable a los jugadores, quienes podrán actuar donde deseen, pero antes tendrán que pagar un monto a The Strongest, por derechos de formación.


Desde hace 45 días, Bolívar y The Strongest están en franca disputa legal por contar con los futbolistas Diego Issa, Záckary Flores y Doile Vaca.


Hasta la temporada pasada, los deportistas actuaron en el conjunto atigrado, club que reclama derechos sobre los tres futbolistas, pero esta temporada Bolívar logró convencerlos y los incluyó en su plantel. Ante esa situación, se inició el proceso que fue a parar al Tribunal.


Ayer se vio un inusual movimiento de dirigentes, periodistas y allegados a los jugadores para conocer el fallo.


Se dijo que el fallo fue aprobado por la tarde, con cuatro votos unánimes, pero se acordó con dar a conocer hoy.


Los deportistas estuvieron en Cochabamba, acompañados de los dirigentes Mauro Cuéllar y Daniel Araníbar. En tanto, los stronguistas apostaron al desempeño de su abogado.


Finalmente, luego de una larga espera, los jugadores y dirigentes de la Academia se retiraron a eso de las 22.07.


Los futbolistas salieron de la sede federativa, preocupados y cansados por la espera.


Al margen de la extensa reunión entre vocales del tribunal, ayer los periodistas quedaron sorprendidos por la presencia de directivos no sólo de Bolívar, sino de la Liga, entre ellos el presidente Mauricio Méndez.


En la extensa cobertura, trascendió que surgió un intento de arreglo por una de las partes, antes de que salga el fallo.


Se supo que un dirigente de Fabol contactó a Jorge Pacheco, de The Strongest, a quien le propusieron arreglar la situación antes del fallo. Cochabamba, Marcas


La Razon 


No hay comentarios:

Publicar un comentario