Buscar este blog

viernes, 4 de mayo de 2007

Apertura 2007 2da. F.: Reprogramado Real Potosi 3 - The Strongest 4

;

tigresThe Strongest definitivamente es otro con Félix Berdeja como técnico y anoche volvió a demostrarlo al obtener su segundo triunfo al hilo como visitante, ni más ni menos que contra Real Potosí, que hace 22 meses y 34 partidos no perdía en su cancha de la Villa Imperial un cotejo del torneo liguero.


El “Tigre” ha recuperado el sentido colectivo del fútbol (todos marcan, todos atacan) e individualmente sus jugadores han empezado a darle resultados en la medida que de ellos se espera; Berdeja ha sabido conjuncionar, en muy poco tiempo, esos elementos, y además se nota que la inyección anímica adicional que ha suministrado a sus futbolistas ha sido efectiva.


Una demostración cabal de que este The Strongest no se cae fácil —como antes— es lo ocurrido anoche en el “Mario Mercado” durante el primer tiempo, cuando después de ir ganando 0-2, Real le empató, lo que a cualquier cuadro no preparado para ese golpe psicológico lo hubiera tumbado; pero no ocurrió eso con el “atigrado”, que mantuvo su línea, y en el segundo periodo —en los momentos precisos— volvió a marcar una diferencia que supo cuidar, y que fue definitiva para sumar tres puntos de oro.


Real Potosí tuvo que bregar contra la adversidad y lo hizo bien en esa primera fracción, en la que efectivamente no merecía ir perdiendo y menos por la diferencia que The Strongest había obtenido.


Si Brandan, a los 15 minutos, convertía el gol de la apertura, a través de su remate que mandó la pelota al travesaño, tal vez la historia hubiera sido diferente.


El “Tigre”, que no había llegado hasta entonces a inquietar a Burtovoy, en un abrir y cerrar de ojos se puso arriba en el marcador, primero a los 20 minutos, a través de Cardozo, de cabeza; y luego, a los 23’, con un sutil golpe de zurda, obra de Escobar. Las dos jugadas fueron calcadas: centros precisos de Hurtado, primero al corazón del área y luego al segundo palo.


Lo que hizo mal The Strongest fue pensar que tenía el partido en el bolsillo. Se notó un relajamiento de su gente, que soltó las marcas, y lo pagó muy caro.


Real Potosí le empató tan rápido como había sufrido los goles: a los 34 minutos, Edú embocó a centro de Peña, y a los 37’, el propio Monteiro definió de manera magnífica, tras un pase de Ribeiro.


Con las cosas tal cual habían comenzado, es decir igualadas, fue el cuadro de la Villa Imperial el que, en el resto de la etapa inicial, estuvo más cerca de convertir el tercero.


El comienzo de la segunda mitad fue equilibrado, con una ligera tendencia de Real a tener más tiempo la pelota. En eso, The Strongest fue inteligente, supo leer que era el local el que debía salir en busca del gol del triunfo, y lo “mató” de contragolpe cuando se le presentó la oportunidad.


A los 11 minutos, Jara recibió el balón en el área, amagó ante su marcador, dejándolo fuera de combate, y con un zurdazo mandó el esférico al fondo del arco, con la complicidad de Ortiz, en quien rozó la pelota.


Fue un golpe que a Real Potosí lo puso nervioso, a sabiendas de que si no empataba rápido las cosas se le podían complicar, y así fue. No encontró caminos ni espacios para crear verdaderas situaciones de peligro y se fue alejando cada vez más del arco de Higa.


En su afán por ir hacia adelante, el “lila” descuidó un poco su retaguardia, y The Strongest le dio el golpe de gracia a los 36 minutos, a través de una jugada rápida entre Cardozo y Jara, que el diminuto mediocampista resolvió con arco a su disposición, después de una estupenda habilitación del paraguayo.


Aguilera convirtió el tercer tanto de Real Potosí, en el segundo minuto de adición, y en el sexto una falla de Higa estuvo a punto de ocasionarle al “Tigre” el empate, que para fortuna del golero no se materializó.


The Strongest ha empezado a revolucionar la tabla de posiciones (se ha ubicado a tres puntos de los líderes) con resultados importantes y, lo que es mejor, comienza a jugar de acuerdo con sus pergaminos, y de ser un pálido cuadro ha pasado, en dos partidos, a tener una consistencia que lo hace temible, como si el “Tigre” por fin hubiera despertado.


No hay comentarios:

Publicar un comentario