Buscar este blog

jueves, 2 de agosto de 2007

Corre peligro el torneo Clausura 2007

;


La Liga informó ayer que convocará a un Consejo Superior de emergencia para el martes si se confirma el paro indefinido de los futbolistas, anunciado por Fabol, y ese día puede declarar desierto el torneo Clausura y dar por finalizada la temporada 2007.


“La Liga está para hacer fútbol, y en tanto no tengamos nada en contrario la programación corre”, dijo el presidente liguero, Mauricio Méndez, en alusión a la tercera fecha del certamen, que debería jugarse entre mañana y el domingo.


La entidad que aglutina a los 12 clubes profesionales del país no recibió hasta ayer comunicación oficial sobre la huelga decretada por Fabol; además se anticipó en considerarla “ilegal”, al no encontrar “argumentos válidos y sólidos” para sustentarla.


Sin embargo, la Federación Boliviana de Fútbol (FBF) recibió la resolución de Fabol, por lo que es un hecho que este fin de semana no habrá actividad liguera, a no ser que hoy se encuentre una solución.


“La amenaza de paro es ingresar en un callejón sin salida”, advirtió Méndez, quien ratificó que si la huelga es consumada, a los clubes no les quedará otra que declarar desierto el torneo en actual disputa y dar por finalizada la temporada 2007.


Según el presidente liguero, no es ninguna preocupación asumir una medida de ese tipo si se trata de honrar el contrato de derechos de televisación. “Hoy mismo (ayer) estamos mandando una nota a la empresa Ecor haciéndole una propuesta para ampliar un semestre el contrato”, a fin de que no quede suelto el tiempo que puede estar parado el certamen.


“Fabol quiere obligarnos a ir en contra de la norma”, aseveró, al referirse al pedido de los futbolistas de que se permita la transferencia de jugadores de un club a otro a mitad de temporada. “La norma no la puede cambiar la Federación, no la puede cambiar la Liga, no la puede cambiar la Asociación Nacional. Ésa es atribución única del Consejo Superior de la Federación Boliviana, y éste ya se ha reunido y ha tratado


el asunto, y en la votación se determinó no modificar nada”, recordó.


Hizo notar que no se aprobó el cambio en el reglamento de transferencias porque los clubes corrían el peligro de que sus jugadores quieran cambiar de divisa para mejorar sus condiciones económicas, en virtud de las ofertas que tenían, pero en desmedro de aquellos que les contrataron a principio de la temporada.


Méndez también dijo que la otra solicitud de Fabol, de que los clubes cumplan los fallos del Tribunal de Resolución de Disputas (TRD), es algo en lo que no tiene nada que ver la Liga, por ser ése un organismo de la FBF; sin embargo, puso de manifiesto que los clubes están dispuestos a pagar lo que deben a los jugadores en cuanto reciban los recursos de parte de la Federación, por la participación en los ingresos por concepto de la asistencia de la Selección Nacional a la Copa América.


“Puedo certificar que la Federación no ha cobrado aún ese dinero y, por tanto, la Liga no ha recibido nada y los clubes tampoco”.


La Liga asegura que la puesta en vigencia del contrato único —que también reclaman los futbolistas— será desde 2008, tal cual se acordó con Fabol.


“Me parece increíble que luego de firmar un convenio con el señor David Paniagua, hace 10 días, en el que nos comprometimos a que en el mes de agosto la Liga iba a estudiar el borrador de contrato y el Estatuto del Jugador, ahora pretendan, porque no se dio la apertura del libro de pases, parar el campeonato argumentando un sinnúmero de cosas que no debería estar en esta agenda”. Si se cumple el paro “será un perjuicio para todos porque inclusive afectará el trabajo de la Selección”, que debe alistarse para jugar las eliminatorias mundialistas a partir de octubre.


No hay comentarios:

Publicar un comentario