Buscar este blog

martes, 9 de octubre de 2007

Bolívar S.A. será la vía para captar una fuerte inversión

;
“Operación Centenario” se denomina el proyecto que anoche se transformó en el paso inicial para propiciar una transición en el club Bolívar, que apunta al nacimiento de una sociedad anónima, “acorde a la evolución del fútbol en el mundo”, y que recibió el visto bueno de los más de 400 bolivaristas reunidos en el Club de La Paz.

“No es algo coyuntural ni una mera fórmula de salvación, sino un programa de gran transformación y de largo alcance”, expresó el ex presidente Guido Loayza Mariaca.

La propuesta tiende a “conjugar lo deportivo con lo empresarial” a través de “una cultura nueva, con tecnología y gente preparada para utilizar ésta, y que el club ingrese en una nueva fase para propiciar su crecimiento y con el transcurrir de los años se haga autosostenible”, explicó en parte de su alocución Loayza.

Sin tocar al Bolívar como club, los ex presidentes ofrecen dotarle de una nueva estructura con la creación de una empresa de inversiones y servicios que administre bien el patrimonio, pero que a la vez fortalezca la parte deportiva, expresada en el primer plantel profesional.

“Bolívar está hoy mal deportivamente, tiene muchos problemas institucionales; económicamente está tremendamente complicado y no hay soluciones, de parte del actual directorio, a todo lo que está viviendo”, sostuvo Loayza.

Esa situación es parte de “un proceso de deterioro progresivo” que viene desde hace tiempo y que, después de pasar por varias etapas, ha generado hoy en día un vacío institucional, ha creado un sistema excluyente y cerrado, y lo que hace años era un gran directorio, hoy es un grupo minúsculo de personas que está a cargo de una de las entidades más prestigiosas del país.

“Un grupo tan pequeño que ha generado divorcios, con sus asociados, con su hinchada, con su primer plantel y hasta con el periodismo, no puede manejar una institución como el Bolívar, es hasta una falta de respeto”, enfatizó Loayza.

Bajo las actuales circunstancias, los ex presidentes consideran que la “Academia” está atravesando por una “debacle”, porque el club deportivamente ha perdido su prestigio y está “moribundo” como institución, urgido por ser sometido “a una cirugía mayor” para salvarse.

“Bolívar está acostumbrado a estar en los primeros sitiales y hoy no puede estar ni siquiera entre los seis primeros del fútbol boliviano, que dicho sea de paso es muy poco competitivo”.

Según el plan, el club está obligado a ver el futuro con una nueva visión, con unidad que genere un nuevo liderazgo y a efectuar no sólo un cambio coyuntural, sino “un cambio de era”, que en lo deportivo le ayude a volver a ser el número uno del país y uno de los más prestigiosos en el continente, pero que también sea una institución consolidada, con una economía saneada y un manejo transparente.

“Los cambios nunca son sencillos, siempre son resistidos, duelen y hacen padecer; pero hay que hacerlos porque ayudan a ser mejores”, expresó Loayza.

Según el proyecto, a la creación de la sociedad anónima, Bolívar tendría que aportar con su patrimonio, pero también con sus deudas, y los inversionistas —convertidos en los socios mayoritarios, porque serían los administradores de la sociedad— tendrían que poner un fuerte capital y recibir acciones a cambio de sus aportes.

Loayza dio a entender que muchos empresarios ya fueron contactados y están de acuerdo con invertir en el club, siempre y cuando sea bajo condiciones transparentes.

El ex presidente advirtió que ningún inversionista pondrá dinero si primero no se clarifican los manejos.

La cantidad que Bolívar debe “es grandísima” y genera demasiadas susceptibilidades, pues sus principales acreedores son los propios dirigentes, sus abogados, sus empleados y hasta los familiares de éstos.

“La sociedad anónima se haría cargo de honrar las deudas, de acuerdo con lo que determine una auditoría de acreencias”.

En la parte operativa, el proyecto propone que la sociedad anónima se haga cargo de administrar y mantener los activos del club y de proveerle al primer plantel de fútbol de buenas condiciones para que desarrolle su labor. Que obtenga recursos de los trabajos financieros, de auspicio, venta de derechos televisivos, recaudaciones, etcétera; pero que éstos también beneficien al primer plantel para contratar cuerpo técnico y jugadores de primer nivel.

“La sociedad sacará del vestuario los problemas económicos y a los jugadores se les pagará cada fin de mes. El plantel se dedicará a jugar al fútbol y la empresa a administrar el club”.

“Cambio generará crecimiento empresarial y deportivo”

Bolívar tiene un patrimonio que no le reditúa ninguna ganancia. Los gastos son más que los ingresos y las pocas personas que se han hecho cargo de conducir a la entidad en los últimos tiempos no tienen de dónde obtener dinero para cubrir la deudas ni una solución que le saque de su crisis.

Ésas son parte de las conclusiones del estudio que efectuaron los ex presidentes y que les llevó a proponer una nueva estructura, y si ésta se adopta, será “fácil y sencillo” hacer viable a la entidad, aseguró Loayza.

El Gran Centro de Obrajes, su principal edificación, “genera —según los balances del propio club— más gastos que ingresos”, el estadio Simón Bolívar “está reducido a apenas un campo de entrenamiento que no cumple las condiciones mínimas para darle comodidades al primer plantel” y todos los manejos económicos actuales son a pérdida, lo que, al paso que va, hace que se ponga en peligro su patrimonio.

Con la sociedad anónima, afirmó Loayza, se propone un Bolívar que sea sólido “a través de una simbiosis, que es la asociación de dos partes para formar una tercera, y que ninguna pierda, sino que todas se beneficien”.

El directorio de Bolívar será parte de la sociedad anónima y se encargará de vigilar por el bienestar de la entidad, que hoy “es como una tierra sin labrar, pero que con el cambio generará crecimiento empresarial y deportivo para, paso a paso, a futuro convertirse en un club para los socios y una institución para La Paz”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario