Buscar este blog

lunes, 1 de octubre de 2007

Clausura 2007 Grupo A Ultima F.: Destroyers 4 - The Strongest 1

;


Nada que hacer. Luego de la contundente victoria sobre The Strongest (4-1) en el Tahuichi, jugadores, hinchas y miembros del cuerpo técnico de Destroyers pusieron el oído a la radio y comenzaron a rezar. Aurora le ganaba por 2-1 a Universitario, pero faltaban ocho minutos para que los chuquisaqueños le dieran una mano ya que hasta el empate les venía bien. De pronto vino la noticia fatal: acabó el duelo en el Capriles y el canario, pese a su claro triunfo, descendió de categoría y en 2008 tendrá que volver a la ACF.
El camino desde la cancha hasta el camarín, luego de finalizado el duelo, se tornó largo para los jugadores. Los únicos que se quedaron en la mitad de la cancha buscando una explicación, fueron los paraguayos Óscar Espínola y Francisco Argüello. Llantos, cabezas gachas y silencio total en el camarín destroyano. La cabeza visible del club, Luciano Negrete, optó por marcharse sin emitir declaraciones, aunque luego, con la cabeza más fría, dijo que no se va a ir y que más bien intentará conformar un directorio sólido y un equipo que sea protagonista y busque el ascenso a la Liga el año que viene.
Los fieles hinchas, aún apostados en las graderías, tampoco se movían esperando el último desenlace, que tras conocerlo, se retiraron cabizbajos a casa. La falta de una estructura dirigencial, la falta de gol en partidos clave, de un cuerpo técnico estable que hubiera amalgamado objetivos junto a la dirigencia y los jugadores, terminó pasando la factura. “Es injusto por como se jugó en el último tramo del torneo; me hubiera gustado haber llegado antes”, dijo Antonio Gigliotti, que junto a Alejandro Ardaya agarró el barco cuando prácticamente se iba a pique.
El partido de ayer se lo ganó bien, levantándose en el momento justo pese a comenzar en desventaja porque The Strongest, a los 5 minutos, ya estaba arriba con gol de Jaime Cardozo. Vino la reacción a los 10’ a través de Aldo Peña y de ahí fue a esperar. De pronto se escucharon aplausos. Desde Cochabamba se anunciaba el gol de Universitario (15’) marcado por Gallegos. La jornada se veía redonda antes de que acabara la primera etapa porque, Uriona (39’) puso el 2-1 de penal. En el complemento, además de intentar mantener el resultado, hacía falta una ‘manito’ de los capitalinos.
A los 54’ y para darle tranquilidad al partido, Patrick Alves, que jugó como único hombre en punta, logró un golazo arrancando desde atrás y definió cruzado. El brasileño hizo en los últimos partidos los goles que falló en el año. El 4-1 definitivo fue obra de Aldo Peña (75’) que aprovechó una garrafal falla de Romero para celebrar. Pero en Cochabamba ya estaba 2-1 Aurora y el ambiente de un momento a otro se enrareció, se perdió el júbilo de los primeros minutos. Al final el resultado no cambió ni en el Tahuichi ni en el Capriles. Destroyers se fue y Aurora va al indirecto.

Las tres razones

Faltó una estructura
La ausencia de un directorio que esté integrado por un conjunto de personas, que formen las diferentes carteras fue el mal que padeció el equipo desde que debutó en el profesionalismo en 2005. El presidente y un par de dirigentes más eran los que batallaban para mantener el barco a flote.

Perdió puntos clave
A pesar del esfuerzo económico que hizo la dirigencia al contratar a jugadores de nivel y conformar un buen equipo, esto no fue suficiente, ya que el plantel perdió puntos en casa, que a la larga pesaron al momento de dividir por el punto promedio. La falta de gol fue un mal que padeció Destroyers.

Mal aprovechado
El receso por la Copa América no fue bien aprovechado por la gente canaria, que en lugar de trabajar todo ese tiempo, los jugadores tuvieron 15 días de vacaciones, siendo que tenían al frente un buen panorama para salir airosos. Muchos volvieron gordos. Otro de los factores clave, fue la falta de un buen arquero.

Confían en Gigliotti para el 2008
En manos de Antonio Gigliotti está la misión de conformar un plantel que sea capaz de emprender la misión de retornar lo más pronto posible al profesionalismo. El directorio pretende que el DT continúe al mando del equipo y que dependerá de él si acepta o no el reto de devolver otra vez la Máquina Vieja a la Liga.
Desilusionado por el descenso, Luciano Negrete, presidente del club, no quiso hablar sobre el futuro de la plantilla de jugadores, argumentando que se reunirá con el entrenador para analizar la situación y que recién ahí podría hablar sobre los futbolistas.
Lo que sí adelantó el presidente canario, es que no dará un paso al costado de la institución y luchará porque al año Destroyers gane el campeonato de la ACF y luego la Copa Simón Bolívar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario