Buscar este blog

miércoles, 3 de octubre de 2007

El Tribunal de Justicia Deportiva deja sin efecto impugnación de Real Potosí

;
La Prensa

Los nubarrones que amenazaban con desatar una tempestad sobre la Liga se esfumaron ayer, cuando el Tribunal de Justicia Deportiva (TJD) comunicó que no dio curso a la impugnación presentada por Real Potosí en contra de Bolívar, porque detectó fallos procedimentales.

La decisión dejó sin efecto el peligro que corría el trinitario Real Mamoré, de perder su sitial en el hexagonal final del torneo Clausura de la Liga, y confirmó la eliminación de Real Potosí, que pretendía observar la supuesta mala habilitación del jugador “celeste” Rubén Melgar.

Ni siquiera fue necesario que el TJD reúna a sus miembros, porque como las normas lo permiten, el presidente del Tribunal, Fernando Ledezma, después de analizar la documentación sobre el caso, rechazó su tratamiento.

Como era de esperarse, la dirigencia de Real Potosí protestó la medida y su presidente, Samuel Blanco, anunció que su club irá hasta las últimas consecuencias.

Aunque Ledezma no dio detalles de los fallos de procedimiento que esgrimió, ayer trascendió que la dirigencia del club potosino envió toda la documentación directamente al Tribunal de Justicia Deportiva, y no a la Liga, lo que Blanco desmintió.

Según el presidente de Real Potosí, los documentos fueron remitidos directamente al fax de la Liga y dentro del plazo

reglamentado.

Fuentes ligueras dijeron que, tras darse cuenta de su error, los dirigentes potosinos intentaron enmendarlo efectuando un nuevo envío el día lunes, cuando el plazo ya había

fenecido.

Ledezma dio por cerrado el caso. “Si la impugnación ha sido rechazada ni siquiera amerita tratarla. Hubo errores procedimentales de fondo cuando los dirigentes de Real Potosí la plantearon”, confirmó.

A través de la impugnación, Real Potosí aspiraba a ganar dos puntos en mesa de los tres que estuvieron en juego en el partido con Bolívar, que terminó igualado sin goles. Si su demanda hubiera sido aceptada y luego comprobada, le hubiera permitido saltar del cuarto al tercer lugar de la tabla de posiciones del grupo B, en desmedro de

Real Mamoré.

El club trinitario, que no tenía participación alguna en la impugnación, ganó en cancha su derecho de jugar el hexagonal final al clasificarse, al cabo de la primera fase del torneo, detrás de La Paz Fútbol Club y Wilstermann, merced a un empate en la última fecha con Bolívar.

El presidente de la Liga, Mauricio Méndez, no contestó ayer su celular, y otros dirigentes dijeron no saber de una comunicación oficial sobre la decisión que adoptó el Tribunal.

Ledezma también informó que las impugnaciones de Bolívar a Oriente Petrolero y viceversa siguen pendientes, pues faltan informes complementarios que los mismos clubes solicitaron; aunque cualquiera sea el fallo, éste no provocará ninguna modificación entre los equipos clasificados al hexagonal final.

El Tribunal se reunirá mañana para tratar ambos casos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario