Buscar este blog

martes, 16 de octubre de 2007

Pinto pondrá más gente para defender

;

LA Prensa

La Paz es “una ciudad que en Sudamérica, a nivel futbolístico, es temeraria”. Ese calificativo utilizó ayer el técnico de Colombia, Jorge Luis Pinto, al referirse a la sede del partido de mañana frente a Bolivia por la segunda fecha de las eliminatorias mundialistas. Obviamente es un tema de altura, cuyos efectos no tendrían que sentir mucho sus futbolistas, si se toma en cuenta que entre Bogotá, donde jugaron el domingo con Brasil, y La Paz no hay gran diferencia.

“Es temeraria por sus especiales condiciones”, agregó, y “porque su Selección (la boliviana) llega en un momento difícil después de lo que afrontó en Uruguay”, la goleada recibida el sábado en el estadio Centenario (5-0).

Según publicó ayer diariodeportivo.com de Colombia, la selección “cafetalera” no vendrá confiada a La Paz, y más bien Pinto la considera una incursión peligrosa “por la necesidad con la que llegan los bolivianos” al partido.

“Seguramente van a salir con mucha agresividad, haciendo correr la pelota y es ahí donde debemos saberlo controlar y estar atentos, muy atentos”, dijo el técnico.

Pinto no quiso dar ayer muchos detalles sobre la formación que empleará frente a Bolivia. “Debemos esperar cómo termina la recuperación de ‘Totono’ (Freddy Grisales) e igualmente valoraremos la evolución de otros muchachos que estuvieron el domingo, porque junto al departamento médico queremos que fisiológicamente el que compita en la altura y en una plaza tan difícil esté al ciento por ciento”.

Lo evidente, según la prensa colombiana, es que Pinto efectuará hasta cuatro cambios en la formación de su equipo. Ayer respondió con un “puede ser”, y dio lugar a que se considere probable que cambie los dos laterales, como también que en la mitad de la cancha utilice un volante más de marcación y deje apenas a un delantero.

La mayor cantidad de variantes se puede dar en la defensa, pues iniciarían los defensores Gerardo Vallejo y Javier Arizala, en reemplazo de Camilo Zúñiga y Estiven Vélez, según la agencia Efe que cita al diario El Tiempo.

Se estima que Colombia no necesita atacar tanto en La Paz y por eso deja en el banco a los dos laterales que iniciaron el cotejo contra Brasil que, a juicio de propios y extraños, lo hicieron bien.

En el medio campo iniciaría Aldo Leao Ramírez, por David Ferreira.

Carmelo Valencia, en la línea ofensiva, sería “el fijo”. La dupla atacante que arrancó contra Brasil fue García-Rentería.

Otro de los puestos que tendría cambio sería el de portero.

Agustín Julio hizo contra Brasil un excelente trabajo,

pero Róbinson Zapata, que pagó una fecha de suspensión, tiene sus méritos y era, incluso, el titular.

Colombia empató con Brasil el domingo, en el debut de ambas selecciones en las eliminatorias. Ese día, tras el cotejo, Pinto consideró que hicieron más como para sólo obtener un punto, y los medios periodísticos lo ratificaron: el equipo anfitrión merecía la victoria ante una selección brasileña opaca a pesar de sus figuras.

“Todos respondieron con efectividad a los conceptos tácticos que hemos planificado y trabajado, y además tuvieron criterio con la pelota, entonces todo eso satisface”, sostuvo ayer el seleccionador.

Colombia mantuvo, sobre todo, una armonía en todas sus filas para evitar que los hábiles jugadores brasileños les sorprendieran. “Me gustó todo, o mejor, casi todo, menos la definición porque creo que si hubiésemos estado más finos, habríamos sumado de a tres”.

En La Paz se prevé que Colombia sea cauta y, si se confirma que Pinto pondrá sólo un delantero, dará lugar a esperar que su equipo haga lo que hace la mayoría cuando viene a Miraflores, jugar de contragolpe.

La delegación llegará esta noche en vuelo chárter

De Bogotá directo a La Paz en vuelo chárter. La selección colombiana aterrizará esta noche, entre las 19.00 y las 20.00, en el Aeropuerto Internacional de El Alto. Antes de subirse al avión, el grupo se entrenará por la mañana aún en su territorio, en la que será su última sesión antes de rivalizar con Bolivia, pues no está previsto que sus jugadores ni siquiera cumplan el reconocimiento de campo del estadio Hernando Siles.

Su avanzada, que llegó ayer, lo tiene todo listo. El Hotel Radisson será su cuartel general en territorio paceño hasta el jueves, cuando el grupo emprenda la retirada.

El gerente general de la Federación Colombiana de Fútbol, Alonso Amorocho, y el médico de la selección, Miguel Alexander Niño, se hicieron cargo de los preparativos.

“La altura es una realidad fisiológica, pero los deportistas bien preparados deben ajustarse a competir a nivel del mar, alturas medias, a grandes alturas, etcétera. Así como esperamos que otros equipos vayan a nuestro estadio, respetamos que Bolivia haya elegido a La Paz y venimos con la predisposición de ganar”, dijo Niño.

Anticipó que no hay futbolistas severamente golpeados y que todos estarán a disposición del entrenador para jugar frente a Bolivia.

“Todas las selecciones saben que para avanzar también deben sumar unidades como visitantes y ése es el propósito de nuestro plantel”, concluyó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario