Buscar este blog

martes, 20 de noviembre de 2007

Desafío . Bolivia busca su reivindicación

;


El deber

Es hora de la revancha, al menos, así lo sienten los jugadores y el cuerpo técnico de la selección nacional. El encuentro de hoy frente a Venezuela (18:40 hb) en San Cristóbal, por la cuarta fecha de las eliminatorias, no sólo es clave para acomodarnos en la tabla de posiciones, sino también para elevar el ánimo de un plantel venido a menos, a raíz de los malos resultados. Tras la derrota del sábado pasado frente a Argentina, varios jugadores anticiparon que frente a Venezuela se iba a ver a otra Bolivia, quizá más agresiva, porque la apuesta se centra en obtener los tres puntos en disputa.
El plantel se instaló ayer en San Cristóbal, pasadas las 16:30, luego de extenuantes viajes, primero desde Buenos Aires a Caracas y posteriormente hasta la ciudad donde se jugará hoy. Los futbolistas llegaron exhautos, por lo que el cuerpo técnico, encabezado por Platiní Sánchez, para el reconocimiento del estadio Pueblo Nuevo, elaboró un plan de trabajo liviano, que consistió en elongación y en el repaso rápido al sistema que se empleará. Después fue volver al hotel y tras la cena hubo descanso pleno en procura de recuperar las fuerzas perdidas por las muchas horas en avión.
Situación diferente a la de su rival, que tras jugar con Colombia, también el sábado, retornó de inmediato a su país en vuelo chárter. Los venezolanos volverán a jugar ante su público luego de la derrota frente a Argentina (2-0), y tanto el periodismo como los aficionados están confiados en obtener una victoria ante la que consideran ‘la selección más débil’ de estas eliminatorias. Uno de los que vuelve en el equipo de Richard Páez, es el zaguero Alejandro Cichero, que no jugó en Bogotá por estar suspendido por amarillas. Hará dupla en la última línea con José Manuel Rey.
En la selección, Platiní Sánchez no ha confirmado el onceno, aunque se prevé la inclusión de entrada de Luis Gatty Ribeiro por Miguel Hoyos, en el carril derecho, y de Jhasmani Campos por Limberg Gutiérrez, en la zona de creación. La otra duda está en el ataque, es muy probable que juegue Marcelo Martins (en vez de Cabrera) con Jaime Moreno, o en todo caso bajar al atacante del DC United como enganche y colocar en ofensiva a Cabrera, junto a Martins. El del Cruzeiro de Brasil no ha sido titular en ninguno de los encuentros oficiales de la selección, pero las veces que entró dejó buena impresión.
El resto del equipo será el mismo, con Carlos Arias ratificado en el arco, y con Méndez y Raldes como la pareja de centrales. Por izquierda es casi un hecho que Sánchez ratificará su confianza a Luis Alberto Gutiérrez, mientras que como volantes estarán Ronald García y Nicolás Suárez. Como alternativa en esta zona queda Gualberto Mojica, que no fue tomado en cuenta en Buenos Aires.
“El viaje fue largo. El objetivo ahora es otorgarle reposo para recuperar fuerzas”, dijo José Antonio Vaca, el preparador físico de la selección. “Éste es el partido para reivindicarnos”, dijo Ronald García, uno de los pilares en el medio campo. Los partidos frente a Venezuela son siempre especiales para los boliviano; además de los puntos en cancha, se juega el ‘orgullo’ por no ser los peores del continente, más allá de que en este momento Ecuador esté sumido en el último lugar sin ninguna unidad.
En la Copa América de junio pasado, ambas selecciones abrieron el torneo y el resultado fue un empate a dos goles. Para Bolivia marcaron Juan Carlos Arce y Jaime Moreno, dos de los jugadores más destacados del campeonato que ganó Brasil.

Sobrecarga por un viaje muy largo
El largo viaje de casi dos días (desde Buenos Aires a San Cristóbal) será un factor más que los jugadores de Bolivia deberán superar cuando se enfrenten a Venezuela hoy. Al final de la tarde de ayer, la delegación recién pudo llegar al hotel Castillo de la Fantasía. Inmediatamente los dirigidos por Erwin Sánchez fueron a reconocer el estadio Pueblo Nuevo.
El retraso fue extremado, ya que se perdió tiempo valioso para descansar y para trabajar en la planificación del partido. En principio todo estaba acordado para que la delegación llegara el domingo por la tarde a San Cristóbal (desde Argentina partieron a las 6:00). Sin embargo, los retrasos en los vuelos obligaron a que el cuerpo técnico decidiera que pasaran la noche en Caracas, para viajar al día siguiente y llegar al hotel de concentración a las 11:00.
Otra vez hubo retraso, porque el vuelo Caracas-San Cristóbal salió más tarde de lo previsto. Lo cierto es que el combinado boliviano llegó a la sede del partido recién cerca de las 18:00. Luego de acomodar sus ‘pilchas’ salieron al estadio Pueblo Nuevo para pisar el campo, el cual la mayoría conoce, ya que allí jugó por la Copa América.

Eliminatorias

Los últimos partidos en Venezuela

18 de julio de 1993 (EEUU 94)
Venezuela (1-7) Bolivia
8 de junio de 1997 (Francia 98)
Venezuela (1-1) Bolivia
28 de junio de 2000 (Corea-Japón 02)
Venezuela (4-2) Bolivia
18 de noviembre de 2003 (Alemania 06)
Venezuela (2-1) Bolivia

De taquito

Bien atendidos
Los bolivianos son huéspedes especiales para los funcionarios del hotel Castillo de la Fantasía, porque ya los atendieron durante la Copa América.

Todos bien
A pesar del largo viaje, hay tranquilidad en el cuerpo médico, porque no hay lesionados. El DT tendrá a todos a disposición.

Buscados
La prensa tuvo que ingeniárselas para buscar información de la selección, ya que la delegación se la pasó viajando y no estuvo en un lugar fijo.

Vuelve rápido
Tras el partido contra Venezuela, los siete legionarios que convocó Erwin Sánchez regresarán a sus respectivos equipos.

Muy cerca
Un kilómetro de distancia separa al hotel de concentración de Bolivia del estadio Pueblo Nuevo. Esta situación fue prevista por Carlos Aragonés.

Que no llueva
A pesar de que hay buen clima en San Cristóbal, Platiní espera que no llueva para poder desempeñar un buen fútbol.

No hay comentarios:

Publicar un comentario