Buscar este blog

martes, 13 de noviembre de 2007

Mojica juega sólo en la Selección

;




La Prensa

Juan Román Riquelme no juega en su club, pero sí lo hace en la Selección argentina. Con Gualberto Mojica pasa lo mismo en la Selección boliviana, aunque las diferencias entre uno y otro son demasiado grandes. Los dos, unidos por una parecida realidad, quizás se enfrenten el sábado en Buenos Aires, cuando Argentina y Bolivia jueguen por la tercera fecha de las eliminatorias mundialistas para Sudáfrica 2010.

No hay forma, en todo caso, de comparar las realidades de ambos. Riquelme no juega en el Villarreal español por marcadas diferencias con la directiva de ese club y con el entrenador, pero son muchos los clubes en el mundo, varios de ellos muy grandes, que quisieran tenerlo en sus filas.

Así lo entendió el técnico de la selección argentina, Alfio Basile, y a pesar de estar inactivo en su club, convocó a Riquelme y éste no le falló. Basta recordar que fue una de las figuras en la primera fecha de las eliminatorias mundialistas, cuando Argentina superó a Chile (2-0) con dos goles suyos.

En cambio, Mojica no tiene ni el apellido Riquelme ni el talento de éste, y tampoco problemas de otra índole lo han apartado de las actuaciones de su club, el rumano CRF 1907; sencillamente no es tomado en cuenta porque su rendimiento no convence al cuerpo técnico.

Sin embargo, es uno de los infaltables cuando Erwin Sánchez elabora la lista de jugadores convocados a la Selección Nacional. De hecho, es uno de los que primero llegan a las concentraciones, pues su club, que no lo utiliza, no tiene problemas en cederlo cada vez que es llamado. Por supuesto es uno de los jugadores que están trabajando en Santa Cruz para los próximos cotejos de eliminatorias.

Convocando a Mojica, “Platiní” ha roto uno de sus principios, que era tomar en cuenta sólo a jugadores activos en sus clubes y mejor si éstos eran titulares. Aunque a otros no les da la misma oportunidad que al mediocampista.

Después de su notable actuación en 2005 con Blooming, con el que fue campeón del torneo Apertura, el futbolista fue transferido al CRF 1907, que lo cedió al Pacos Ferreira de Portugal, donde estuvo hasta 2006. Regresó a Rumania, pero hasta ahora no ha podido jugar.

“Mojica no ha disputado ni un partido oficial con la camiseta del CRF”, confirmó Tudor Pop, integrante de la comisión de prensa del CRF 1907.

El mediocampista boliviano sólo juega esta temporada partidos de Selección Nacional. Salvo el amistoso contra El Salvador, en noviembre del año pasado, que marcó el debut de “Platiní” al frente de la Verde y el más reciente choque con Uruguay, por las eliminatorias mundialistas, en todos los demás partidos, sean amistosos u oficiales, fue titular. Eso significa que jugó nueve de 11.

Mojica no estuvo frente a Uruguay porque formó parte del grupo que se quedó en La Paz para adaptarse a la altura. Reapareció ante Colombia en Miraflores, en el cotejo más reciente que jugó la Selección.

Mientras que el técnico rumano Ioan Andore no lo toma en cuenta ni para el banco de suplentes, Erwin Sánchez sí lo hace y aplaude el que, de los que actúan afuera, siempre sea el primero en llegar. La Federación Boliviana de Fútbol (FBF) ni siquiera se ocupa de recurrir a la norma FIFA para que el futbolista venga, pues sólo hace falta para ello comunicarle a su club que está convocado.

A Riquelme, gran parte de los argentinos lo consideran titular inamobible en la selección de su país, así no juegue en su club. Mojica no puede decir lo mismo, aunque quizás Sánchez tenga sobradas razones para no desperdiciarlo, como también algunos clubes del país quisieran tenerlo.

A los otros “legionarios” les va mejor

La tendencia de Erwin Sánchez para conformar sus equipos para las actuaciones en el exterior, sean amistosos, de Copa América o eliminatorias, ha sido la de tomar en cuenta como base a los futbolistas que actúan afuera, entre ellos Mojica.

Pero a diferencia del “rumano”, a los otros les va mejor en sus clubes, pues al menos, si no siempre, son tomados en cuenta algunas veces.

El delantero Diego Cabrera es, en este momento, la mejor expresión de un boliviano activo afuera, merced a que se ganó la titularidad de manera indiscutible en el Cúcuta colombiano a fuerza de goles, y ya lleva 11 en la primera fase del torneo Finalización, siendo el mayor goleador extranjero.

Aunque a su equipo le va mal en Argentina, Ronald Raldes se mantiene firme en el Rosario Central, del cual además es su capitán.

Jaime Moreno, el goleador histórico del fútbol de Estados Unidos, con el DC United, dejó de jugar sólo cuando estuvo lesionado. Después, siempre dijo presente hasta que, hace unos días, su equipo fue eliminado del torneo de la MLS.

También es indiscutible titular Ronald García, el mediocampista del Aris de Grecia; últimamente ha jugado partidos de liga y de la Copa UEFA. El pasado domingo convirtió un gol en el triunfo de su equipo sobre el Atromitos (2-1), por la Súper Liga griega.

Marcelo Martins está de capa caída. Luego de mostrarse en el Cruzeiro, anotando seis goles y siendo titular en varios partidos, ha vuelto al banco de suplentes y, por tanto, se estancó su cuota goleadora.

Por último, Juan Carlos Arce jugó unos minutos el domingo para el Corinthians, que igualó con el Goiás a uno. El delantero ha sido poco utilizado en el último tiempo en Brasil.

EL APUNTE: llegaron los dos “brasileños”

Los “brasileños” Marcelo Martins (Cruzeiro) y Juan Carlos Arce (Corinthians) llegaron ayer, pero no se entrenaron; lo harán a partir de hoy. También se espera que empiecen a trabajar Diego Cabrera (Cúcuta de Colombia) y Ronald García (Aris de Grecia), cuyo arribo a Santa Cruz estaba previsto para esta madrugada. Con ellos, la Selección Nacional sesionará completa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario