Buscar este blog

domingo, 9 de diciembre de 2007

Ahora, a jugarse el todo por el todo

;
La Prensa


El arquero Machado (de plomo) despeja el esférico ante Andaveris (izq.), Gualé y Paz, en el ensayo azulgrana.

La Paz Fútbol Club y San José disputan en Miraflores la primera final del torneo Clausura

Nunca antes La Paz Fútbol Club había llegado tan alto en el fútbol boliviano, y a partir de hoy —cuando reciba a San José en Miraflores— deberá quemar los últimos cartuchos en procura de consagrarse campeón liguero por primera vez en su historia y devolverle a La Paz un título que le ha sido esquivo en los dos últimos certámenes de la Liga.

Los aficionados que hasta hace poco se ilusionaban con ver en esta finalísima a Bolívar o The Strongest, para no quedarse con las ganas, porque ambos quedaron al margen, y a fin de estar presentes en la definición, pueden ir hoy a Miraflores a ver y alentar al tercer equipo paceño, por el que seguramente al comienzo pocos apostaban que iba a llegar tan lejos.

La primera final del torneo Clausura de la Liga —por tanto, no la definitiva, pues habrá un segundo choque el miércoles en Oruro, y probablemente un tercero— se disputará esta tarde en el estadio Hernando Siles de Miraflores, y estarán frente a frente los que, indudablemente, han sido los mejores equipos del certamen.

Pero La Paz FC tiene un plus, pues antes de que concluya la temporada liguera, y pase lo que pase en esta definición, ya puede exhibir con toda justicia el rótulo de mejor equipo del año, dada su inigualable campaña (sumó en todo el año más puntos que cualquiera) tanto en el torneo Apertura, en el que fue tercero, como en el “Clausura”, en el que está disputando la corona, y si no la consigue, al menos será segundo.

San José tuvo la gran oportunidad de evitar estos partidos con La Paz FC el pasado miércoles, cuando fue hasta Cochabamba a medirse con Wilstermann, con el que sólo pudo igualar sin goles, porque, de haber ganado, a estas alturas el “Santo” y sus seguidores seguirían festejando el segundo título de su historia en el seno liguero.

El “azulgrana”, que va en pos de su primera corona, y después de haberse metido en el “libro gordo” del fútbol boliviano consiguiendo, también de manera inédita, la clasificación a una Copa internacional, logró forzar esta serie final merced a su victoria sobre Blooming (2-1), el mismo miércoles en que el “Santo” tropezó en territorio valluno.

El hexagonal final se cerró con un empate en el primer lugar, cada uno con 18 puntos y muy parecidas campañas, sólo que el orureño, de los 10 partidos que disputó, ganó cinco, empató tres y perdió dos, mientras que el paceño venció también en cinco ocasiones, igualó dos y perdió tres.

En realidad, La Paz Fútbol Club sumó 17 puntos en el hexagonal, y ahí viene la importancia de haber sido ganador de su serie en la etapa preliminar, lo que le otorgó un punto de bonificación (igual que a The Strongest, aunque a éste no le sirvió), la otra razón para estar hoy disputando la finalísima.

En lo futbolístico no hay caso de afirmar cuál de los dos es el mejor, porque tienen rendimientos similares. Sobre todo se parecen en un aspecto: en el de querer ir siempre al frente, ya sea jugando en casa como afuera, y ese detalle lo deberá tener presente hoy La Paz FC para no ser sorprendido como la última vez.

A propósito, estos dos equipos han jugado ya seis veces en lo que va del año. Ése es suficiente motivo para pensar que se conocen de memoria.

La Paz FC juega su primera final

“Queremos demostrar que estamos a la altura”

La Paz Fútbol Club disputará hoy la primera final de su historia como equipo liguero y aspira a ganarla, además de que, al ser local, ésa es una obligación.

El “azulgrana” llegó a la Liga en 2004, y en las cuatro temporadas que ya lleva en la máxima división, ésta es la primera vez que disputará un título.

“Queremos demostrar que estamos a la altura de las circunstancias”, dijo ayer el técnico Sergio Apaza. Y es que a La Paz Fútbol Club se lo considera un equipo “chico”, de hecho lo es, pero a estas alturas de la temporada ya no sorprende que esté peleando por la corona, pues en todo el año ha hecho méritos para llegar al sitial en el que se encuentra.

Para Apaza, ha sido complicado definir quiénes jugarán hoy desde el vamos, y por eso sólo optó por un cambio, la vuelta de Ronald Gutiérrez, su mejor hombre de mitad de cancha, en reemplazo de Aldo Gutiérrez. El resto de la formación será la misma del miércoles, cuando el conjunto paceño venició al cruceño Blooming.

“Nadie se quiere perder este partido”, comentó Apaza, y relievó el buen ambiente y la predisposición que demuestran todos los jugadores bajo su mando.

Ronald Gutiérrez no estuvo en los dos últimos encuentros, debido a una expulsión, y sobre todo en el primero, La Paz Fútbol Club sintió su ausencia.

Apaza no reveló su plan específico para esta confrontación, aunque al ratificar el esquema y a los jugadores se prevé que mantendrá las características habituales. “Vamos a jugar con mucha dinámica, la idea es que nosotros seamos los que manejemos el partido, no el adversario. Lo respetamos a San José, pero creo que tenemos que pensar más en lo que hagamos nosotros”, agregó.

El primer plantel cerró ayer sus entrenamientos cumpliendo una tarea de repaso a jugadas con balón detenido, tanto en ataque como en defensa.

Según Ronald Gutiérrez, da lo mismo ser local primero en esta ronda final, lo que ocurrirá hoy con La Paz Fútbol Club. “De todas formas, hay que jugar los dos partidos y en ambos seremos once contra once. Por ahí prime el estado físico de ambos equipos para que uno de los dos saque ventaja”, dijo.

El “Santo”, con dos delanteros

A pesar de ser visitante San José entrará esta tarde en el “Hernando Siles” de Miraflores a buscar la victoria. Así lo insinúa el hecho de que su técnico, Marcos Ferrufino, haya confirmado ayer la inclusión de dos atacantes, Lisandro Moyano y Mauricio Saucedo, y como volante ofensivo a Alex da Rosa.

En anteriores cotejos de visitante, Moyano fue al banco.

Sin descuidarse de mitad de cancha para atrás, donde también está bien reforzado, el “Santo” aspira a generar un buen volumen ofensivo, y si es posible asegurar un triunfo, a manera de ir más tranquilo a su reducto, el miércoles, y dar la vuelta olímpica delante de su afición.

Saucedo acusaba una molestia, pero se recuperó a tiempo y en la práctica efectuada ayer, en el estadio Jesús Bermúdez, el técnico Marcos Ferrufino lo confirmó en la alineación.

Salvo el brasileño Sandro Coelho, suspendido por acumulación de tarjetas amarillas, todos los jugadores están a disposición de Ferrufino.

“La ausencia de Sandro puede tener alguna incidencia en esta clase de partidos, sobre todo por su experiencia y personalidad, pero también hay otros jugadores con capacidad para reemplazarlo”, sostuvo el DT.

La delegación “santa” está desde anoche en La Paz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario