Buscar este blog

domingo, 23 de diciembre de 2007

Cabrera y Martins se destacaron afuera

;

La Prensa
Diego fue el mejor jugador extranjero en Colombia; mientras que Marcelo brilló con luces propias en Brasil, donde Juan Carlos Arce tuvo aceptable actuación

Bogotá y Sao Paulo / EFE.- El boliviano Diego Cabrera reemplazó con creces este año al panameño Blas Pérez en el Cúcuta Deportivo de Colombia y se convirtió en el jugador extranjero más destacado, mientras que Marcelo Martins también tuvo un buen año defendiendo los colores del Cruzeiro en el torneo brasileño.

Cabrera, de 25 años, arribó a la ciudad de Cúcuta en el segundo semestre de ese año con la meta de superar el punto alto que había dejado Pérez, de gran actuación también en la Copa Libertadores de América en la que su equipo llegó hasta semifinales, en una histórica campaña del conjunto de la frontera con Venezuela.

El cañonero boliviano, quien venía de jugar con el Aurora de su país, en el que había marcado 14 goles durante el primer semestre del año, se convirtió muy rápido en ídolo de la afición de Cúcuta por su gran olfato goleador.

Y lo confirmó al final de la temporada en Colombia, tras haber terminado segundo en la tabla general de anotadores del Torneo Finalización, con 15 goles, a sólo uno del líder, el colombiano Dayro Moreno, del Once Caldas de Manizales.

Como mejor goleador extranjero, Cabrera sacó una ventaja de ocho goles a los segundos, el argentino Adrián Aranda, del Atlético Huila, y el brasileño Fernando Oliveira, del Deportes Tolima, quienes marcaron tantos cada uno.

El delantero tiene contrato hasta junio de 2008 con el Cúcuta Deportivo, equipo que disputará la Copa Libertadores de América.

Su gran actuación con el Cúcuta ha permitido que los ojos de otros equipos internacionales se fijen en él, aunque el goleador asegura que de momento no hay nada concreto.

Con sus resultados, Cabrera ha confirmado que atrás quedaron las noches de indisciplina de las que fue acusado en su país, que no le permitían destacarse como lo ha hecho en Colombia.

“Es que el tiempo ha pasado y maduré. Además, creo que la época que pasé fue propia de una persona joven. Los casos de indisciplina en los que estuve metido los relaciono más con los actos propios de los jóvenes. Eso ya quedó atrás, en la vida todo cambia y yo he cambiado, ahora estoy muy comprometido con el fútbol, y agradecido con Dios por las cosas que estoy disfrutando”, había comentado Cabrera a su llegada al equipo colombiano.

Cabrera se siente ahora tranquilo por lo que pudo hacer en el Cúcuta, hecho que lo llevó a ser tomado en cuenta en la Selección Nacional de su país en los partidos de las eliminatorias sudamericanas del Mundial de Sudáfrica 2010.

En el campeonato brasileño, por otra parte, brilló con luz propia el delantero boliviano Marcelo Martins Moreno.

Fue otra de las revelaciones foráneas de la temporada, además del uruguayo Alberto Acosta (Corinthians) y los chilenos, Jorge Valdivia (Palmeiras) y Claudio Maldonado (Santos), tras convertir importantes goles para el Cruzeiro a partir del segundo semestre.

Si Martins Moreno fue clave con sus goles para el Cruzeiro, en la temporada que termina, su compatriota Juan Carlos Arce cumplió una aceptable campaña con el Corinthians, pese a que el equipo paulista perdió la categoría en el brasileirao.

La frase

Estoy feliz por dejar el nombre del país en alto, eso para mí es un orgullo. En Colombia siempre digo que en Bolivia hay buenos jugadores, sólo hace falta darse una ‘vueltita’”

Diego Cabrera

Deportivo Cúcuta

El dato

Marín, el mejor

El colombiano Vladimir Marín, uno de los goleadores y protagonistas del segundo título consecutivo logrado por el Libertad, fue el jugador extranjero más destacado en la temporada 2007 en Paraguay.

Marín, de 28 años, convirtió nueve tantos que permitieron al cuadro “liberteño” obtener por segundo año consecutivo el trofeo del fútbol paraguayo y clasificarse para la Copa Libertadores América de 2008 y la Copa Sudamericana del mismo año.

Entre 2001 y 2004, Marín jugó en el equipo boliviano Wilstermann.

No hay comentarios:

Publicar un comentario