Buscar este blog

miércoles, 5 de diciembre de 2007

Diego Suárez al Dínamo de Kiev por medio millón de dólares

;
EL DIARIO
El club Blooming cedió al jugador Diego Suárez en medio de millón de dólares, monto que abonará el Dínamo de Kiev, Ucrania, en tres cuotas, según informó el propio jugador en conferencia de prensa ofrecida ayer.

El jugador, en compañía de su abogado, Víctor Hugo Pérez, declaró que el viernes 16 de noviembre, la entidad recibió 240 mil dólares que directamente fueron a la cuenta del presidente del club, Carlos Bendeck. El segundo pago será de 110 mil dólares y se hará efectivo en agosto de 2008 y el saldo, 150 mil dólares, cuando cumpla 18 años, dentro de año y medio aproximadamente.

En el acuerdo firmado entre ambos clubes, existe una cláusula de confidencialidad por la que Bendeck optó por no revelar otros detalles ni opinar sobre el caso.

“Estoy agradecido con el club Blooming, con el técnico y sobre todo con Modesto Molina, quien me llevó y me mostró en el club Blooming. Tuve que ir a hacer una prueba y eso ya fue importante para mí”, dijo el joven jugador.

El futbolista permanecerá en Santa Cruz hasta la primera semana de enero, en uso de sus vacaciones y regresará a Ucrania el martes 15 de enero para comenzar a entrenarse.

En compañía de su padre, Diego Suárez visitó la localidad de Pailón, lugar donde nació, y aprovechó su estadía para jugar con sus amigos de barrio un partido de fútbol.

El club Dínamo dio trabajo y estadía a la familia del jugador en Ucrania.

Suárez debutó a los 15 años en el primer plantel del club Blooming, en un partido sostenido contra el Santos de Brasil, correspondiente a la primera fase de la Copa Libertadores de América.

Después de su buena actuación comenzó un conflicto entre la entidad cruceña y el apoderado, el futbolista retirado Modesto Molina.

El problema fue que Suárez, por ser menor de edad, no podía firmar un contrato laboral con Blooming, aunque el Presidente de la entidad aseguró que el jugador sí había firmado un acuerdo de estas características.

Molina pretendía ceder al jugador a un club de Europa. Los blooministas acusaron de estafador al apoderado.

Este tema fue ventilado por un juzgado del menor, aunque la causa no avanzó, mientras Suárez no asistía a las prácticas de Blooming. Así transcurrió el tiempo y como el problema no parecía resolverse, el jugador viajó a Ucrania para probarse, con éxito, en el Dínamo de Kiev. (SANTA CRUZ, APG)

No hay comentarios:

Publicar un comentario