Buscar este blog

miércoles, 16 de enero de 2008

Figueredo dice que el veto no va a torneos regionales

;
Sin importar la altura en la que estén ubicadas, las sedes naturales de los clubes que compitan en la Copa Libertadores de América y la Copa Sudamericana serán respetadas, anticipó Francisco Figueredo, secretario Ejecutivo de la Conmebol, a la agencia AP en Asunción, Paraguay.

Ese criterio permite a San José, Real Potosí, La Paz Fútbol Club y Cienciano (Perú) jugar la Libertadores en sus estadios, ubicados a más de 3.000 metros. Situación cuestionada por la directiva de Brasil, en particular por Flamengo.

Sin embargo, el mismo dirigente mantuvo dudas sobre las sedes en las que se compiten las eliminatorias hacia Sudáfrica 2010.

“No puedo adelantar una opinión sobre qué decisión se tomará en Santiago, pero hay que tener en cuenta que las eliminatorias son un torneo organizado por la matriz del fútbol mundial, no son un campeonato regional”, apuntó.

La Conmebol se reunirá el martes próximo en Santiago de Chile para evaluar la decisión reciente de la FIFA. Con la nueva resolución, los bolivianos pierden su estadio de La Paz y Ecuador el de Quito.

El funcionario explicó que la FIFA estableció algunas condiciones: “Si se resolviera jugar en escenarios con 2.750 metros debe haber tres días de adaptación a la altura, si fuese con más de 2.750 metros una semana y si se eligiera una cancha a más de 3.000 metros debe haber dos semanas”.

“Nuestra eliminatoria no permite la aclimatación previa”, aclaró Figueredo. Asunción, A

No hay comentarios:

Publicar un comentario