Buscar este blog

jueves, 3 de enero de 2008

Oriente descartó a Etcheverry por exagerada pretensión económica

;
El Diario


El presidente de Oriente Petrolero, Miguel Antelo, explicó los motivos por los que se descartó la contratación de Marco Antonio Etcheverry como nuevo director técnico del plantel.

La otra novedad es que Oriente arregló la incorporación del centrocampista Limberg Gutiérrez, quien hasta antes de conocerse su decisión de vincularse al equipo “verdolaga”, era pretendido por varios clubes nacionales y un par del exterior. El “Bomba” jugará una temporada en el equipo oriental.

Las exageradas pretensiones económicas de Etcheverry, hicieron que la dirigencia orientista tome la decisión de parar las negociaciones y finalmente desechar la posibilidad de tener al “Diablo” como nuevo responsable técnico del equipo, pese a intentar desarrollar el máximo esfuerzo económico para cumplir con algunas peticiones.

“Estuvimos negociando con Marco Etcheverry desde hace un mes y medio aproximadamente, se habló de un gran proyecto, se tocó el tema de los jugadores y se tenía arreglado en un 95 por ciento su contrato, pero por el tema económico se tuvo que desecharlo, porque nosotros habíamos arreglado con él antes de su arribo al país de un sueldo básico, premios por partido ganado, incentivos por campeonatos fuera del certamen liguero. Dentro de ese acuerdo teníamos el manejo de su imagen publicitaria, pretendíamos comercializarla y ya teníamos como cinco empresas interesadas con un beneficio para él del 35 por ciento”, comentó Antelo.

Explicó que cuando Etcheverry llegó a Bolivia decidió poner sus propias reglas de juego y pedir un sueldo fijo dejando a la institución que se haga cargo de su imagen publicitaria, con un monto muy elevado para las posibilidades del club.

El monto que se le ofreció a Etcheverry fue un sueldo de 6 mil dólares mensuales, además que las empresas que explotarían su imagen publicitaria pagarían cerca a 11 mil dólares mensuales. La dirigencia verdolaga, llegó a ofrecerle 20 mil dólares mensuales porque ese era el tope económico, pero todo cambió y llegó a pedir entre 35 y 40 mil dólares.

Ante esta ruptura en las negociaciones con el ex futbolista, la dirigencia de Oriente Petrolero comenzó a gestionar la contratación del paraguayo Buenaventura Ferreyra, quien fuera jugador del equipo, y dirigió a Guaraní y últimamente a Sol de América del Paraguay.

El posible estratega orientista, solicitó a la dirigencia que no se hagan contrataciones hasta que él llegue, porque desea ser él mismo quien escoja a los jugadores que dirigirá en el equipo.

A pesar de esta solicitud, se integraron al plantel los jugadores Miguel Hoyos, Juan Maraude, Juan Pablo Fernández, Richard Uriona y Alfaro Uriona que vestirán la camiseta albiverde este año.

Mientras el equipo prosigue su labor preparatoria a órdenes de Celio Alves.

No hay comentarios:

Publicar un comentario