Buscar este blog

viernes, 22 de febrero de 2008

Tres deben cuidarse más de la zona roja

;
La Prensa

Guabirá como nuevo, Universitario y Real Mamoré son los equipos que comenzarán la nueva temporada liguera con el “fantasma del descenso” persiguiéndoles, y tendrán que ir con pies de plomo para que éste, que por ahora parece un mal sueño, no se convierta con el transcurrir de las fechas en una pesadilla.

Como es natural, todos los equipos —unos con más posibilidades que otros— saltarán al ruedo este fin de semana ilusionados con que les vaya bien, y poniendo la obtención del título como objetivo principal (en eso todos parten de cero), pero una parte de esos 12 planteles deberá también preocuparse por no caer más bajo de lo que ya está en el punto promedio, la tabla que al último —después de determinado número de partidos— lo castiga con “borrarlo” del circuito liguero.

El Consejo Superior de la Liga decidió en su última reunión mantener el sistema tomando en cuenta para ello dos temporadas, desde la anterior a la vigente. En este caso, los puntos obtenidos y partidos jugados, a partir de la primera fecha del torneo 2008, se irán sumando a los de 2007, y cuando termine la primera fase del segundo certamen anual (el “regionalizado”) se sabrá quién es el condenado a marcharse.

Desde este fin de semana se jugarán 32 fechas (la misma cantidad de partidos que disputarán los 12 equipos) para definir el descenso: 22 correspondientes al primer certamen “todos contra todos” y 10 de la primera fase del “regionalizado”.

El Consejo liguero optó por que el punto promedio ya no se tome en cuenta ni en la fase final del segundo torneo ni en el tercer certamen del año, el inédito “play off”.

Como recién ascendido, Guabirá empezará de cero. Si gana su primer partido, tendrá 1.0000 de promedio; pero si pierde, tendrá menos que cero. Y así habrá arrancado su historia en esta especie de “otro campeonato”.

De los 11 equipos que ya tienen promedio, porque jugaron la temporada pasada, el que está en más delicada situación es Universitario. La mala campaña que hizo en 2007 lo llevó al incómodo último lugar (sin tomar en cuenta a Guabirá) de la tabla del descenso, y tendrá que bregar desde el arranque de 2008 con esa pesada carga sobre sus espaldas.

Un repunte en el segundo certamen del año pasado le permitió al trinitario Real Mamoré subir un peldaño para cuando comience el nuevo torneo; pero el conjunto beniano no está en condiciones de dar ningún paso en falso.

Parecida es la situación de San José y Aurora. El “Santo”, a pesar de ser el último campeón nacional, por el punto promedio está condenado a comenzar el año en la “zona roja”, con el mismo puntaje del conjunto valluno.

La pobre campaña que registró Bolívar en 2007 lo llevó más abajo de la mitad de la tabla en la que nadie quiere estar, aunque a partir de la posición de la “Academia” para arriba, es difícil que alguno de esos equipos corra el riesgo de descender este año, sólo si alguno de ellos se descuida tremendamente y ocasiona una verdadera tragedia.

En temporadas anteriores, Bolívar solía ser un despreocupado líder de la tabla del descenso, situación en la que hoy está, aunque parezca sorprendente, La Paz Fútbol Club, el mejor equipo de la temporada pasada.

El “azulgrana”, Real Potosí, Wilstermann, Blooming y The Strongest, además de Oriente, son los seis equipos que fueron favorecidos para estar en la parte alta de la tabla gracias a sus promedios logrados el año pasado y con los que comenzarán la gestión 2008.

El dato

Dos fechas menos

En 2008, serán 32 fechas de los torneos “todos contra todos” y “regionalizado” (hasta la conclusión de la primera fase de éste) que se tomen en cuenta para —añadidas a las 34 del año pasado— sacar el punto promedio que determinará el descenso de un equipo. Los planteles tendrán dos partidos menos que en 2007 para jugársela por no descender. Vale decir que, el o los equipos que acaben en último lugar de la “zona roja” el primer certamen anual, tendrán muy poco —sólo 10 partidos más— para rehacerse y eludir la pérdida de categoría.

“Vamos a salir de esta situación”

El trabajo con anticipación y la conformación de “un buen equipo” son la base en la cual la gente de Universitario confía para eludir la zona del descenso, en la que el equipo se encuentra, y pasar a ser protagonista en la temporada liguera de 2008.

“Hemos tomado nuestros recaudos. Universitario, que llegó a jugar un torneo internacional (la Copa Sudamericana) en 2006, no puede estar en esta situación; haremos todo para salir de ella”, sostuvo su técnico, Eduardo Villegas.

La “U” ascendió a la Liga justamente en 2006, año en que se convirtió en el “equipo revelación”. Llegó a jugar la Copa Sudamericana en la fase internacional tras eliminar a Bolívar. Pero en 2007 bajó su producción, lo que provocó que su punto promedio lo ponga en peligro de descenso.

“Vamos a salir de donde estamos con trabajo y buenos resultados. Seguramente el torneo será más exigente que el de la pasada temporada, porque todos los planteles se armaron bien y trabajaron con mucha responsabilidad en la etapa precompetitiva. Si bien es una presión adicional estar en zona de descenso, estamos decididos a mejorar y buscar pelear por el campeonato”, dijo Villegas.

Universitario debutará el domingo en Sucre, ese día recibirá la visita de Bolívar, uno de los más “pintados” según los papeles previos.

“Va a ser fácil, estamos convencidos de que tenemos que dejar todo en el terreno de juego para doblegar a un rival que se armó bastante bien y que cuenta con gente de experiencia y talento. Será un cotejo duro y complicado”, agregó el DT.

Universitario llegó a la final de la Copa AeroSur del Sur. El miércoles sólo empató en el “Patria” con Real Potosí (0-0). El partido de vuelta, en la Villa Imperial, está programado para el 5 de marzo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario