Buscar este blog

jueves, 7 de febrero de 2008

Video Amistoso: Bolivia 2 - Peru 1

;



La Prensa

La Selección Nacional no jugó bien, pero habría sido injusto que no obtuviera un triunfo anoche en Miraflores, principalmente porque llegó muchas veces al arco peruano y con opciones claras, constancia de ello es que el arquero visitante fue la figura del partido. Por eso, el tanto de Leonel Reyes a dos minutos del final le puso justicia al marcador (2-1).

La victoria es reconfortante si se la toma como una inyección anímica. Bolivia la necesitaba porque en los últimos diez meses no había conseguido celebrar, de manera que el haber roto esa racha negativa al menos supone un nuevo punto de partida que coincide con el arranque de una nueva temporada, llena de retos (léase eliminatorias), aunque en lo futbolístico es indudable que necesita trabajar mucho para que en la competición oficial también pueda festejar.

El partido fue difícil para la “Verde”, por una parte por el funcionamiento dificultoso del equipo (a ratos evidentemente desconectado y falto de recursos), y eso puede que tenga que ver con los pocos días de trabajo efectivo previo al lance, asociado con la inédita formación, que en buenas cuentas fue un experimento que “Platiní” lanzó a la cancha.

(En ese rubro, el de la novedad, hay un ítem positivo que Sánchez seguramente sabrá explotar: los debutantes no le fallaron y, más bien, aprovecharon la oportunidad, algo que él instó a que sucediera.)

Por otra, la constancia peruana por meterse atrás a defender quizás un empate como si el resultado le sirviera, por lo que negarse más bien a probar otro tipo de esquema hizo pesada la carga para un equipo como el nuestro, ansioso por convertir goles y ganar.

Tal vez de mitad de cancha para atrás, el partido de anoche le haya dejado al DT nacional pocas conclusiones. Perú, salvo esporádicos contragolpes, no fue un rival que pudiera medir los esfuerzos defensivos de Bolivia.

En realidad, fue la Selección Nacional la dueña casi absoluta de la pelota y de gran parte del terreno, y se hizo una constante que la cancha de Miraflores pareciera inclinada, siempre golpeando la puerta del sector visitante. Es ahí donde faltaron argumentos, porque los más claros pasaron por los pies de Limberg Gutiérrez, siempre y cuando fuera de pelota parada, pues hubo muy poca elaboración de jugadas.

Cuatro fueron las opciones bolivianas de gol en la primera etapa. Dos de tiro libre, desde los pies del “Bomba” —una la sacó Butrón y otra pasó rozando el palo izquierdo—, y otras dos, muy claras, que el arquero visitante conjuró, primero en un mano a mano con Salinas y luego a disparo de Pedriel.

Bolivia no cesó en su afán de ir al frente en la segunda mitad llevado más por sus impulsos localistas que por el juego efectivo, y en otra buena oportunidad, de nuevo Salinas (m.17) perdió en el mano a mano con Butrón.

Tres minutos después, la “mágica” pero ya conocida fórmula dio resultado. Gutiérrez cobró un tiro libre buscando la cabeza de alguien, y ése fue Pedriel, quien se elevó bien y abrió la cuenta.

Perú empató también de tiro libre. García vio algo adelantado a Sergio Galarza y trató de colgarlo, el guardameta reaccionó, golpeó el balón, pero no pudo mandarlo al córner; el esférico rebotó en el travesaño y Cevasco lo anidó en la red, de cabeza.

El empate golpeó a Bolivia, aunque no para que bajara los brazos por completo. Sin muchos recursos, hay que recalcarlo, no dejó de atacar y a los 43 minutos halló su premio, de nuevo de pelota parada, esta vez a través de un tiro de esquina que en el centro del área peruana Leonel Reyes empalmó de cabeza, ante la pasividad de la defensa peruana, y convirtió el tanto de la victoria.

Tal vez las más de 30 mil personas que acudieron a Miraflores esperaban una mejor producción colectiva de la Selección Nacional, demasiada pretensión cuando de un nuevo inicio se trata. También “Platiní” exageró con su conformidad ante una supuesta buena faena de su equipo. Pero no hay que negar que el triunfo tan necesario resultó muy merecido.

Otra mirada

BUEN DEBUT

Por una parte, Pedriel, quien selló su primera vez con un gol y con otras acciones que confirman el buen momento por el que atraviesa; por otra, Abdón Reyes, quien con el tiempo (tiene mucho por ofrecer) puede luchar el puesto con alguien con más experiencia, como Lorgio Álvarez, y, finalmente, Rolando Ribera, no tan vistoso como los otros, pero sin desentonar. Los debutantes en la Selección dejaron cosas que rescatar de ellos. “Platiní” les pidió no desaprovechar la oportunidad, y le hicieron caso.

BOTERO, CON MOLESTIAS

En su reencuentro con la “Verde”, el delantero de Bolívar jugó sólo 35 minutos. Fue sustituido en el primer tiempo por Pablo Salinas. A mucha gente el cambio no le gustó, pero no se trató de una decisión técnica, sino de una por precaución, pues Joaquín Botero sintió una molestia física. Hoy se conocerá exactamente si está afectado por una lesión. Mientras tanto, sus ganas por reencontrarse con el gol en la Selección fueron postergadas hasta la próxima.

UN GOL ANULADO

A propósito de Joaquín. A los 20 minutos convirtió, tras una jugada iniciada por Abdón Reyes, el que pudo ser el tanto de apertura del marcador. La terna arbitral anuló la conquista por una supuesta posición adelantada del delantero “celeste”. Vista en la televisión, la jugada pareció no estar viciada de nulidad.

LOS TIROS DE LIMBERG

Perú concedió bastantes tiros libres cometiendo faltas, a ratos innecesarias, que fueron una verdadera golosina para un experto. De ellas, justamente, trató de sacar provecho Limberg Gutiérrez, conocido por su habilidad con la pelota parada. El “Bomba” mandó balones al área rival, por lo general bien ubicados, y estuvo cerca de anotar algún gol. Finalmente, un centro suyo posibilitó la apertura de la cuenta.

“FUERA SÁNCHEZ”

El público paceño alentó poco a la Selección Nacional. Fue muy tímida su actuación a la hora de transmitirle al equipo confianza. En cambio, fustigó al entrenador con el “fuera Sánchez”, que al DT lógicamente molestó.

La figura

Leao Butrón

Cuatro notables reacciones suyas impidieron que Bolivia convirtiera. El arquero Leao Butrón hizo la diferencia entre el estrecho resultado registrado anoche en Miraflores y una caída más amplia de la que se salvó Perú. El que el guardameta visitante haya sido la figura habla de que el cuadro local hizo merecimientos para ganar.

El árbitro

Bien

Salvo unos roces que no pasaron de eso, el partido fue jugado correctamente y en ese marco Marcelo Ortubé no tuvo dificultades para llevarlo a buen puerto. Sacó pocas tarjetas amarillas, y todas ante faltas fuertes de jugadores de ambos equipos. Sánchez le reclamó al final que hubiera dejado que Perú perdiera tiempo.

Apoyo del Cóndor y el Cholo

El cóndor boliviano y el cholo peruano vieron juntos el partido desde la tribuna de preferencia.

Cada uno apoyó a su equipo a su estilo; vivieron intensamente el partido.

Síntesis

Bolivia 2

Sergio Galarza

Enrique Parada

Ronald Raldes

Limbert Méndez

Abdón Reyes

Rolando Ribera

(10’ST Jaime Cardozo)

Leonel Reyes

Daner Pachi

(18’ST M. Saucedo)

Limberg Gutiérrez

(35’ST Nelson Sossa)

Ricardo Pedriel

(46’ST Luis Gutiérrez)

Joaquín Botero

(35’PT Pablo Salinas)

DT: Erwin Sánchez

Perú 1

Leao Butrón

Amilto Prado

(1’ST Guillermo Salas)

Miguel Villalta

Orlando Contreras

Luis Hernández

Miguel Cevasco

Juan Jayo Legario

Junior Ross

(1’ST Johan Vásquez)

Sidney Feiffer

(17’ST R. Manco)

Pedro García

Roberto Jiménez

(29’ST Diego González)

DT: Guillermo del Solar

Goles Min. Autor

1-0 20’ ST Pedriel (B)

1-1 25’ ST Cevasco (P)

2-1 43’ ST L. Reyes (B)

Estadio: Hernando Siles

Recaudación: Bs 707.000.-

Público: 26.648 entradas vendidas; 5.429 libres

Árbitro: Marcelo Ortubé

Asistentes: César Nisthauz y Humberto Paz

No hay comentarios:

Publicar un comentario