Buscar este blog

lunes, 28 de abril de 2008

Apertura 2008 10ma. Fecha: Oriente Petrolero 2 - Real Mamore 1

;

El Deber

Oriente volvió por la senda de la victoria en el torneo Apertura, en una jornada de angustia para sus hinchas porque se complicó solo, incluso se dio el lujo de desperdiciar un penal en el primer tiempo. Al final fue un apretado triunfo por 2-1 que le permite a los albiverdes saltar del cuarto al segundo lugar de la tabla.
La oportuna aparición de Limberg Gutiérrez en dos oportunidades (el primero fue un golazo) maquilló en parte una pobre actuación del equipo de Buenaventura Ferreira, que abusó de las imprecisiones y dio muestras de la falta de contundencia en las tres claras situaciones de gol que generó antes de irse al descanso.
A Real Mamoré le alcanzó con aguantar al rival y apostar por el contragolpe con la velocidad del brasileño Emerson Felipe, convertido en su principal arma. Un cabezazo de Hoyos en el primer minuto y otro de Juan Maraude a los 11’ daban la sensación de que Oriente ganaría fácil. Pero no fue así, porque a medida que pasaban los minutos las indecisiones y las falencias comenzaban a preocupar. En una de las pocas llegadas de la visita, el paraguayo Antonio Palacios estuvo a punto de silenciar el estadio Tahuichi. Sergio Galarza arriesgó todo y salvó la caída de su arco.
En medio de la desesperación de la gente y de los silbidos que por momentos bajaban desde las gradas, el árbitro cobró un penal dudoso del colombiano Peña Carabalí contra el brasileño Robson, pero ni aun así Oriente pudo abrir el marcador. El arquero Pedro Higa intuyó el remate de Jhasmani Campos. Sobre el final del primer tiempo, el mismo Campos estuvo a punto de anotar un golazo de chilenita que no fue.
Tras el descanso el local dio muestras de un cambio de actitud y rápidamente, a los 6 minutos, se encontró con un golazo de Limberg Gutiérrez. El ‘Bomba’ cobró acertadamente un tiro libre que terminó metiéndose en el ángulo, sin que Higa pueda evitarlo. Un minuto más tarde la visita se quedó con uno menos, por la expulsión de Adhemar Arias.
El empate para Real Mamoré llegó en el minuto 60, justo cuando Oriente buscaba afanosamente el segundo gol, aunque de manera desordenada. En base a su conocida velocidad, el brasileño Emerson Felipe arrastró a toda la defensa rival para batir a Galarza con un remate cruzado. Los benianos no habían terminado de celebrar el 1-1 cuando apereció nuevamente Limberg Gutiérrez para poner arriba a Oriente en el minuto 61. La jugada la inició Campos, levantó el centro y tras un bote el ‘Bomba’ metió un derechazo y a festejar. Mamoré siguió apretando y casi logra igualar a través de Emerson Felipe, si no hubiese sido por el achique de Galarza.
Los albiverdes tuvieron otras opciones más para ampliar el marcador, pero ni Maraude ni Robson estuvieron en su noche y el resultado se mantuvo con esa leve diferencia. En los descuentos ingresó Alcides Peña por Gutiérrez, la figura del partido, pero sólo para enfriar el juego porque Oriente ya lo tenía controlado.

De la tribuna

Ex orientistas
Real Mamoré tenía anoche en sus filas a varios ex jugadores de Oriente Petrolero. En el equipo titular estuvieron Pedro Higa, Henry Bazán, Rolando Campos y Richard Uriona. En el banco de suplentes estaban el arquero William Portillo y el defensor José Loayza.

Manolo expectante
El entrenador español Manolo Núñez está de vuelta. El ex técnico de Oriente, Guabirá, Real Santa Cruz y otros equipos de la Liga anoche era un espectador más en el sector de preferencia. Después de mucho tiempo el español está de vuelta por estos lados.

Robson se salvó
El delantero brasileño Robson pudo haberse ido expulsado por una ingenuidad suya. En la paralización de una jugada, el atacante de Oriente cruzó un par de manotazos con el colombiano Peña Carabalí. El asistente de la general los vio y el árbitro complacientemente le mostró amarilla a ambos.

Ferreira, sorprendido
El director técnico Buenaventura Ferreira quedó impresionado por la habilidad y rapidez del delantero brasileño del equipo de la visita, Emerson Felipe. “Nos complicó todo el partido”, admitió el entrenador guaraní.

Galarza, resignado
Luis Galarza reconoció al final del partido que Oriente Petrolero ganó con justicia, pero antes de irse aplazó la actuación del juez tarijeño. “Lastimosamente los arbitrajes dan pena, y no es que se equivoquen a propósito, son malos de nacimiento”, manifestó el entrenador.

Se quedó con las ganas
Juan Maraude estuvo con las luces apagadas, nada menos que frente a su ex equipo. El delantero argentino buscó el arco rival en reiteradas ocasiones, pero en ninguna acertó. Maraude fue contratado por los albiverdes gracias a su efectividad demostrada en la temporada pasada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario