Buscar este blog

sábado, 19 de abril de 2008

Bolivia se subleva ante FIFA y se expone a una sanción

;


La Prensa







La Federación Boliviana de Fútbol (FBF) decidió rebelarse contra la FIFA, desoyendo una nueva instrucción de ésta, de designar otra sede, y ratificando a la ciudad de La Paz para albergar los partidos de la Selección Nacional como local por las eliminatorias para el Mundial de Sudáfrica 2010, con lo que se expone a una sanción del máximo organismo del balompié mundial que incluso puede acarrear la suspensión de Bolivia de la competición.

El próximo paso de la FIFA, ante la respuesta de la FBF, puede ser una conminatoria a ésta para que acate su última decisión, o incluso directamente una sanción con carácter inmediato, que dejaría a la Selección Nacional fuera de la competición rumbo al próximo Mundial.

La FIFA envió el miércoles 16 una nota en la que comunica la inhabilitación “de manera definitiva” de La Paz para la disputa de partidos por las eliminatorias, y pidiendo a la FBF que comunique “a la brevedad posible” la designación de otra sede para los restantes partidos de la Selección Nacional como local en el marco de la competición.

La respuesta de la Federación, firmada por el presidente Carlos Chávez, no se dejó esperar, y de inmediato se hizo conocer a la Federación Internacional que la postura boliviana es seguir jugando en la ciudad de La Paz, en el estadio Hernando Siles, basada fundamentalmente en el comunicado suscrito en Maracaibo (Venezuela), el 14 de julio de 2007, por el presidente de la FIFA, Joseph Blatter, y el de la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol), Nicolás Leoz, permitiendo que los cotejos de las eliminatorias se disputen en Miraflores hasta la conclusión de la competición; y en la posición de la mayoría de las asociaciones sudamericanas, nueve de diez, que se comprometieron a presentar a sus selecciones en el estadio Hernando Siles.

La nueva determinación de la FIFA contradice su anterior resolución, del mes de diciembre de 2007, mediante la cual estableció criterios de aclimatación para encuentros en sitios por encima de los 2.500 metros sobre el nivel del mar, en el caso de La Paz exigiendo como mínimo un periodo de dos semanas. En su nota sostiene ahora que se debe tomar en cuenta que la liberación de los jugadores convocados a sus selecciones, por parte de sus clubes, es sólo de cuatro días antes, “lo que inhabilita de manera definitiva la sede propuesta” por Bolivia.

La FBF mandó una nota mediante la que claramente se rebela contra las disposiciones de la FIFA. “Nuestra postura es irrenunciable y de principios, como así también lo referido a los argumentos válidos que tiene nuestra Federación con respecto a la soberanía de seguir jugando en la sede histórica del fútbol boliviano”.

“Bolivia se está rebelando decididamente. Ésa es la lectura que hay que darle a nuestra carta”, confirmó ayer el gerente de la FBF, Alberto Lozada.

Asimismo, rechaza “de manera firme y contundente”, que La Paz quede inhabilitada de manera definitiva, “lo cual vulneraría inclusive la circular No. 1133 del 10 de enero de 2008, además que la FIFA estaría dejando de lado el principio filosófico de la universalidad del fútbol, contemplado como un pilar fundamental en sus propias normas y en la cual nuestra Federación como miembro afiliado a ésta debería estar protegida”.

La FBF le recuerda a la FIFA que “se ha demostrado y sustentado en innumerables oportunidades con argumentos médicos, técnicos, históricos y estadísticos que la salud de los deportistas del llano que juegan fútbol en altitudes superiores a 3.000 metros no corre riesgo alguno. Por todo lo expuesto, ratificamos nuestra firme posición de seguir disputando todos nuestros partidos, que por las eliminatorias sudamericanas a Sudáfrica 2010 nos correspondan como Selección Boliviana, en el estadio Hernando Siles de la ciudad de La Paz”.

La FIFA responderá a más tardar la próxima semana y se espera que sea con una advertencia a la FBF, de sancionarla en caso de que no acate su determinación, o incluso de comunicarle su suspensión de la competición en actual disputa; a no ser que las nuevas gestiones que se espera hagan el vicepresidente de la FIFA, el argentino Julio Grondona, y la Conmebol den resultados.

La nota de la FIFA, recibida el miércoles, es una respuesta a la de la FBF del 10 de abril, mediante la que se le comunicó que Bolivia recibirá en días 15 y 18 de junio a las selecciones de Chile y Paraguay, respectivamente, en el estadio Hernando Siles.

El máximo organismo del balompié internacional no se dirigió a la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol), que le envió una nota en la que ratifica la decisión de nueve de sus diez afiliadas (excepto Brasil) de jugar en La Paz, respetando la sede elegida por la Federación Boliviana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario