Buscar este blog

lunes, 12 de mayo de 2008

Apertura 2008 13ra. Fecha: Bolivar 2 - The Strongest 2

;

La Prensa


El empate que logró Bolívar ayer convirtiendo dos goles en los minutos finales del clásico paceño (2-2) premió al mejor equipo de la cancha y demostró que en el fútbol la justicia a veces prevalece, porque hubiera sido realmente injusto que The Strongest se llevara un triunfo, amasado durante la primera etapa, sin haber hecho nada en el complemento para refrendarlo.

La Academia fue el equipo que más propuso jugar al fútbol con cierta noción, que más merodeó el área contraria, y el que dispuso de más opciones; por eso tiene su razón de ser el que el arquero “atigrado”, el colombiano Juan Carlos Mosquera, hubiera sido la figura del cotejo.

Aunque el resultado perjudica a los dos en su propósito por pelear por la punta, de la cual ya están bastante alejados —más la “Academia” que el “Tigre”— cuando el árbitro Óscar Maldonado pitó el final, el festejo fue total en el bando celeste, dados los ribetes de hazaña que tuvo la igualada; y la desilusión se apoderó del bando “gualdinegro”, castigado duramente por haber creído que el 0-2 de la primera fracción era suficiente para echarse al bolsillo los tres puntos.

Pocos clásicos paceños se recuerdan con tantas opciones de gol generadas en el primer tiempo, en el que Bolívar dominó de manera infructuosa y fue The Strongest, apelando al contragolpe, el que sacó la mejor tajada.

A los 5 minutos y gracias a una escapada de Escobar por la izquierda, Mercado puso su pierna en el curso del balón y lo mandó a la red, ante la impotencia de Arias.

A poco de esa acción, una gran habilitación de Valentierra hizo que Botero se encontrara frente a Mosquera, y el arquero achicó bien y se quedó con el balón evitando el empate que parecía inminente.

El fútbol que propuso llevó a Bolívar a transitar durante más tiempo en territorio ajeno, mientras la pose del “Tigre” era claramente la de esperar y contraatacar, arma que por poco le da el segundo tanto por una escapada de Bengolea, cuyo centro fue empalmado por Escobar, pero ahí estaba Arias para evitar que el esférico se introdujera en su arco.

En su afán por buscar el gol del empate, los “celestes” tuvieron unas tres opciones consecutivas, que no definieron bien; y en una cuarta, Mosquera tuvo una doble intervención que fue cuando empezó a erigirse como figura.

The Strongest volvió a golpear a los 41 minutos a través de otro contragolpe, cuando Valentierra perdió el balón y Flores lo lanzó en profundidad para Escobar, quien con hábil velocidad eludió la salida de Arias y antes de que se le acabara el ángulo clavó la estocada (0-2).

Ese primer período pudo acabar con un tercer tanto “atigrado”, de no haber sido por la notable estirada de Arias ante un gran disparo de Leitao.

El ingreso del zaguero Luis Méndez en vez del Sub-20 Duri, fue de alguna manera la demostración de que The Strongest había saltado al gramado en el segundo período a cuidar el score , y a apostar de nuevo por la contraofensiva; sin embargo, ésta ya no apareció.

Si Bolívar había sido medio dueño de las acciones antes, ahora lo fue por completo; su medio sector luchador borró totalmente al “atigrado”, lo superó con fuerza, a la vez que los intentos ofensivos del “Tigre” se apagaron por completo.

Mosquera pasó a ser valor determinante para que el partido no cambiara de marcador, y una y otra vez ahogó los intentos de los “celestes” hasta hacer creer, a poco del final, que el resultado no se movería.

Mientras los “atigrados” empezaban a festejar, la luz al final del túnel apareció cuando Botero buscó el penal y lo encontró por supuesta falta de Mosquera; Valentierra lo cambió por el gol de descuento a los 42 minutos.

El espíritu luchador de un Bolívar que en la adversidad supo reponerse encontró premio un minuto después (43") con el tanto de Salinas, que le puso justicia al marcador.

Otra mirada

LA REVANCHA

Los dos clásicos más recientes por la Liga terminaron con el mismo score (2-2). En el de marzo pasado, fue The Strongest el que, estando dos goles abajo, consiguió el empate (incluso con un jugador menos). Aquella vez, Bolívar había sacado dos tantos de ventaja en el primer período que en el segundo no pudo sostener. La Academia se tomó la revancha ayer.

MERCADO LO CELEBRÓ

Miguel Mercado es el jugador en actividad que más clásicos paceños ha jugado. Ayer llegó a 48, el primero con la divisa de The Strongest, pues los anteriores 47 habían sido vistiendo la camiseta de Bolívar. El delantero no resistió la emoción de haber abierto la cuenta a los 5 minutos de iniciado el cotejo y gritó a todo pulmón el tanto convertido a su ex equipo.

TAMBIÉN SALINAS

Al delantero ex The Strongest hay que reprocharle que, tras haber convertido el gol del empate a favor de Bolívar, hubiera tenido la actitud de burlarse de la barra “atigrada”, algo que podía hasta ser sancionado con alguna tarjeta de parte del árbitro. Pablo Salinas, más allá de su lógica celebración, olvidó muy rápido su pasado “gualdinegro” y actuó como si fueran los hinchas los culpables de no haber continuado en esas filas.

FUE POR LANA...

Daner Pachi quiso hacerse al vivo al ir a sacar un lateral que en realidad favorecía a The Strongest. Dejó su franja descubierta y los “atigrados” lo madrugaron, poniendo rápido en circulación el esférico, lo que Escobar aprovechó para irse hasta el fondo y mandar el centro que Mercado culminó en gol. El jugador “celeste” —al que ya van varios partidos que las cosas no le salen— ayer no se sintió nada cómodo como carrilero.

LAS AMARILLAS

¿Debió el árbitro expulsar a Mosquera por cometerle penal a Botero? Hay quienes opinan que la amonestación fue benevolente. A propósito, el réferi sacó amarillas para Pachi, García, Melgar, Leonel Reyes y Valentierra, de Bolívar; Mosquera, Duri, Flores y Escobar, de The Strongest.

El empate dio lugar a la celebración celeste

El delantero Pablo Rivera (izq.) y el capitán de Bolívar, el mediocampista Leonel Reyes, mostraron la camiseta y su euforia cuando se dirigieron a la curva norte, al final del partido, para festejar con la parcialidad celeste el empate obtenido en los minutos finales del partido frente a The Strongest, por la decimotercera fecha del torneo Apertura de la Liga. Para la Academia, que hasta los 40 minutos del segundo tiempo perdía 0-2, la igualada fue como obtener un triunfo con ribetes de hazaña.

El árbitro

Bien

La debilidad de Óscar Maldonado ayer fue pasar por alto la ley de la ventaja, pues tuvo demasiada tendencia a parar el juego sin motivo. En todo lo demás estuvo acertado porque siguió muy de cerca las acciones. Cobró bien el penal que acercó a Bolívar en el score, pues aunque Botero hizo su parte, el arquero Mosquera llegó a tocarlo.

La figura

Mosquera

Los dos arqueros estuvieron bien en el clásico. Arias evitó que The Strongest aumentara el score en el primer tiempo. En el segundo fue un espectador más. En cambio, Mosquera tuvo arduo trabajo en las dos etapas y si Bolívar no llegó a hacer más goles fue por las magníficas intervenciones del golero colombiano.

SÍntesis

Bolívar 2

Carlos Arias

Daner Pachi

Jorge Ortiz

Luis Torrico

Ignacio García

Abdón Reyes

Erick Melgar

(15"ST Pablo Salinas)

Leonel Reyes

Arnulfo Valentierra

(45"ST Carlos Camacho)

Rodrigo Vargas

(25"ST Pablo Rivera)

Joaquín Botero

DT: Jorge Habegger

The Strongest 2

Juan Carlos Mosquera

Pedro Rocabado

Ignacio Rolón

Álvaro Ricaldi

Diego Bengolea

Isaías Duri

(1"ST Luis Méndez)

Wilder Arévalo

Wálter Flores

Thiago Leitao

(21"ST Jaime Cardozo)

Pablo Escobar

Miguel Mercado

(11"ST Limberg Méndez)

DT: Bernardo Redín

Goles Min. Autor

0-1 5’PT Mercado (TS)

0-2 41’PT Escobar (TS)

1-2 42’ST Valentierra (B) penal

2-2 43’ST Salinas (B)

Estadio: Hernando Siles

Recaudación: Bs 450.375.-

Público: 24.857 entradas vendidas, 974 abonados y 2.698 libres

Árbitro: Óscar Maldonado

Asistentes: Juan Carlos Alá e Ismael Terceros

No hay comentarios:

Publicar un comentario