Buscar este blog

lunes, 12 de mayo de 2008

Apertura 2008 13ra. Fecha: Guabira 1 - Universitario 1

;

El Deber


Con el Jesús en la boca terminó la hinchada de Guabirá al ver que su equipo pudo frenar en seco a Universitario, líder del torneo, pero falló en la definición y tuvo que conformarse con el empate (1-1), en un partido en el que el árbitro cochabambino Raúl Orozco fue el centro de todas las críticas por su pésima actuación.
El clima gris y con llovizna subió su temperatura en el Gilberto Parada minutos antes del partido. Unos 8.000 seguidores metieron presión a los jugadores de Universitario que empezaron el calentamiento en la cancha. Fue una buena medida de apoyo para los dirigidos por Ricardo Lunari, que durante la semana pidieron que el público se haga sentir ‘metiendo miedo a los visitantes’, que en este caso eran los favoritos por su condición de líderes.
Como en los últimos partidos en la ‘Caldera del Diablo’, los rojos salieron dispuestos ganar. Al minuto de iniciada las acciones el juvenil Sebastián Molina realizó un disparo de tiro libre que casi sorprende al arquero Marcelo Robledo, que en todo el encuentro no dio garantías (estuvo flojo de las manos y dejó muchos rebotes).
Pero el fútbol se gana metiendo goles y eso fue lo que hizo Ronald Rivero, que le ganó en el salto a los defensores locales y convirtió de cabeza (m. 7). El centro llegó de un tiro de esquina ejecutado por Marcelo Gomes. Fue la primera jugada de peligro que tuvieron los dirigidos por Eduardo Villegas, que a partir de ese momento intentaron controlar el medio campo por medio José Luis Chávez y Daniel Salaberry, pero encontraron una barrera en la contención de Guabirá, que estaba a cargo de Franco y Justiniano.
Los azucareros no bajaron la guardia y apretaron arriba. Con sus desbordes por derecha, Molina provocó varias faltas que llevaron peligro al arco de la ‘U’. A los 9’ Cazagrande lanzó un tiro libre que por poco ingresa en la red, pues Robledo sólo hizo vista. Dos minutos después Godoy cabeceó otro centro de Murilo y el balón pasó a centímetros de palo derecho.
Los visitantes trataron de contrarrestar apelando al contragolpe y a los centros en el ‘corazón’ del área, que era el punto flaco de Guabirá porque Godoy estuvo flojo en la marca, lo que ocasionó su reemplazo por Víctor Hugo Angola. Lunari ordenó que Arroyo se vaya como zaguero y que Sejas cumpla como lateral derecho.
El afán de empatar antes de los 45 minutos se vio frustrado por la actuación del árbitro, que se parcializó con los universitarios, cobrando cualquier mínimo roce con los locales. Además, cortó el juego cada vez que los azucareros estaban en posición de ataque. Pero lo sorprendente fue que en la segunda mitad invirtió su actuación, pues cobró ‘todo’ para Guabirá.
Cazagrande ‘hizo justicia’ al empatar a los 49 minutos, y de ahí en más los azucareros intentaron desnivelar por todos los medios, aun con 10 jugadores tras la expulsión de Bejarano (m. 51). En la cabeza de Coimbra y en los pies de Franco y Molina estuvieron las oportunidades más claras para anotar, pero fallaron. La garra y la entrega destacaron en Guabirá.

Los técnicos

Jugamos con el líder del torneo y lo hicimos mejor. Nos faltó definir
Ricardo Lunari / Guabirá

Lo importante es que no perdimos y seguimos como punteros del torneo
Eduardo Villegas / Universitario

Fuera de sus casillas
La actuación del árbitro Raúl Orozco fue un tema aparte en relación a la intensidad futbolística que se vio en el partido. El cochabambino tuvo que salir escoltado luego del primer tiempo y también del segundo.
Lunari, que fue expulsado durante la primera etapa, y Villegas, que casi se va en el segundo, protestaron y al final increparon al réferi, que perjudicó a los equipos. “Sos un ladrón, ¿cuánto te están pagando?” le dijo el DT de Guabirá en el entretiempo. Mientras que Villegas apuntó: “A nosotros nos perjudicó totalmente”.
El preparador físico de los azucareros, Pablo Sala, estuvo a punto de agredir Orozco, que fue bien custodiado por la Policía. En un momento, Lunari se enfureció tanto que tuvo que ser detenido por Raúl Justiniano.

El ojo crítico

Premio limón

Marcelo Robledo / Arquero
Dio muchas ventajas
El portero de Universitario no brindó seguridad a su equipo. Dio rebote en casi todos los disparos de media y larga distancia. De esa manera fue que llegó el empate de Guabirá.

El duro

Ricardo Bejarano / Volante
Pegó fuerte y sin necesidad
A los 5 minutos recibió la primera amarilla, por patear a Axel Bejarano casi en media cancha. La segunda amarilla fue por otra falta lejos de su arco y por una falta sobre el mismo rival.

Cído del cielo

Murilo Cazagrande / Volante
Anotó el gol del empate
No es el mismo de los primeros partidos, pero hasta que le da el estado físico se convierte en el conductor de los azucareros. Ayer anotó el tanto del empate y además ayudó en la marca.

No hay comentarios:

Publicar un comentario