Buscar este blog

martes, 27 de mayo de 2008

FIFA deja sin efecto el veto y habilita a La Paz

;

FIFA
Sobre jugar partidos de fútbol a gran altitud
Joseph S. Blatter: "La Comisión de Medicina Deportiva de la FIFA ha recomendado que los equipos se sometan a una aclimatación adecuada cuando vayan a jugar a gran altitud. La Comisión desea estudiar este tipo de situaciones y otras condiciones extremas, como el calor, la contaminación o la humedad. El Presidente de la Comisión de Medicina Deportiva desea considerar ampliamente las consecuencias de jugar al fútbol en condiciones extremas de todo tipo. Por eso, el Comité Ejecutivo ha revocado provisionalmente la prohibición de jugar a gran altitud, una decisión que adoptó el año pasado".


La Prensa

El Comité Ejecutivo de la FIFA decidió esta madrugada levantar el veto a la altura y habitilar el estadio Hernando Siles de La Paz “provisionalmente” para que albergue los partidos de Bolivia como local por las eliminatorias mundialistas, dejando sin efecto todas las restricciones anteriores, y aceptó que se efectúen estudios médicos y científicos confiables sobre la práctica del fútbol en condiciones extremas para tomar futuras determinaciones.

Hace exactamente un año -el 27 de mayo de 2007-, la FIFA había decidido prohibir partidos internacionales en sitios por encima de los 2.500 metros sobre el nivel del mar, y desde entonces el fútbol boliviano vivió un verdadero tormento, que acabó hoy.

Con esta nueva disposición, la Selección Nacional podrá recibir en Miraflores a la chilena el 15 de junio y a la paraguaya tres días después, en la reanudación de la competición premundialista para Sudáfrica 2010; y además jugará en ese escenario el resto de partidos de esta competición. Ninguno de los equipos que nos visiten estarán obligados a cumplir con determinados períodos de aclimatación, salvo los que sus propias asociaciones y cuerpos técnicos consideren necesarios.

La FIFA aceptó también el pedido de nueve de las 10 asociaciones pertenecientes a la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol), en sentido de que una comisión médica de ésta se haga cargo de llevar adelante estudios a la brevedad posible, cuyas conclusiones sirvan como definitivas para decidir, en el futuro, nuevas normas, pero no sólo sobre la práctica del fútbol en la altura, también en altas temperaturas y otras condiciones extremas.

En este punto, la noticia es mejor para Bolivia, porque si en el futuro se hacen observaciones, éstas no sólo serán contra la altura. De esa manera, los estudios médicos y científicos, que debe encabezarlos nuestro país, servirán para desterrar definitivamente el veto.

El presidente de la FIFA, Josehp Blatter, anunció en la conferencia de prensa posterior a la reunión del Comité Ejecutivo llevada a cabo en Sydney, Australia, que se ha dado “un paso atrás para reabrir la discusión”, pero no sólo en cuanto a las condiciones de la altura, sino de todas las consideradas extremas.

“Se van a hacer los estudios a las condiciones extremas. El Comité Ejecutivo ha suspendido provisionalmente, temporalmente, la decisión que tomó hace exactamente un año. La competencia de clasificación a la Copa de la FIFA se seguirá jugando desde junio en Bolivia. La determinación ya ha sido comunicada a los dirigentes bolivianos que están en Australia y ellos están muy felices”, agregó Blatter.

La determinación de levantar el veto, recalcó el vicepresidente de la FBF y titular de la Liga, Mauricio Méndez, no es sólo por esta eliminatoria, sino indefinida, pero para que sea definitiva primarán los resultados de las investigaciones en el campo médico y científico.

Blatter también comunicó en la conferencia de prensa que recibió “una conceptuosa carta enviada por el Presidente de Bolivia, Evo Morales Ayma, quien me pide que por el bien del fútbol, por el bien del mundo, por la universalidad del fútbol, se deje jugar a Bolivia sus partidos en La Paz. El Comité Ejecutivo en pleno aprobó esta determinación de habilitar al estadio de esa ciudad”.

Finalmente recordó que si la FIFA tomó la decisión, hace un año, de vetar la práctica del fútbol en la altura, fue “por un pedido de clubes internacionales que se sentían afectados”, sobre todo el Flamengo de Brasil.

TERMINÓ UN AÑO DE SUPLICIO

27 DE MAYO DE 2007

El Comité Ejecutivo de la FIFA, reunido en Zúrich, veta la disputa de partidos internacionales de fútbol en ciudades que estén ubicadas a más de 2.500 metros sobre el nivel del mar.

JUNIO DE 2007

La Conmebol decide por unanimidad pedir a la FIFA que levante el veto, en tanto no exista un estudio exhaustivo de los efectos que provoca la altura.

El Comité Ejecutivo de la FIFA se reúne en Zurich y ratifica el veto a La Paz, esta vez libera a Quito y Bogotá al subir el límite máximo de 2.500 metros sobre el nivel del mar a 3.000.

JULIO DE 2007

La Conmebol y la FIFA emiten un comunicado en el que sugieren construir otro estadio en La Paz a menor altura. Ratifican a la sede de Gobierno como sede de los partidos de Bolivia sólo por esta eliminatoria.

DICIEMBRE DE 2007

El Comité Ejecutivo, reunido en Tokio, dicta una nueva resolución: no permitir partidos de las competiciones de FIFA a una altura superior a los 2.750 metros sobre el nivel del mar, sin una aclimatación necesaria.

ENERO DE 2008

La Confederación Sudamericana de Fútbol, reunida en Chile, decide respaldar a Bolivia y ratifica a La Paz como sede de los partidos eliminatorios. Además, que el veto no afecta a competiciones como las Copas Libertadores y Sudamericana.

MARZO DE 2008

FIFA reafirma la decisión de diciembre de 2007 y recomienda períodos de aclimatación, por encima de los 3.000 metros, de dos semanas como mínimo.

ABRIL DE 2008

Excepto Brasil, los otros países firman un documento respaldando a La Paz como sede de Bolivia para las eliminatorias y deciden pedirle a la FIFA que retire el veto.

27 DE MAYO DE 2008

El Comité Ejecutivo de la FIFA, reunido en Sydney, Australia, decide levantar el veto “provisionalmente” y que se efectúen estudios médicos y científicos del fútbol en sitios extremos, que no sólo afectan a la altura, también las altas temperaturas, humedad, etcétera.

El dato

Primer comunicado

El veto a la altura de la FIFA duró exactamente un año desde que el 27 de mayo de 2007 fue anunciado en Zúrich por Joseph Blatter. “Por razones médicas y para proteger la salud de los jugadores, el Ejecutivo resolvió que en el futuro, no se deberá disputar partidos internacionales a una altura superior a los 2.500 metros sobre el nivel del mar”, subrayó un comunicado del máximo organismo del balompié mundial. La decisión también afectaba a otros países, entre ellos Ecuador.

En febrero, el Club Flamengo de Brasil, tras jugar en la Villa Imperial ante Real Potosí un partido por la Copa Libertadores de América, había anunciado que no volvería a jugar partidos en alturas que no sean recomendadas por la medicina deportiva.

El club brasileño se convirtió, a partir de esa ocasión, en el mayor enemigo del fútbol en la altura.

Loayza: “Es para que nos sintamos obligados desde ahora a trabajar más”

El presidente de la Comisión Permanente de Defensa de la Altura y titular del Club Bolívar, Guido Loayza Mariaca, opinó que Bolivia “ha ganado una batalla” en defensa de la altitud, pero advirtió que “no es para que nos quedemos dormidos, sino para que nos sintamos obligados a partir de ahora a trabajar más, en procura de que el veto sea desterrado definitivamente”.

Desde su punto de vista, el país debe ahora enfocar sus esfuerzos a realizar “todo tipo de investigaciones y estudios” para traducirlos, finalmente, en la presentación del “Libro blanco”, un documento que sea capaz de demostrar que la práctica del fútbol en la altura no es peligrosa para nadie, y que no ocasiona daños.

“Esta batalla ganada es importante, porque la FIFA nos permitirá jugar no sólo estas eliminatorias, sino todas las que vengan. Pero para ello debemos trabajar más en los estudios que hay que presentarlos a la brevedad”, insistió.

De acuerdo con Loayza, las tareas deben comenzar ya mismo y deben partir de los paceños, sus clubes, sus autoridades y entidades en todos los ámbitos. “No podemos esperar que otros hagan por nosotros ese trabajo”.

Ponderó la tarea que, en esta recta final decisiva para revertir el veto, efectuaron sobre todo los organismos ligados al fútbol, la Federación Boliviana y la Confederación Sudamericana, cuyo apoyo fue determinante; como también la decidida manifestación de la Comisión Permanente de Defensa de la Altura.

“Esto no ha acabado. Lo más correcto es que ahora preparemos un buen documento. Lo importante será dedicarnos a trabajar y no olvidarnos del tema, una vez que La Paz ha sido de nuevo habilitada”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario