Buscar este blog

martes, 27 de mayo de 2008

Guabirá • Sejas, Arroyo, Melgar, Angola y Agudelo sufrieron un vuelco. Todos están bien

;

El Deber




Pudo haber tenido consecuencias mayores, pero, por suerte, los jugadores de Guabirá Junior Arroyo, Roly Sejas, Víctor Hugo Angola, Rubén Melgar y Guillermo Agudelo salieron prácticamente ilesos del accidente de tránsito que sufrieron el mediodía de ayer, en la doble vía entre Montero y Warnes, cuando retornaban a Santa Cruz luego de la práctica matinal, en la Mutual de ex Jugadores.
La vagoneta Toyota Runner, con placa 1465 YBK, en la que viajaban, terminó con daños de consideración. Todo ocurrió cuando pasaban por el ingreso al básico María Mazzarello y apareció una mototaxi que se les cruzó repentinamente, obligando al conductor (Sejas) a virar a la izquierda para no arrollarla, y viendo que en el otro carril se venía de frente un tráiler, para no estrellarse giró a la derecha; quedando la vagoneta frenada, perdió estabilidad, dio tres vuelcos campana y terminó a un lado de la vía.
En los segundos en que sucedió el hecho, a lo único que atinaron los jugadores fue a sujetarse de los asientos. “Fue de milagro que no terminamos muertos y salimos caminando del vehículo”, manifestó el colombiano Agudelo. Hasta eso, el mototaxista ya se había dado a la fuga. Inmediatamente, los jugadores fueron llevados a la Caja Cordes de Guabirá y a la clínica Máxima para su atención, donde luego de la revisión informó el médico del club, Mauricio Romero, de que Agudelo sufrió una contusión en el hombro izquierdo, Sejas un traumatismo encefalocraneano (TEC) leve, Arroyo una contusión del tórax, Angola y Melgar excoriaciones múltiples en las piernas y brazos.
Los tres primeros quedaron en observación en la clínica, por si existiera alguna complicación, mientras que Melgar y Angola recibieron alta médica. “De acuerdo con una evaluación que les hagamos veremos si los jugadores ya pueden entrenarse desde mañana (hoy)”, añadió Romero. El técnico Óscar Ramírez prefiere que se recuperen plenamente y luego se incorporen al plantel. “Estaba muy preocupado, pero ahora que sé que no pasó nada grave, me siento más tranquilo”, añadió el DT.

Tiro libre

Fue un día pésimo
Durante el entrenamiento matinal, Sejas recibió un fuerte golpe en la rodilla derecha que lo obligó a salir de la práctica, incluso con lágrimas en los ojos. Luego, a la salida de la cancha, sufrió el accidente. Tuvo un día negro.

El mototaxista se esfumó
Luego de provocar el hecho, el mototaxista se dio a la fuga, no se supo quién era, los jugadores no distinguieron ni el color de la motocicleta. La Policía de Tránsito llegó, pero sólo para tomar los datos del accidente

No hay comentarios:

Publicar un comentario