Buscar este blog

martes, 20 de mayo de 2008

Un hincha de la barra de San José (TEMIBLE) perdió el control e hizo explotar un cachorro de dinamita de calibre corto

;

Los Tiempos


Un nuevo cachorro de dinamita hizo temblar el pasado domingo el estadio Félix Capriles, con motivo de la celebración del partido Aurora Vs San José, y como resultado, dejó un susto a las más de 10 mil personas y un enorme hueco en la pista sintética.

Donde iba San José había fiesta, escenario que pisaba estaba alentado por una hermosa barra, sacrificada y entusiasta, que con una enrome banda de músicos empujaba a su equipo así éste estuviera perdiendo.

Allá por los años 90 y casi en los primeros años de 2000, fue calificada como la mejor barra del país, era todo un ejemplo por sus cánticos, sus banderas y por su envidiable identificación para con el club, que hacía todo lo posible por regalar resultado y espectáculo.

Pero qué lejos quedó aquella barra ejemplar, la que en verdad ponía el pincelazo a cada una de las fechas y escenario donde se presentaba a jugar San José, porque desde 2000 hacia delante esos verdaderos hinchas llenos de fiesta pasaron a ser temibles -tal como reza una leyenda en su bandera "la temible"- inadaptados o antisociales, que llegaron a Cochabamba con el título de ser nuevos hinchas.

Decir hinchada, creo que es una exageración, la verdad que no son todos, que son unos cuantos y que los maleantes coladores saben muy bien aprovechar el momento y la ocasión para cometer sus fechorías.

Cochabamba -por ahora- es el lugar preferido de esa gente para cometer actos vandálicos y toda acción que provoque daño a personas o cosas.

Van dos. Un cachorro de dinamita de calibre corto, estalló nuevamente en el estadio Félix Capriles, el pasado domingo, causando daños irreparables a una pista sintética que no tiene la culpa, que tiene un valor de alrededor de casi un millón de dólares y que los deportistas utilizan para hacer deporte. La firma y autor de este hecho uno o unos miembros de la barra brava de San José.

Cuando se jugaba la primera mitad del partido entre Aurora y el cuadro orureño, una explosión de una dinamita terminó por asustar a las más de 10 mil personas que estaban apostadas en el principal escenario, y como resultado palpable fue un considerable hueco a la pista.

Este hecho no es la primera vez que hinchas del plantel orureño utiliza al Capriles para descargar su furia o su trabajo normal.

Ayer el director del Servicio Departamental del Deporte (Sedede), Moisés Revollo, elevaba una demanda a la Policía para que este organismo se encargue de hacer un mayor control de gente que llega al principal escenario de Cala Cala.

"Existe indignación total, por la acción de algunos hinchas de San José. Lo del domingo es un atentado contra el patrimonio cochabambino y nacional, es un atentado contra la propiedad pública, ellos (por los orureños) con qué sacrificio están haciendo su pista sintética, y no les gustaría que otros le hagan lo mismo que les dañe su escenario, pero esperamos que el próximo domingo cuando Wilstermann reciba a San José estos hechos no se repitan", dijo Revollo.

El dirigente señaló que el Sedede no está en condiciones económicas como para solucionar el problema y que lamentablemente será Aurora que corra con los gastos.

"La vez pasada (5 de diciembre del año pasado en el partido Wilstermann-San José), ocurrió lo mismo pero en el sector de general, y ayer (por el domingo) fue en la curva sud", dijo.

Pero eso no queda ahí, también el año pasado, la sede de Wilstermann sufrió un atentado algo similar. Las razones y el autor hasta ahora no se las conoce.

Wilstermann pedirá mayor seguridad

El presidente de Wilstermann, Eduardo Pereira, aseguró ayer que solicitará a la Policía mayor seguridad y controles más efectivos en los accesos a las tribunas del estadio Félix Capriles, con la finalidad de que nadie pueda introducir objetos peligrosos, como ser petardos y mucho menos cartuchos de dinamita. Asimismo solicitará resguardo policial en la sede del equipo.

"Nosotros pediremos a la Policía mayor seguridad el domingo, porque recordemos que el año pasado cuando jugamos con San José tuvimos igual un ataque con dinamita y nosotros tuvimos que hacernos responsables de los daños, así como lo hicimos con el atentado dinamitero realizada por la hinchada de San José, en nuestra sede", dijo Pereira.

Finalmente el dirigente aseguró que se pedirá a la hinchada de Wilstermann que tenga paciencia y educación frente a las provocaciones de San José.

Policía garantizará mayor seguridad

El jefe de Planificación del Comando Departamental de la Policía, coronel Edgar Enríquez, informó que el próximo domingo se garantizará un mayor control en el estadio Félix Capriles para precautelar que no se vuelva a dañar la infraestructura del escenario deportivo.

Con esa finalidad se desplegará una mayor cantidad de efectivos que se hizo para el partido Aurora - San José.

Enríquez manifestó que se realizará un control minucioso en el ingreso de las personas al escenario deportivo, para verificar que no ingrese ningún objeto peligroso. El control en todos los accesos, según el jefe policial, se realizará desde horas de la mañana. La revisión de los bolsones y maletines incluso llegará a los vendedores que ingresan al estadio, puesto que la Policía sospecha que fue a través de este conducto que se introdujeron los objetos explosivos en el último atentado.

Méndez: "Es una barbaridad"

Para el presidente de la Liga del Fútbol Profesional Boliviano Mauricio Méndez, el atentado que sufrió la pista atlética del estadio departamental cochabambino, fue calificado como "una barbaridad", porque "la gente de San José, por segunda vez dañó el estadio Capriles".

En ese entendido según Méndez "la Policía tiene que hacer como en cualquier estadio en el exterior, requisar a las barras bravas, todo objeto peligroso como son este tipo de artefactos que causan daño a la propiedad pública en este caso al estadio"

El presidente de la Liga manifestó que "la Policía debería tomar las precauciones, y hacer su trabajo de decomisar los objetivos que le hacen tanto daño al estadio y de esa manera evitar que las hinchadas entren con semejante equipo de munición al estadio, porque es munición lo que los de San José llevaron ayer (por el domingo)".

Respecto al deterioro que sufrió la pista atlética y el gramado del Capriles en el partido, dijo que los dirigentes de Aurora deben ser los responsables de pagar los gastos del arreglo, porque fueron ellos los que alquilaron el escenario deportivo.

España: "No sabía nada"

El presidente del club San José, Florencio España, aseguró que desconoce de los daños que la hinchada de San José provocó a la infraestructura del estadio Capriles, en el partido disputado entre su equipo y Aurora.

España hizo referencia al anterior atentado que sufrió el escenario deportivo valluno el año pasado, donde según el dirigente orureño no se pudo comprobar que fue la hinchada de San José la que provocó el daño que fue calificado por autoridades deportivas cochabambinas como "vandálico".

"Yo no sabía nada, me estoy enterando en este momento, ahora yo sabia de otros daños anteriormente, donde indicaban que la hinchada habría lanzado dinamita, pero eso nunca de ha podido comprobar, eso es lo importante, ahora no sé si podrán comprobar, si lo hacen entonces seguramente la hinchada se hará cargo", dijo España, desligándose de cualquier responsabilidad sobre los destrozos en el estadio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario