Buscar este blog

lunes, 2 de junio de 2008

Apertura 2008 16ta. Fecha: Guabira 2 - Oriente Petrolero 1

;

El Deber


Las estadísticas son simples números fríos que no garantizan resultados a nadie, y ayer en Montero se dio una muestra clara de esa teoría futbolística. Oriente, que era el favorito, perdió (2-1) y recortó sus aspiraciones de ser campeón. Guabirá, como ocurrió frente a Blooming, se puso los pantalones largos y ganó un partido con humildad y mucho sacrificio, en un momento en que fecha a fecha la sombra del descenso lo acecha.
Si no fuera porque Agudelo se asustó al verse solo en el área chica rival y cabeceó horriblemente mal, tras centro de Dimas, Guabirá habría comenzado golpeando bajo desde el vestuario, tras esa jugada al minuto 2. Después del susto para el arquero Galarza apareció el Oriente que fue a ver la gente desde Santa Cruz, arremetiendo por la derecha con Aguilar y otras veces con Aguirre o Limberg Gutiérrez, pero fallando en la definición.
Pero Maraude ni Limberg ni Campos pudieron violentar la portería de un inspirado Lampe, que ayer estuvo impecable con sus atajadas y, sobre todo, seguro en el juego aéreo, del que abusó la visita.
En una de las opciones más claras de gol para Oriente, Campos encaró a Raúl Justiniano, pero el capitán de Guabirá resolvió la jugada cometiendo falta cerca del área grande y Gutiérrez definió mal al hacerse cargo del tiro libre. El ‘Bomba’ era la esperanza de gol que no llegó. Hasta que Milton Coimbra apareció con firmeza en el área y metió la cabeza justo (Grabowski se confió) para el 1-0 (m.32). Ese gol le desdibujó el esquema a Oriente, que se mandó al frente abusando de los centros, sin encontrar el gol. Guabirá había llegado menos veces que Oriente, pero fue más efectivo.
Tras el descanso, la visita entró con los mismos hombres, cuando se esperaban cambios, porque ni el empate era buen negocio. Cuando Oriente acechaba el arco de Lampe, llegó el golazo del brasileño Dimas (m.72), con un remate cruzado y lejos del alcance de Galarza.
Justo en el minuto 90 apareció la cabeza de Alcides Peña para achicar diferencias, pero un poco tarde. Los tres minutos que adicionó el árbitro se desvanecieron como la espuma y la gente comenzó a dar rienda suelta a su alegría. Guabirá le hizo la vida imposible a Blooming y ayer la víctima fue Oriente, en una jornada en la que los albiverdes tenían prohibido perder.

La figura

Milton Coimbra
El delantero salió ovacionado por la hinchada montereña cuando faltaban dos minutos para el final.
Oportuno. Su gol en el primer tiempo abrió la senda para la victoria de su equipo.
Entrega. Aparte de generar peligro en el área rival, apoyó en la marca.
Experiencia. Junto a Dimas, impuso presencia frente a un rival de peso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario