Buscar este blog

viernes, 20 de junio de 2008

Arturo Galarza, el mayor de la “dinastía” de goleros del fútbol boliviano, falleció la noche del miércoles en Asunción.

;




La Prensa

La “dinastía” de los arqueros Galarza perdió el miércoles por la noche al mayor de todos. Murió Arturo Galarza, quien fue notable arquero de Bolívar por más de 10 años y de la Selección Nacional. Unos dos meses después de haber sido sometido a una intervención quirúrgica por un tumor en la cabeza, un infarto cardiaco acabó con su vida.

La década de los años 70 nunca se borrará de la historia del fútbol boliviano por la presencia de los Galarza en las canchas del país, sobre todo en un partido, pasión de multitudes: Arturo, en Bolívar, y Luis Esteban, en The Strongest. Los dos hermanos le daban un atractivo aparte al clásico del fútbol paceño, porque también era el enfrentamiento entre ellos.

“Cuántos clásicos jugamos juntos, cada quien defendiendo su camiseta. Y también llegamos juntos a la Selección”, recordó ayer su hermano Luis, con la voz entrecortada y todavía golpeado por la infausta noticia.

Arturo fue un bolivarista de corazón. “Fue su único club en Bolivia”.

Nació a la vida futbolística en el Nacional paraguayo, donde también se inició Luis. A sus 19 años ya fue convocado a la selección “guaraní” un par de veces, pero el gran salto lo dio cuando don Mario Mercado Vaca Guzmán, entonces presidente de la “Academia”, fue hasta Asunción a buscarlo y lo trajo para que custodiara el pórtico de Bolívar.

En 1969 llegó al país. Fue el año en que se produjo la tragedia de Viloco, el accidente en el que falleció todo el plantel de The Strongest. Entonces, Arturo alentó la posibilidad de traer a su hermano más pequeño, Lucho, que tenía 18 años, y consiguió que se incorporara al nuevo “Tigre”.

“He perdido a mi hermano mayor, pero sobre todo a la persona que me educó, que me guió en el fútbol. El que, cuando yo sólo tenía 18 años, me trajo a Bolivia y me dijo: ‘Luis, aquí vas a tener futuro, aquí vas a jugar’. No se equivocó. Éramos muy unidos”.

Después de 12 años en Bolívar, Arturo Galarza se marchó para cerrar su carrera futbolística. Jugó un tiempo más en Guaraní de su país natal y en el Deportivo Pereira de Colombia. Luego se retiró.

Naturalizado boliviano, fue arquero de la Selección. “Tuve la dicha de compartir con mi hermano en el seleccionado. Fuimos juntos aquella vez (1977) al repechaje con Hungría. Estoy golpeado, me duele mucho haber perdido a mi hermano”.

Los Galarza eran cinco: Arturo, Catalina, Anita, Tito y Luis Esteban. Del mayor y del menor nació la “era” de los arqueros inacabables en el fútbol boliviano con ese apellido.

Arturo tuvo tres hijos: Arturo, Rocío y Rolando, quien —nacido en La Paz— le siguió los pasos y hasta no hace mucho jugó en el fútbol boliviano. Su último club fue Aurora.

Luis tuvo a Sergio —actual golero de Oriente y de la Selección—, Luis —guardameta de Wilstermann— y Marcelo, el único que no entró en el juego del fútbol.

“Mi hermano Arturo empezó todo con su afición por el arco. Yo le seguí los pasos y nuestros hijos hicieron lo mismo. En este momento lo recuerdo como a un gran profesional, un gran hijo, un gran hermano y un gran padre”.

Arturo tuvo un paso fugaz en Bolivia como entrenador, cuando dirigió a Ciclón de Tarija. En Asunción, lo último que hizo fue trabajar en el cuerpo técnico del Olimpia, como asistente de Gustavo Costas. También en Paraguay era muy reconocido por su trayectoria en el fútbol.

Luis, hoy técnico de Real Mamoré, sintió mucho el no haber podido viajar a Asunción para acompañar a su hermano hasta su última morada. Arturo fue enterrado ayer por la tarde, al día siguiente de haber visto por televisión a sus dos amores en la cancha: Bolivia y Paraguay.

EL DATO

Jugó en cuatro clubes

Arturo Galarza nació en Asunción del Paraguay el 7 de septiembre de 1944. Se inició como futbolista en el club Nacional de su país. A los 19 años fue convocado a la selección mayor “guaraní”. Llegó a Bolivia en 1969 y jugó unas 12 temporadas en Bolívar, su único club en el país. Guaraní (Paraguay) y Deportivo Pereira (Colombia) fueron sus otros clubes. Se naturalizó boliviano y actuó en la Selección Nacional.

EL APUNTE

La “Academia” está de duelo

Bolívar lucirá un cintillo en señal de duelo en sus próximos partidos del torneo Apertura de la Liga, por la desaparición de quien fuera su arquero Arturo Galarza. También hará gestiones para que en el cotejo del domingo, en la Villa Imperial ante Real Potosí, se proceda a un homenaje al ex futbolista a través de un minuto de silencio.

Las frases

Arturo fue un excelente compañero y un ejemplo para los futbolistas de entonces. Era trabajador, respetuoso y muy dedicado a su trabajo. Muchas veces fue solidario. Tuve la suerte de jugar varios años con él”

Raúl Alberto Morales

Ex jugador de Bolívar

Arturo fue una persona intachable y como jugador también, además de un compañero ejemplar. Fue uno de los futbolistas que, venidos desde el exterior, más tiempo se quedó en Bolívar, al que le dio grandes alegrías”

Ramiro Blacut

Ex jugador de Bolívar

Botero es la duda del DT para Potosí

Joaquín Botero está en veremos, en Bolívar, para el partido del domingo frente a Real Potosí en la Villa Imperial, pues el delantero regresó de la Selección Nacional acusando una contractura en la pierna derecha.

El autor de dos de los cuatro goles con los que Bolivia derrotó a Paraguay el miércoles en el estadio Hernando Siles se reincorporó ayer al régimen “académico”, pero sólo se dedicó a trotar.

Según el médico Raúl Alberto Morales, no es una lesión de consideración, y con un tratamiento consistente en fisioterapia e hidromasajes se procurará recuperarlo, y hoy hará fútbol, a ver si puede viajar a Potosí y ser de la partida en la reanudación del torneo Apertura.

Los otros tres futbolistas del seleccionado, Carlos Arias, Leonel Reyes y Abdón Reyes, también cumplieron sólo una labor liviana, pero podrán ser tomados en cuenta ante Real Potosí.

En la sesión de fútbol de ayer, el técnico Jorge Habegger probó el siguiente equipo, que sufrirá variantes con la incorporación de los seleccionados: Mauricio Sahonero, en el arco; Carlos Camacho, Jorge Ortiz, Ignacio García, Luis Torrico y Mario Ovando, en la zaga; Erick Melgar, Daner Pachi y Arnulfo Valentierra, en el medio sector; Rodrigo Vargas con Pablo Salinas, adelante.

En este partido, Habegger no podrá contar con Emilio Martínez y Ariel Juárez, por expulsión ante Wilstermann. Ambos jugarán hoy contra Mariscal Braun por el torneo Integrado de la Asociación de Fútbol de La Paz. A ellos se sumará Pablo Rivera, quien volvió tarde desde Estados Unidos al trabajo, y necesita recuperar ritmo futbolístico.

El argentino Nahuel Fioretto estará listo para hacer fútbol dentro de dos semanas, informó el preparador físico Luis Aspiazu.

No hay comentarios:

Publicar un comentario