Buscar este blog

lunes, 16 de junio de 2008

Chile jugó como si fuese el local y derrotó a Bolivia con merecimientos,

;




El Deber

En una noche para el olvido, de ésas a las que nos tiene acostumbrados la selección, Chile puso a Bolivia de cabeza en el sitial que le corresponde (último en la tabla de posiciones) y le achicó el camino al Mundial de Sudáfrica 2010, cuando las Eliminatorias recién empiezan (ya perdió cinco puntos de local). El equipo de Marcelo Bielsa se paseó a placer en un estadio Hernando Siles que ya no mete miedo y ganó merecidamente (2-0) como hace cuatro años.
Anoche, sin Nelson Acosta y con Erwin Sánchez en el banco, Bolivia se metió de entrada en un callejón sin salida abusando de las malas entregas y apelando a los pelotazos sin un orden táctico. En el balance, terminó pagando caro por sus propios errores y por las desatenciones defensivas. En el primer gol, dos jugadores quedaron enganchados en el fondo tras un riflazo al travesaño de Alexis Sánchez. Luis Gutiérrez saltó pesadamente mal y la pelota le quedó rebotando a Medel, que de media chilena la mandó lejos del arquero Galarza.
En el segundo gol, el que selló la victoria chilena, Hoyos calculó mal en el salto tras un centro por la derecha y Medel, que apareció nuevamente en el área siendo que es defensor, acomodó el balón y tocó suave. Chile ganó bien porque tuvo mejores ideas, se defendió con orden y a la hora de atacar lo hizo con rapidez y sorpresa.
Bolivia volvió a mostrar las mismas falencias de siempre: flojo en la marca, demasiada lentitud en las salidas, sin un hombre que asuma el rol de generador (no se entiende por qué ni siquiera llevó al banco a Joselito Vaca) y en definitiva un equipo frágil en el ataque. Juan Carlos Arce hizo el papel de ‘fantasma’ en el partido y, en cambio, Martins apeló a lo que pudo. No hubo quién lo alimentara futbolísticamente, ni con llegadas por los laterales ni a través de centros.
La altura de La Paz ya no pesa ni mete miedo como antes. Chile hizo un trabajo especial para contrarrestar los 3.600 metros y la victoria lograda anoche es el fruto de una planificación que no la tuvo Bolivia porque ni amistosos hizo. Bielsa apostó a ganar con un esquema agresivo y su equipo se llevó del Siles tres puntos que son de oro y que lo acercan al objetivo final.
El ingreso de Luis Gatty Ribeiro, en el segundo tiempo, le inyectó un poco de aire fresco al equipo, pero su aporte tampoco fue suficiente para doblegar a un Chile más entero futbolísticamente, con mejor panorama y con ideas claras. Encima, el ‘Chupete’ Humberto Suazo se perdió un gol de cabeza cantado en el minuto 90, lo que pudo haber terminado en goleada.

El dato

Erwin Sánchez hizo entrenar a Joselito Vaca en el equipo titular durante dos días, pero ayer no lo convocó ni al banco

Reprochable

El ‘bomba’ no acertó
La selección dio la impresión de que apostó a los tiros libres de Limberg Gutiérrez. El ‘Bomba’ ensayó varias veces, pero mal.

Sin un conductor
Limberg Gutiérrez ni Jhasmani Campos cumplieron con ordenar el mediocampo. Supuestamente eran los generadores, pero ninguno funcionó.

No hay sorpresa
Chile mostró dinámica; Bolivia, en cambio, abusó de su lentitud. Supuestamente la altura es para ahogar al rival; ayer fue todo lo contrario.

No hay comentarios:

Publicar un comentario