Buscar este blog

lunes, 9 de junio de 2008

l promedio de edad de la Selección ha bajado a 25.6 años

;

La Prensa


Juventud y experiencia conjuncionadas hacen que la actual Selección nacional, convocada para los partidos por las eliminatorias mundialistas, frente a Chile y Paraguay, tenga uno de los promedios más bajos de la “Verde” en los últimos tiempos, que alcanza a 25.6 años.

En este plantel, donde se percibe una parte de la renovación postulada por el técnico Erwin Sánchez, tienen cabida jugadores de 20 años, como también algunos de más de 30. Pero, a diferencia del pasado no muy lejano, ya no hay integrantes que superen la barrera de los 35; más allá de que “Platiní” ha dejado claro que, al momento de convocar, no se fija en la edad de un jugador, sino en la capacidad que éste demuestra en la cancha con su club.

Los mayores exponentes de la juventud de la que está hecho este equipo son Jhasmani Campos, Marcelo Martins y Didí Torrico, con 20 años de edad. Apenas un escalón más arriba, pero contemplados también entre los con menor edad, aparecen Ronald Rivero y Ricardo Pedriel, con 21. De momento, sólo Martins aparece como firme candidato a ser titular en el equipo que el próximo domingo recibirá a Chile.

Por debajo de los 25 años hay otros jugadores. Están el delantero Juan Carlos Arce y el mediocampista Mauricio Saucedo, quien en 2008 cumplirá 23, los mismos que ya tiene el zaguero de Oriente Petrolero, Luis Gutiérrez. Si no hay cambios de última hora, lo más probable es que todos sean titulares.

“Por el lugar que se mire hay muchos jugadores jóvenes en este grupo, eso hace que sea una selección fresca, alegre, con un gran sentido de solidaridad, de cooperación y sobre todo de superación. La propia juventud de los jugadores hace que cada día se consiga algo más en el trabajo que estamos haciendo”, opinó el coordinador de selecciones, Carlos Aragonés.

Así como ha convocado a jóvenes valores, Sánchez también ha llamado a los que, en los 30 o pasada esa barrera, se convierten, por edad, en los más veteranos, y señalados para imponer la experiencia en el grupo. Algunos de ellos están entre los que más partidos Clase A con la “Verde” han disputado (ver cuadro aparte).

El más “viejo” es el arquero de Oriente Petrolero, Sergio Galarza, quien está por cumplir 33 años. Leonel Reyes, el capitán de Bolívar, sumará 32 en 2008; mientras que Joaquín Botero y Limberg Gutiérrez, ambos tienen 30 cumplidos.

La mayoría de los jugadores que integra la Selección está entre los 25 y los 29 años de edad. En esa escala se contabilizan 12 de los 25 de la lista.

Limbert Méndez, Abdón Reyes y Joselito Vaca, tienen 25 años; con 26 están Hugo Suárez y Santos Amador.

A los 27 han llegado Ronald Raldes, Ronald García y Miguel Ángel Hoyos. A los 28, Luis Gatty Ribeiro, Carlos Arias y Ronald Gutiérrez; y con 29, aportan con su cuota de experiencia, Lorgio Álvarez y Wálter Flores.

Según Aragonés, esta cuota de renovación que se percibe en el seleccionado no se debe a un proceso forzado, sino a que los jóvenes están mostrando condiciones en sus equipos, y ese destaque hace que releguen a otras figuras con mayor trajín en el fútbol nacional e internacional.

“Sin lugar a dudas que sus condiciones son el único camino que los condujo a la Selección. Sería un error y un retroceso convocar a gente que no está preparada, sería un daño para ellos mismos, porque un jugador que no está preparado se sentiría disminuido. Erwin Sánchez ha tenido mucho cuidado en seleccionar a la gente para estos dos partidos”, agregó Aragonés.

Con respecto al aporte de experiencia que ponen determinados futbolistas, el mismo es necesario para provocar un equilibrio en el plantel y una armonía en el trabajo.

Asimismo, Aragonés destacó que el grupo tenga una vida llevadera en la concentración, donde se nota “permanente alegría, comunión, contacto, una gran convivencia que hace más fuerte al plantel. El grupo se arma por sí solo, (los jugadores) aprendieron a convivir con entendimiento, respeto y afinidad que tienen unos con otros”.

Para el Coordinador Nacional de Selecciones, todos esos factores ingresan en lo que se denomina “entrenamiento invisible”, que es igual de importante al que se desarrolla en el campo de juego. “La preparación mental y psicológica es muy valiosa, este plantel le dedica muchas horas a que los jugadores adquieran hábitos de comportamiento y de alimentación. Buscamos que esas cualidades las tengan no sólo cuando estén concentrados sino que las lleven a su vida diaria y que sean también ejemplo en sus clubes. El cuerpo técnico pretende que sean futbolistas todos los días y no a medias. Los jóvenes no sólo han recibido esos mensajes, sino que los están aplicando, que es lo más importante”.

El dato

Martins, casi 21

De los 25 jugadores que están convocados, el único que cumplirá años dentro de la concentración es Marcelo Martins, quien llegará a 21 el 18 de este mes, justo el día que Bolivia rivalizará con Paraguay. El delantero nació en La Bélgica, Santa Cruz, en el año 1987.

No hay comentarios:

Publicar un comentario