Buscar este blog

sábado, 28 de junio de 2008

La bandera del “Tigre”, a 6.462 metros de altura

;

La Prensa


La bandera de los 100 años de The Strongest flamea desde el jueves, a las siete de la mañana, en lo más alto del nevado Illimani, a 6.462 metros sobre el nivel del mar.

Como parte de los festejos por el Centenario, que el club celebró el pasado 8 de abril, la dirigencia “atigrada” le encomendó al montañista Bernardo Guarachi llevar la enseña de la entidad a la cima del Pico Sur, el más alto, y el notable deportista cumplió.

La misión fue calificada como una de las actividades más significativas que ha organizado la dirigencia “atigrada” por el aniversario número 100 de la entidad, que se enmarcó además como un aspecto adicional de la defensa a la práctica del fútbol en ciudades de altura.

El escalador, que en 171 ocasiones ha ascendido al nevado, enclavado en la Cordillera Real, manifestó ayer su satisfacción por haber coronado una vez más el Illimani. “Hemos cumplido la misión que nos encomendó el presidente de The Strongest. Todos los hinchas de esa institución pueden estar felices”. El ascenso, sin embargo, tropezó con algunos problemas de tipo climático, lo que hizo que la comitiva, que en principio estuvo integrada por ocho personas, se redujera a cuatro que llegaron a lo más alto, además acortando los tiempos.

Acompañaron a Guarachi hasta el final de la incursión su hijo Eliot, “una amiga alemana” de nombre Gisela y Pedro, “un muchacho de nuestra escuela de montaña”.

Estaba previsto que la misión se completara el jueves, a mitad de mañana aproximadamente, y el retorno el viernes; pero por el mal tiempo todo se hizo el jueves desde muy temprano y se estuvo de retorno en la ciudad a las 20.00.

Guarachi contó que en los primeros días (martes 24 y miércoles 25) las actividades se realizaron de acuerdo con lo planificado. El primer día se llegó hasta el campamento base a 4.500 metros y al día siguiente se completó el trayecto hasta el campamento intermedio (Nido de Cóndores) a 5.500 metros de altitud. “Notamos algo raro en el Illimani, que estaba empezando a cubrirse de nubes. Esa tarde dormimos en el Nido de Cóndores, pero el 26 prácticamente madrugamos mucho, porque en la altura no se duerme bien”, contó Guarachi.

La caminata se reanudó a las dos de la mañana del jueves, “pero el cielo estaba cubierto y nos preocupaba, algún momento pensamos en no continuar ese día, porque por la neblina no se podía ver muy bien, caía un poco de nieve; además, con el viento se borra la huella y uno se desorienta totalmente; sin embargo, nos encontramos con un grupo de alemanes y entre todos nos motivamos y llegamos como sea a la cima”.

Allí, Guarachi y compañía hicieron flamear la bandera (de cuatro por tres metros), que tiene la inscripción “Tigre 100 años”, y luego iniciaron el retorno. “Estuvimos aproximadamente 20 minutos, queríamos estar más tiempo pero por el frío y el viento fue imposible. Incluso el video no ha funcionado, se tomaron unos segundos de imágenes y se cortó todo lo demás. Pese a los problemas, cumplimos la misión”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario