Buscar este blog

martes, 17 de junio de 2008

La Selección decide cerrar las puertas

;




Puertas cerradas, celosa custodia policial en ellas y ninguna información sobre su actividad caracterizaron un día después de la derrota frente a Chile a la Selección Nacional de fútbol, que optó ayer por alejarse lo más posible del contacto con el mundo exterior y se recluyó en la intimidad para olvidar las penas y afrontar la preparación para el difícil cotejo de mañana frente al líder Paraguay, por la sexta fecha de las eliminatorias mundialistas.

Las extremas medidas ordenadas por el cuerpo técnico, encabezado por Erwin Sánchez, llevaron al jefe de Prensa de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF), Javier Silva, a no dar ningún detalle, ni siquiera de dónde iba a entrenarse el seleccionado, aunque no fue difícil descubrir que el lugar elegido era Tembladerani, y un edificio en construcción, contiguo al estadio Libertador Simón Bolívar, sirvió para que el periodismo siguiera el desarrollo de la práctica.

La idea de “Platiní” y compañía no era ocultar nada del ensayo, que fue sólo de recuperación física, sólo establecer una distancia para, seguramente, no seguir dando explicaciones de la caída a manos chilenas, que dejó sobre todo malhumor entre los integrantes de la “Verde”.

A diferencia de las anteriores sesiones a puertas cerradas, la de ayer estuvo marcada por una custodia policial que antes no se había registrado. Los uniformados tenían la orden de Silva de no permitir el ingreso de los periodistas.

El jefe de Prensa, siguiendo las instrucciones de Sánchez, eludió en todo momento de la jornada brindar información. No conforme con ello, tampoco dio explicaciones posteriores, más bien en una muestra del mal ambiente que se vive en el interior del grupo, y de su escasa educación y formación, el funcionario cruceño mandó a “rodar” al periodista corresponsal de la Cadena FoxSports en Bolivia, Óscar Dorado Vega.

En medio de las estrictas medidas de seguridad, no compartidas —según dijo él mismo— por el presidente de la FBF, Carlos Chávez, el bus del seleccionado llegó a Tembladerani a las 16.15.

El entrenamiento, luego de una charla en la que participaron cuerpo técnico y jugadores, fue de recuperación, ejercicios poco exigentes y una sesión recreativa de fútbol-tenis.

Chávez, el vicepresidente Jorge Justiniano y el secretario general Pedro Zambrano, de la Federación, acudieron a Tembladerani.

En un gesto que pareció buscar la apertura de puertas al periodismo, el titular federativo se acercó a “Platiní”, dialogó por unos instantes con él y luego se alejó.

Intentando poner paños fríos, Chávez declaró que no compartía la postura de Sánchez, aunque la respetaba.

“Es una decisión del cuerpo técnico que hay que respetar. Quizá era el momento para que los jugadores hablen y ratifiquen su compromiso para el próximo partido. Pero (no hacerlo) es una cuestión interna de ellos. Él (Sánchez) como autoridad, como técnico, la hace respetar”, explicó el dirigente.

Hace semanas, “Platiní” desautorizó a Chávez, luego de que éste hiciera gestiones para que jugadores de Universitario se incorporen 24 horas más tarde al entrenamiento de la Selección. Éstos llegaron, pero Sánchez los mandó de vuelta a casa.

Al salir del estadio, cuerpo técnico y futbolistas no se libraron de algunos abucheos y recriminaciones por parte de varios transeúntes, que al percatarse de que la Selección estaba en el lugar, gritaron a sus integrantes por su baja producción en el cotejo frente a Chile.

“No vayan a creer que los jugadores querían perder el partido —dijo Chávez—, estaban muy golpeados. Confío en que esa bronca se traducirá en una buena actuación el miércoles”.

A diferencia de ayer, para hoy está anunciado un contacto de la Selección con el periodismo. La atención fue fijada para las 17.30 en el estadio Hernando Siles.

Otra mirada

CAMPOS, LESIONADO

Jhasmani Campos fue cambiado a los 20 minutos del segundo tiempo del partido contra Chile porque acusaba un fuerte dolor en la espalda. El futbolista, que está en tratamiento médico, sólo desarrolló ayer una caminata alrededor del campo de juego, acompañado por el fisioterapeuta César Cadima.

CAMBIOS

Aunque se maneja con total hermetismo, trascendió que Erwin Sánchez está planeando hacer por lo menos tres cambios en la alineación para el cotejo de mañana frente a Paraguay. Ronald García, en lugar de Lorgio Álvarez, es el más probable. También se prevé la inclusión desde el vamos de Joaquín Botero y Luis Ribeiro, y no se descarta que Joselito Vaca sea igualmente de la partida.

EL RIVAL

Sin Darío Verón, expulsado en el anterior cotejo, y Roque Santa Cruz, quien pidió no ser considerado para este compromiso, el seleccionado de Paraguay reanudó ayer entrenamientos. El técnico Gerardo Martino anunció que para el choque contra Bolivia pondrá entre los titulares a jugadores que militan en clubes mexicanos, habituados a jugar en la altura, entre ellos el goleador Salvador Cabañas.

La derrota caló hondo y la demanda de entradas es casi nula

La derrota de la Selección Nacional, acompañada por su baja producción, echó por la borda toda la expectativa que había en la afición, que se volcó con todo a alentar al equipo el domingo, pero que empezó a dar señales ayer de que difícilmente hará lo propio este miércoles.

La dirigencia de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF) se aferra como “gancho” para atraer al público a que se presentará el líder de las eliminatorias, y a la probabilidad de que nuestro seleccionado pueda obtener su primer triunfo ante tan difícil adversario.

Sin embargo, ayer no fue nada auspiciosa la venta de boletos. “La gente no está respondiendo”, dijo Wálter Saavedra, funcionario del Banco Mercantil Santa Cruz y responsable de la comercialización de localidades.

Apenas unas decenas de personas se acercaron a las ventanillas de Miraflores para adquirir sus boletos. En total fueron puestas a la venta 36.000.

Por el momento son menos de 5.000 los boletos vendidos: 3.059 que corresponden a los abonos y 1.405 que fueron adquiridos bajo el sistema de “combo”, es decir tanto para el partido contra Chile como para el cotejo frente a Paraguay. El total es de 4.464 entradas.

En la anterior eliminatoria, el total de entradas sueltas vendidas para el partido contra los “guaraníes” fue de 13.041, y los abonos, 5.782. Sin embargo, aquella vez transcurrieron dos meses desde que Bolivia cayó —por el mismo 0-2— frente a Chile; en cambio, ahora sólo hay tres días de diferencia entre un encuentro y otro.

Los precios se mantienen en: butaca A, 300 bolivianos; butacas B y C, 250; recta de preferencia, 150 (media 75); recta de general, 80 (media 40); curvas 60 (media 30). La atención al público continuará hoy a partir de las 08.30 en horario continuado hasta las 18.00.

1 comentario:

  1. A todos los fanáticos del fútbol (y/o de River Plate) les recomiendo esta entrevista con Marcelo Gallardo, que aparece en el blog oficial de D.C. United. Una charla en la que El Muñeco habla sobre el ultimo campeonato del club de sus amores; su compañero y DT de River Plate, Diego ‘El Cholo’ Simeone y su nueva vida en Washington D.C.

    Este es el link:

    http://www.behindthebadge.com/es/2008/06/entrevista-con-el-muneco-galla.php

    ResponderEliminar