Buscar este blog

martes, 26 de agosto de 2008

Barras violentas dañan a sus propios equipos

;
La Razon



Las barras en contra de sus propios clubes. A esa conclusión llegó el presidente de la Liga, Mauricio Méndez, luego de los últimos acontecimientos en los que se involucraron cuatro clubes ligueros.

Todo comenzó el 20 de julio, cuando la hinchada de San José invadió el campo de juego del estadio Jesús Bermúdez, en el encuentro ante La Paz FC que decidía al subcampeón del torneo Apertura. La Liga determinó suspender el escenario orureño por falta de garantías.

El domingo 17 de agosto, las hinchadas de Blooming y Oriente protagonizaron otro escándalo en las tribunas del estadio Tahuichi y en las afueras de ese campo deportivo; sin embargo, el veedor de ese partido, Édgar Menacho, no mencionó esos hechos en su informe.

Tres días después, la misma hinchada despidió con petardos al seleccionado nacional y al día siguiente los hinchas de Blooming estuvieron a punto de suspender el juego contra Olimpia por la excesiva cantidad de petardos al campo de juego.

´Las barras están jugando en contra de sus propios equipos, a San José su hinchada lo mandó a Cochabamba, a Blooming sus aficionados le quitaron minutos preciosos que podía utilizar para pasar a la otra fase y la barra de Guabirá le quita a su equipo la posibilidad de pelear un resultado adverso cuando está a punto de descender´, sostuvo el titular liguero, Mauricio Méndez.

La inseguridad llegó al extremo de que la dirigencia de Guabirá decidió que el resultado del domingo contra Mamoré (1-3), quede de esa forma ya que no existían condiciones para jugar los 17 minutos que restaban.

´Los presidentes de ambos clubes firmaron un acta en el que daban por concluido el juego, pero lo lamentable es que no exista garantías para poder jugar el tiempo que restaba´, explicó Felipe Rodríguez, titular del Comité Técnico de la Liga.

El domingo, los azucareros deben recibir a Blooming en el estadio de Montero, pero aún no se sabe qué tipo de garantías ofrecerá al equipo visitante y a sus propios jugadores, que perderán la categoría si empatan.

Dentro la cancha

Viejas rencillas
La patada de Sandro Coelho a Alberto Illanes son problemas viejos desde que ambos estaban en The Strongest.

Otra pelea
Ricardo Fontana estuvo a punto de golpear a Raúl Morales, que insultó al ´Tano´ en el clásico paceño.

Las Frases

Hemos solicitado que el partido concluya 1-3, a favor de Mamoré, porque no hay garantías para reanudar el juego.
Tuffi Are, titular de Guabirá

El estadio de Montero no puede ser suspendido ya que no hubo invasión de la afición a la cancha.
Felipe Rodríguez, Comité Técnico Liga

Yo fui a separar a los jugadores y recibí agresiones de manera cobarde de parte de Coelho y Alex Da Rosa.
Alberto Illanes, asistente de la ´U´

1 comentario:

  1. Bueno yo creo que la forma que racciono la inchada puej fue algo agresiva pero que vamos hacer puej si siempre los orientistas son los que hacen su escandalo y bueno ya era hora que agamos algo no.... pero no apoyo lo que isieron

    ResponderEliminar