Buscar este blog

lunes, 25 de agosto de 2008

Clausura 2008 4ta Fecha: The Strongest 2 - Bolivar 4

;


La Prensa



Los errores propios y los del árbitro tumbaron ayer a The Strongest, y de ellos sacó provecho Bolívar, haciendo lo suyo, acertando en las definiciones para ganar con un score amplio (2-4) el clásico paceño número 157 en la historia de la Liga.

Suelen decir entrenadores y futbolistas cuando pierden que su derrota se debe, precisamente, a errores propios más que a virtudes del rival, y por lo general esas afirmaciones están alejadas de la realidad; pero algo de eso hubo ayer en el comportamiento defensivo del “Tigre”, aunque también fue virtud de la “Academia” el saber sacar ventaja de esa especie de regalos.

La influencia de las fallas defensivas en el equipo “atigrado” y las del árbitro fue determinante. Bolívar anotó tres goles que, más allá de haberlos resuelto bien, tuvieron origen en errores stronguistas y el restante —el primero—fue entregado por el referí, también muy bien aprovechado por los “celestes”.

Fue un partido entretenido, por lo luchado más que bien jugado. En realidad ninguno de los equipos hizo futbolísticamente mejor las cosas que el adversario, de manera que merecer ganar o perder estaba lejos de la realidad. Primó la entrega, a veces los roces excesivos, las faltas malintencionadas ante la vista de un árbitro complaciente, y al final se definió a favor del que menos errores cometió.

El gol “atigrado” que abrió la cuenta llegó a los 18 minutos, inmediatamente después de que Escobar generó la primera ocasión de peligro. Los minutos anteriores habían sido favorables a Bolívar.

De un tiro de esquina y una mala salida de Arias, Luis Méndez encontró el esférico y lo mandó a dormir en el fondo del arco “celeste”.

El festejo le duró poco al “Tigre”, porque inmediatamente vino un error del árbitro. Guerrero —de muy lejos— cobró una supuesta falta contra Salinas, inexistente desde todo punto de vista, y a los 22 minutos Valentierra cambió el tiro libre por el gol del empate con una magnífica pegada de zurda al palo del arquero Fernández.

Cuatro minutos más tarde, el propio Valentierra se encontró con el balón mal rechazado por los zagueros y con un disparo bien colocado puso a Bolívar arriba en el marcador.

La “Academia” no había hecho grandes merecimientos para merecer la victoria parcial, pero sí supo hacer los goles, y antes del final de esa etapa el colombiano casi aumenta con un tiro dentro del área que mandó la pelota al palo.

En todo caso, el último cuarto de hora o un poco más había sido de The Strongest, cuya mayor opción de empatar la fabricó Flores, pero su gran disparo hizo que el esférico rebotara en el palo con Arias ya vencido.

El comienzo del segundo periodo fue parejo, pero eso no duró mucho. El “Tigre”, urgido como estaba, inclinó la balanza a su favor, tuvo chance y a la larga consiguió su propósito, que era el empate. El brasileño Miro Bahía hizo una buena acción individual, fue trabado en el área por Martínez y la pena máxima la resolvió Cardozo a los 20 minutos, con un buen disparo que Arias no pudo contener.

A partir del 2-2 la historia pudo favorecer a The Strongest que se mostraba más íntegro sobre la cancha, había logrado superar a Bolívar, pero todo cambió de nuevo a los 25’, cuando el referí expulsó a Flores, por doble amarilla, en una decisión que no se discute; aunque su pecado fue no haber expulsado antes a algún jugador “celeste”, el capitán Leonel Reyes, a quien le perdonó la vida.

La “Academia” creció con uno más, y de paso volvió a disponer de opciones concedidas por su rival. A los 30’ Rolón parecía tener todo controlado en su área, pero perdió de manera inexplicable el balón con Salinas, cuya virtud fue ir a pelear y no darse por vencido, y el delantero definió con un bombazo para el 2-3.

Por si algo más faltaba, The Strongest cometió otro error en la salida, la pelota llegó a los pies de Valentierra, de donde salió un magnífico pase a Botero, quien solo anotó con solvencia para establecer el 2-4 definitivo.

Si hay que buscar las razones para el triunfo de Bolívar apartando los errores de su adversario, éstas tienen que ver con lo bien que sus jugadores supieron definir las opciones que tuvieron, que fueron las más claras, porque otras, por virtudes propias de los “celestes”, fueron muy pocas, y hasta hubo momentos en que The Strongest jugó mejor y dio la sensación de que el partido en cualquier momento se inclinaría a su favor.

Una semana atrás Bolívar jugó un desastre y perdió ante Real Potosí. Ayer mejoró un poco, aunque no tanto como para merecer el resultado que finalmente se dio en el clásico. “Hoy este equipo tuvo alma”, resumió Salinas al final del cotejo. No habló de fútbol vistoso ni nada parecido. Es que no lo hubo.

Se rompieron los empates

Hubo tres clásicos paceños hasta ahora en lo que va del año en los certámenes ligueros. En los dos anteriores no se hicieron daño, pues ambos —por el Apertura— terminaron igualados a dos goles. Por eso, la victoria de la “Academia” ayer fue la primera en esta temporada ante su tradicional adversario, que tendrá revancha en la segunda rueda de este torneo Clausura.

La otra mirada

LO QUE QUISIERON

A los 30 segundos, Leonel Reyes le pegó a Wílder Arévalo como para amarilla. El árbitro no dijo nada. Desde entonces hubo patadas por doquier, y el referí siguió haciéndose el de la vista gorda. Cuando The Strongest anotó la apertura de la cuenta, los bolivaristas rodearon a Guerrero, lo empujaron y lo insultaron, y apenas salió una amarilla. Cuando llegó el turno de los reclamos “atigrados”, el árbitro tampoco reaccionó.

POCAS AMARILLAS

Fue un clásico para dos o tres expulsiones y muchas amarillas. Sin embargo, el árbitro no lo entendió de esa manera, pues apenas amonestó a Luis Méndez, de The Strongest; a Mainguyague, Martínez, García, Reyes y Salinas, de Bolívar. El expulsado Flores fue por doble amonestación.

¿FAIR PLAY?

Reynoso había caído en territorio “atigrado”, The Strongest atacaba, pero Escobar optó por echar la pelota a un lado para que el “celeste” fuera atendido. Cuando el referí ordenó la reanudación del juego, Arana tiró el balón lo más lejos que pudo, con tal de no darle opción de ataque al rival. ¿Jugó limpio? El técnico stronguista, Ricardo Fontana, se lo quería comer.

TRES DE ENTRADA

El partido comenzó mejor para Bolívar, tan es así que en menos de 10 minutos tuvo tres opciones, y todas las desperdició Salinas, aunque en alguna de ellas Fernández respondió magníficamente (el arquero “atigrado” estuvo bien a pesar de los cuatro goles que le hicieron). Pablo tuvo su revancha en el segundo tiempo, peleando primero por la pelota y anotando luego el tercer gol “celeste”.

POBRE ROLÓN

Fue una tarde negra para el zaguero paraguayo de The Strongest. A Ignacio le tocó cometer los errores más groseros que Bolívar los aprovechó para marcar la diferencia. Rolón jugó nervioso y la dupla con Méndez en la zaga tuvo muchos problemas.

MORALES VS. FONTANA

Un incidente que no pasó desapercibido. El médico de Bolívar, Raúl Alberto Morales, y el técnico “atigrado”, Ricardo Fontana, se dijeron de todo. Los insultos del galeno encontraron respuesta en el entrenador y por poco se van a los golpes. De hecho, Fontana le dio un empujón. Dio la impresión de que el médico no fue a curar, sino a abrir heridas.

El Árbitro

Mal

A los 30 segundos Leonel Reyes pegó y debió ser amonestado. Como Guerrero le perdonó, a partir de ahí imperó el mando de los jugadores, no del árbitro. Fue un partido como para dos o tres expulsiones y sólo uno —Flores— pagó los platos rotos. Cobró desde muy lejos una supuesta falta que dio pie al empate (1-1) de Bolívar. Fue un arbitraje de muchos errores y pocos aciertos.

Sin figura

Con lo bien que definió en dos opciones que tuvo y una que otra acción más, Valentierra pintaba para ser figura, luego desapareció y en algún momento volvió esporádicamente a aparecer. Esa irregularidad no lo consagró definitivamente en el clásico, que por otra parte tuvo en Pablo Salinas a un luchador —y a la larga eso le dio frutos— más allá de que hubiera desperdiciado unas cuantas situaciones en el comienzo.

Síntesis

The Strongest 2

Gustavo Fernández

Christian Vargas

Ignacio Rolón

Luis Méndez

Diego Bengolea

Sacha Lima

(14’ST Alejandro Bejarano)

Wálter Flores

Wílder Arévalo

Jaime Cardozo

(39’ST Paredes)

Pablo Escobar

Roberto Galindo

(1’ST Miro Bahía)

DT: Ricardo Fontana

Bolívar 4

Carlos Arias

Augusto Mainguyague

Emilio Martínez

Ronald Arana

Mario Ovando

Ignacio García

Daner Pachi

(6’ST Joaquín Botero)

Leonel Reyes

(26’ST Abdón Reyes)

Arnulfo Valentierra

Jair Reynoso

(6’ST Nahuel Fioretto)

Pablo Salinas

DT: Jorge Habegger

Goles Min. Autor

1-0 18’PT Méndez (TS)

1-1 22’PT Valentierra (B)

1-2 26’PT Valentierra (B)

2-2 19’ST Cardozo (TS), penal

2-3 30’ST Salinas (B)

2-4 40’ST Botero (B)

Estadio: Hernando Siles

Recaudación: Bs 606.955.-

Público: 30.874 entradas vendidas, 3.697 libres, 737 abonos

Árbitro: Peter Guerrero

Asistentes: Víctor Chambi y Luis Laura

Expulsado: Flores (TS), 25’ST

Para Fontana, la expulsión fue determinante

El técnico de The Strongest, Ricardo Fontana, aseguró que el partido empezó a inclinarse en favor de Bolívar a partir de la expulsión de Wálter Flores. “Ahí se terminó para nosotros. Habíamos empatado y tuvimos cinco o diez minutos muy buenos, pero después nos quedamos con un volante de contención menos y entonces Bolívar fue un justo vencedor”.

Responsabilizó al juez del cotejo. “Incidió en esa jugada. No entiendo cómo evalúan los árbitros, porque los codazos de algunos jugadores son amarillas y los de otros son rojas”.

Admitió que la derrota de su equipo también se debió a errores propios “y si no, fíjense los últimos dos goles, tuvimos errores garrafales en las salidas y con un hombre menos le dejamos expacios a Bolívar e incluso nos pudo hacer un par de goles más; mientras íbamos once contra once el partido estaba dos a dos y era parejo”.

Habegger felicitó a sus jugadores por la victoria

Jorge Habegger felicitó públicamente a sus jugadores por el triunfo obtenido. Dijo que fue el “celeste” el que generó mayor volumen de juego, pues el rival apostó por llegar a su arco con jugadas con balón parado.

“Más allá de los goles anotados fue el equipo que mejor propuesta hizo en el campo de juego. Los jugadores se ajustaron a la línea que pretendemos y obtuvimos un triunfo justo”.

En el balance del partido, el entrenador no ahorró críticas para el juez del cotejo, Peter Guerrero, de quien opinó que no tiene nivel ni experiencia.

“Hubo un condimento especial, fue el árbitro, quien se la pasó interrumpiendo mucho las acciones. Ayudó mucho a que el juego se detuviera en varios pasajes. Dirigir este tipo de partidos es muy difícil y me da la sensación de que no está preparado. Este criterio lo mantengo a pesar de que el equipo ganó”, apuntó Habegger.

Las frases

No sé qué pasó en la expulsión, fui al choque, alcé mi mano y creo que le golpeé en el hombro y él (el árbitro) interpretó mal. Los árbitros están de mal en peor”

Wálter Flores

Jugador de The Strongest

Pese a comenzar perdiendo supimos remontar. El triunfo es una muestra de que estamos enteros en la batalla y que vamos a pelear por un lugar en la fase final”

Pablo Salinas

Jugador de Bolívar

No hay comentarios:

Publicar un comentario