Buscar este blog

domingo, 3 de agosto de 2008

Comienza hoy el torneo Clausura, el segundo certamen de la temporada; está dividido en dos series regionalizadas

;

La Prensa


El fútbol de la Liga vuelve desde hoy a los escenarios del país con la puesta en escena del torneo Clausura, la segunda competencia fuerte del año, la definitiva para aquellos equipos que —salvo Universitario, vendedor del Apertura— quieren clasificarse a la Copa Libertadores de América de 2009, premio que se entregará al campeón.

De los 12 participantes, sólo la “U” puede dormir tranquila pase lo que pase, gracias a la gran campaña que cumplió en la primera mitad del año, que le sirvió para coronarse por primera vez en su historia.

Los denominados equipos “grandes” van a ser los más urgidos en esta segunda mitad de temporada, debido a que fracasaron en el primer torneo y no se pueden dar más lujos en el que comienza hoy.

Bolívar y The Strongest, de La Paz; Blooming y Oriente, de Santa Cruz; y Wilstermann, de Cochabamba, son continuamente los llamados a ser protagonistas de los certámenes ligueros, pero en el último tiempo han sido relegados por los “chicos”, que, en cambio, han saltado a los primeros planos.

Aparte de Universitario, que no ha cambiado nada —salvo un jugador— para encarar lo que viene, San José de Oruro y Real Potosí (los campeones del año pasado), además de La Paz Fútbol Club (doble subcampeón), aspiran a trepar otra vez a lo más alto del podio, por lo que serán un hueso duro de roer para el resto.

Una batalla aparte deberán afrontar otros tres equipos: Aurora, Real Mamoré y Guabirá, los más acosados por la zona del descenso, a los que les queda, desde hoy, sólo 10 partidos a cada uno para poder salvarse.

Al “Azucarero” de Montero le fue tan mal en el primer certamen que sólo un milagro evitará que descienda de manera directa al cabo de la primera fase del Clausura. Con Guabirá desahuciado, la batalla principal estará entre Aurora y Mamoré por evitar el penúltimo lugar de la tabla del descenso, porque el que la ocupe tendrá que defender su sitial liguero con el subcampeón de la próxima Copa Simón Bolívar.

Los clubes optaron a comienzo de año por regionalizar el segundo certamen: por un lado cruceños, vallunos y el representante trinitario; por el otro, los paceños, en un grupo exclusivamente de altura que comparten los equipos de Potosí, Oruro y Sucre.

La primera fecha se jugará hoy. En La Paz habrá dos choques: el subcampeón del Apertura, La Paz Fútbol Club, rivalizará con el campeón, Universitario. De más está anotar que es un partido que promete.

A segunda hora, Bolívar deberá mostrar cuánto ha avanzado futbolísticamente ante un San José que se quedó con ganas al perder en la última fecha el subtítulo del anterior campeonato.

The Strongest —que hará debutar a Ricardo Fontana como DT “atigrado”— irá a territorio de la Villa Imperial, en una difícil incursión ante Real Potosí, un “lila” que ya no quiere saber nada de tropiezos.

En Cochabamba, Aurora tendrá al frente a Guabirá. Un triunfo del “celeste” puede hacer que el “Azucarero” se hunda más.

Real Mamoré, en Trinidad, recibirá a Blooming. El conjunto beniano sabe que todos los puntos que sume son necesarios para eludir la zona de descenso. El cruceño tiene una misión, la de clasificarse a semifinales en un grupo que parece accesible.

La primera fecha se cerrará con la batalla entre Oriente Petrolero y Wilstermann, en Santa Cruz, dos conjuntos “grandes” que se la tienen que jugar desde el inicio.

La otra mirada

EL GRUPO A

Está integrado por Oriente Petrolero, Blooming y Guabirá, todos cruceños; el trinitario Real Mamoré y los vallunos Wilstermann y Aurora.

EL GRUPO B

También denominado “grupo de la muerte”. En él están los paceños Bolívar, La Paz Fútbol Club y The Strongest. El vigente campeón, Universitario de Sucre, y los campeones del año pasado, Real Potosí y San José.

EL SISTEMA

Se jugarán 10 fechas durante la primera fase, en rondas de ida y vuelta. El primero y el segundo de cada serie accederán a las semifinales, donde jugarán cruzado. Los vencedores de estos duelos serán finalistas e irán por el título.

AL DESCENSO

El punto promedio se contabilizará sólo hasta la conclusión de la primera fase. El que ocupe el último lugar —Guabirá es el que más peligra— perderá la categoría; el penúltimo —está entre Aurora y Real Mamoré— deberá jugar con el subcampeón de la Copa Simón Bolívar por un lugar en la Liga 2009.

A las Copas

El campeón del torneo Clausura se clasificará a la Copa Libertadores de América de 2009, donde ya está Universitario; el subcampeón acompañará a La Paz Fútbol Club a la Sudamericana, también del próximo año.

No hay comentarios:

Publicar un comentario