Buscar este blog

jueves, 14 de agosto de 2008

Sudamericana • La academia paceña visita hoy (17:00) a Liga Deportiva Universitaria de Quito, actual campeón de la Copa Libertadores.

;
El Deber


Por sexta vez Bolívar saltará hoy al ruedo de la Copa Sudamericana y su debut no será nada fácil, pues se enfrentará a Liga Deportiva Universitaria de Quito, campeón 2008 de la Copa Libertadores.
Tras tomarse un respiro el año pasado en este torneo, al que acudió seguido entre 2002 y 2006, la Academia empieza una nueva participación internacional ilusionada con llegar lejos y, de ser posible, mejorar su actuación de 2004, cuando fue finalista y cayó en la lucha por el título con Boca Juniors.
Bolívar se clasificó esta vez no por méritos deportivos, sino por un reclamo en mesa de su anterior directorio en contra de Oriente, que hizo actuar en un partido frente a los celestes a cuatro jugadores que estaban castigados, y los tribunales le dieron la razón al paceño.
Con nuevo directorio, nuevo cuerpo técnico y nuevo plantel (quedan pocos jugadores del año pasado), a Bolívar no le fue bien en el primer semestre del año. En el segundo, cuando los celestes consideran que tienen un equipo más sólido, se proponen luchar y llegar lejos en los dos frentes: torneo Clausura y la Sudamericana.
El reto en la Copa es enorme y difícil. En el sorteo, el equipo boliviano no pudo tener peor suerte, pues le tocó en esta ronda preliminar enfrentarse al equipo más exitoso del continente en los seis meses, el ecuatoriano Liga Deportiva Universitaria de Quito, que rompiendo los pronósticos se coronó campeón de la Libertadores.
En todo caso, Bolívar no se medirá hoy con ese campeón, del que se han marchado algunos jugadores al extranjero, dado el éxito que tuvieron por conquistar una corona; sin embargo, Liga es un equipo bien trabajado a lo largo del último tiempo, que difícilmente va a perder la compostura en un torneo internacional, y menos teniendo que defender -así sean torneos distintos- el prestigio que se ha ganado en la Copa Libertadores.
Para llegar a esta fecha, el trabajo del nuevo Bolívar comenzó en enero, tropezó feo en el torneo local, y no se sabe cómo responderá desde hoy, por sus altibajos. Para esta Copa, la dirigencia le ha inyectado algunos refuerzos, con quienes se prevé que el poderío se incrementará.

No hay comentarios:

Publicar un comentario