Buscar este blog

lunes, 8 de septiembre de 2008

Bolivia firma su peor campaña en siete fechas

;

La Prensa

En las eliminatorias para el Mundial de Corea del Sur y Japón 2002, al cabo de las primeras siete fechas (21 unidades en juego) Bolivia ocupaba el penúltimo lugar con cinco puntos; en la siguiente competición premundialista, la de Alemania 2006, estaba última con seis; y ahora, con la misma cantidad de partidos disputados, también está en la cola, pero sólo con cuatro unidades.

La comparación muestra que la Selección Nacional de fútbol en la “era Platiní”, rumbo a Sudáfrica 2010, está peor que la que afrontó las dos anteriores eliminatorias, con una cosecha inferior de puntos.

Con la actual competición ya son cuatro que en Sudamérica se juegan bajo el sistema “todos contra todos”, pero en las últimas tres, incluyendo ésta, el fixture se ha repetido, a diferencia del premundial para Francia 1998, que era diferente.

Para el Mundial de 2002, cumplidas las primeras siete fechas, Bolivia había ganado un partido e igualado dos, todos como local; los restantes cuatro los había perdido, en todos los casos como visitante.

Con sus cinco unidades la Selección Boliviana estaba mejor que Venezuela, que sólo había cosechado tres, gracias justamente a un triunfo sobre nuestro seleccionado.

El técnico en esos siete partidos iniciales era Carlos Aragonés, hoy coordinador nacional de Selecciones, aunque él no iba a terminar la eliminatoria, pues los resultados lo terminaron volteando, igual que tiempo después a su sucesor, Jorge Carlos Habegger, pues finalmente se hizo cargo Carlos Leonel Trucco hasta la conclusión del torneo.

En la siguiente competición, de cara al Mundial de 2006, en las primeras siete fechas Bolivia cosechó seis puntos, lo que no le impidió estar última en la tabla, pues por encima, con siete, estaban tanto Uruguay como Colombia. Venezuela ya había dado grandes pasos y tenía 10, igual que Ecuador.

En la comparación que hacemos, esas siete primeras fechas fueron la mejor campaña de la Selección en los torneos que sirven para esta muestra, pues había conseguido dos triunfos: uno frente a Colombia y otro contra Paraguay, aunque había caído contra Chile, todos esos encuentros en La Paz.

Como ya se ha hecho una costumbre, los otros cuatro cotejos que le tocaron jugar como visitante fueron todos derrotas.

Esas eliminatorias que iniciaban el camino a Alemania 2006 habían empezado al mando del uruguayo-chileno Nelson Acosta, quien sólo dirigió cinco partidos, pues fue echado después de la caída justamente ante los transandinos. A partir de la sexta fecha llegó Ramiro Blacut, quien duró hasta la undécima, cuando fue cambiado para dar paso a Ovidio Messa, quien se hizo cargo desde la duodécima hasta la decimoctava, el fin de las eliminatorias.

A Erwin Sánchez, que ha heredado el cargo de entrenador de la Selección Boliviana, tampoco le está yendo bien; por el contrario, las cosas le están saliendo peor.

La caída del sábado ante Ecuador, en Quito, fue la quinta en la competición, una como local y cuatro como visitante; en los restantes dos encuentros, ambos en La Paz, sólo obtuvo un triunfo y un empate, de donde sale la cosecha de cuatro puntos para transformar a Bolivia, una vez más, en “colista” de la tabla de posiciones.

Los líderes

Al cabo de siete fechas, en las eliminatorias para el Mundial de 2002 el líder de la tabla de posiciones era el equipo argentino con 16 unidades, seguido por Colombia con 12. Para Alemania 2006, el primer lugar le correspondía a Brasil, con 13, y un punto por debajo estaba Argentina. Cuando ya se han jugado siete fechas rumbo a Sudáfrica 2010, encabeza las posiciones Paraguay, con 14 puntos.

Nuestra Selección, la más goleada

Bolivia tiene 20 goles en contra, lo que la convierte en la Selección, de las 10 que disputan las eliminatorias en Sudamérica, más vulnerada de la competición preliminar rumbo a Sudáfrica 2010.

En siete encuentros jugados hasta el momento, sólo una vez no recibió algún gol, fue cuando en La Paz —durante la segunda fecha— igualó sin tantos con la representación de Colombia.

En dos de esos cotejos recibió cinco goles: en la primera fecha, cuando Uruguay le ganó por 5-0 en el estadio Centenario de Montevideo, y en la cuarta, en su visita a Venezuela que terminó a favor de la “Vinotinto” 5-3. En aquel partido que se desarrolló en San Cristóbal, Bolivia lo tenía en el bolsillo hasta poco después de la media hora de juego del segundo periodo.

En cuanto a goles a favor, los ocho que ha convertido llegaron sólo en tres partidos: tres a Venezuela, cuatro a Paraguay (en condición de local en el estadio Hernando Siles), y uno a Ecuador; en los restantes cuatro cotejos el seleccionado de “Platiní” no pudo anotar.

En la próxima fecha, el miércoles, Bolivia jugará frente a Brasil en Río de Janeiro. Sólo tomando en cuenta lo que ocurrió en las dos eliminatorias anteriores, la victoria fue brasileña por 5-0 (Mundial de 2002) y 3-1 (Alemania 2006).

No hay comentarios:

Publicar un comentario