Buscar este blog

miércoles, 3 de septiembre de 2008

Las amarillas ponen en jaque a la zaga

;





Erwin Sánchez utilizó en lo que va de las eliminatorias 32 futbolistas, pero de todos ellos el único que ha jugado los seis cotejos anteriores es Ronald Raldes, convertido en el capitán de la Selección Nacional y, por lo que se ve, en el jugador imprescindible de la “era Platiní”.

Mientras Raldes no se lesione o no pese sobre él alguna sanción, está claro que el técnico del seleccionado lo seguirá alineando; de hecho, el ex zaguero del Rosario Central argentino, transferido esta temporada al Al-Halil de Arabia Saudita, es el hombre clave de la defensa.

El peligro es que Raldes tiene una tarjeta amarilla y frente a Ecuador tendrá que cuidarse para que no le saquen la segunda, porque si eso sucede no podrá estar en un choque todavía más complicado, contra Brasil.

En todo caso, el zaguero disputó ya cinco partidos consecutivos sin ver la amarilla, pues la única que tiene se la sacaron en el debut de Bolivia en la competición premundialista camino a Sudáfrica 2010, el año pasado frente a Uruguay en Montevideo.

Tanto Sánchez como Raldes son de la idea de que si se puede evitar la amonestación, mejor; pero dadas las circunstancias que se presenten en el partido, “si sale, sale”.

“Todavía no estoy pensando en Brasil. Primero debemos jugar frente a Ecuador, nos estamos preparando para ese partido”, declaró “Platiní”.

La Selección Nacional cifra buena parte de sus posibilidades en el cotejo del sábado en Quito ante los ecuatorianos, a fin de recuperar el terreno perdido como local (dejó escapar cuatro unidades de Miraflores).

Aparte de Raldes, quien tiene el puesto seguro en el seleccionado, Sánchez cuenta con otras cuatro opciones para elegir al compañero de zaga del infaltable: Ronald Rivero, que sólo ha jugado un cotejo de eliminatorias; Edemir Rodríguez, que no ha disputado aún ningún encuentro; Limbert Méndez, que ya jugó dos, y sobre todo Luis Gutiérrez, que estuvo en cuatro.

El DT ha optado últimamente por la dupla Raldes-Gutiérrez, y lo más seguro es que ahora también ponga desde el vamos al de Oriente.

Si es así, en vez de uno tendrán que ser dos los que se cuiden, debido a que Gutiérrez también tiene una tarjeta amarilla (se la mostraron ante Argentina) y con otra se perdería el duelo frente a Brasil.

Aunque no lo pone de manifiesto, Sánchez no quiere ni imaginarse una defensa central ante los astros brasileños sin Raldes ni Gutiérrez.

Si “Platiní” no cambia de planes, los otros dos integrantes de la defensa para el partido contra Ecuador serán Miguel Ángel Hoyos, por la derecha, e Ignacio García, por la izquierda.

Sánchez ve al de Bolívar, por su contextura física, como la mejor alternativa para esa banda. Dicho sea de paso, el hermano de “Nacho” si llega a jugar será su debut en las eliminatorias.

No se perdió ninguno

Ronald Raldes jugó los seis partidos de Bolivia en las actuales eliminatorias. Es el único de los 32 jugadores que convocó “Platiní” que estuvo en todos los cotejos. Un partido menos tienen Marcelo Martins y Joselito Vaca, y con cuatro están Ronald García y Luis Alberto Gutiérrez, entre los futbolistas más utilizados en este camino al Mundial de Sudáfrica 2010. También jugaron cuatro veces, pero no fueron convocados ahora, Limberg Gutiérrez, Juan Carlos Arce y Luis Gatty Ribeiro.

7 Jugadores bolivianos tienen a una tarjeta amarilla en lo que va de las eliminatorias. De los que están en la actual lista, Sergio Galarza, Ronald Raldes, Joselito Vaca, Limbert Méndez y Luis Alberto Gutiérrez van a Ecuador con el riesgo de que les muestren la segunda y tengan que perderse el siguiente partido. También tienen a una, pero no fueron convocados: Santos Amador y Limberg Gutiérrez. En cambio, Ronald Gutiérrez sumó dos y cumplirá su sanción en la próxima fecha.

La frase

Debemos tener precaución con el rival, tener la posesión de la pelota y aprovechar las ocasiones de gol que se nos presenten. De ahora en adelante tenemos que pensar en obtener buenos resultados”

Ronald García

Jugador de la Selección

No hay comentarios:

Publicar un comentario