Buscar este blog

lunes, 27 de octubre de 2008

Final Clausura 2008: Blooming 2 - Aurora 0

;

El Deber

Blooming tenía que ganar y cumplió, porque se impuso como local, mantuvo su favoritismo y ahora puede liquidar en dos partidos, sin recurrir a un escenario neutral, el torneo Clausura. Y la academia, dirigida por Gustavo Quinteros, lo hizo sin un fútbol lúcido ni dinámico. El 2-0 sobre Aurora anoche en el Tahuichi le permite tener mayor opción de alcanzar un título pues un empate el miércoles en el Félix Capriles le basta para coronarse campeón.
Enfrente se topó con un Aurora demasiado cauteloso, que apostó en primera instancia a cerrar los caminos y a utilizar los pelotazos hacia Villalba para intentar inquietar. Pese a la cantidad de gente cerca del área cochabambina, Blooming avisó a los 4 minutos con un remate cruzado de Saucedo tras gran habilitación de Andia. Durante esos primeros diez minutos se utilizó bien los carriles, sobre todo por el lado de Verduguez que llegó hasta el fondo con pelota dominada, pero sin culminar la jugada.
En donde la visita aprovechó para crecer e intentar generar peligro fue en la recuperación de pelota en el medio ya que el espacio que regalaban Andia y Gómez era amplio. El veloz Oliver Fernández cazó más de una pelota, pero en el contragolpe se equivocó casi siempre al momento de entregársela al paraguayo Villalba. Pero, cuando Blooming comenzaba a sufrir, llegó el 1-0. Una jugada preparada en la que Boyero se llevó la marca de Zenteno y Andia la de Viviani, vino un perfecto tiro libre que le permite a Schiapparelli (33’) entrar desde atrás y conectar de cabeza.
El potente testarazo hizo estéril la intención de Dulcich por desviar el balón. Blooming ya ganaba y a partir de ahí comenzó a crecer, dejando de lado los pelotazos y apostando a la dinámica del juego corto y con balones al vacío que puso Joselito Vaca y que fue bien respaldado por Boyero y Saucedo, que aguantaron e intentaron devolver hacia atrás en busca de remates de quienes llegaban de frente, entre ellos Mojica. Con el 1-0 se fueron al descanso. En el complemento la propuesta de Baldivieso fue otra, salió más en procura de conseguir la ansiada igualdad.
Subió a los carrileros Huayhuata y Blanco y apostó por una salida veloz de Lara y del mismo Fernández que bajó hasta el medio en busca de pelotas. Blooming comenzó a decaer y hasta daba la impresión de que los relevos, sobre todo en el medio, no alcazaba para bloquear la intención del rival. El ingreso de Bongioanni le dio a Aurora más agresividad, pero de nuevo, cuando daba la impresión de que Aurora estaba para amargarle la noche al local, un preciso centro de Jáuregui (de nuevo, jugando un gran partido) encontró la cabeza de Boyero (74’) que descolocó a Dulcich para poner el definitivo 2-0
Fue el gol del alivio que le permitió a Blooming soltarse y mantener la tranquilidad. Poco antes había ingresado Sabja por Mojica y con él en cancha la academia ganó más en el control de la pelota.
Con el partido liquidado el DT Quinteros comenzó a cuidar gente. Sacó a Gómez y después a Boyero, al fin de cuenta su apuesta se centró en el miércoles, porque el ‘penta’, está muy cerca.

La figura

Alejandro Schiapparelli
Gran labor del defensor de Blooming. No sólo que su aporte fue importante marcando el primer gol, sino que se destacó por otros tres aspectos:
1.- Fue un líder. Empujó al equipo desde atrás y cuando fue necesario hasta se lanzó al ataque como un carrilero.
2.- No descuidó la marca a Villalba. En el duelo personal casi siempre salió airoso y pocas veces con falta.
3.- Cerró bien cuando López salió a cortar por los laterales. A ello se agrega su llegada en los centros.

El ojo crítico

Caído del cielo

Hernán Boyero / Delantero
Su gol fue clave
El argentino puso el definitivo 2-0 justo en el momento en que Blooming comenzaba a desesperarse. Hernán también fue importante aguantando la pelota y buscando al compañero mejor ubicado.

El duro

Iván Huayhuata / Lateral
Mereció la roja
A diez del final, le pegó una dura patada a Joselito Vaca, cuando esté ya lo había dejado y encaraba hacia el arco rival. Marcelo Ortubé sólo lo amonestó.

Premio limón

Edward Zenteno / Zaguero
Estuvo en otra
Por momentos su juego fue mal intencionado. Se dedicó, en gran parte del encuentro, a patear a sus rivales. Lució desconcentrado en la última línea.

No hay comentarios:

Publicar un comentario