Buscar este blog

martes, 14 de octubre de 2008

La Selección apuesta por dos triunfos al hilo

;

Bolivia no ha podido obtener aún en las actuales eliminatorias dos triunfos consecutivos, algo que intentará hacer esta tarde frente a Uruguay (16.00) en el “Hernando Siles”, después de golear el sábado a Perú (3-0), a fin de que sus renacidas esperanzas por clasificarse al Mundial de Sudáfrica 2010 se fortalezcan en el inicio de la rueda de las revanchas.

El de hoy será el primer cotejo de vuelta de la actual competición, inaugurando la décima fecha del premundial, lo que inevitablemente lleva a recordar que en el partido de ida, jugado en octubre del año pasado en Montevideo, Uruguay se impuso por 5-0.

Pero ése es un asunto del pasado. Las condiciones hoy en día son otras, sobre todo porque Bolivia ha hallado en los anteriores partidos un equipo base cuyas líneas se han ido afianzando y a la vez han respondido a las exigencias de la competición.

Así lo demuestran el empate con Brasil en Río de Janeiro (0-0), en septiembre, y la sólida victoria del sábado ante los peruanos (3-0), dos partidos en los que aparte de no haber perdido, tampoco ha recibido goles, siendo que antes de ellos fue la selección más vapuleada de la competición (20 goles en contra).

Los tres puntos que estarán en juego hoy tienen vital importancia para ambos —aunque los uruguayos se conformarían con obtener uno—, pero más para Bolivia, porque, de obtenerlos, puede dar un gran salto hasta por lo menos el séptimo lugar de la tabla y colocarse a sólo una unidad de su rival de hoy, que comparte con Ecuador el quinto lugar, el que —al final de la eliminatoria— dará derecho para ir al repechaje como última opción para clasificarse a Sudáfrica.

En apariencia, la Selección Boliviana, aparte de estar bien en lo futbolístico, llega mejor que Uruguay en lo anímico; en cambio el conjunto dirigido por Oscar Washington Tabárez carga algunos problemas en el avión que lo trae hasta El Alto, por la derrota sufrida ante Uruguay, las cinco bajas como mínimo que acusa por sanciones y lesiones —lo que le obligarán a cambiar medio equipo— y los temores ya normales —incluso exagerados— de sus jugadores a la altura.

Los uruguayos son de los pocos que todavía creen que la altura es un adversario más duro que la Selección Boliviana, algo que no se han sacado de la cabeza ni siquiera después de que en las dos anteriores eliminatorias se llevaron de Miraflores —que nunca se movió de los 3.600 metros sobre el nivel del mar— sendos empates sin goles que les favorecían y a la vez frustraban los planes nacionales.

Si bien Bolivia debe fijarse como meta sólo la victoria, que es el único resultado que mantendría su chance intacta, a la vez debe luchar por romper una mala racha que le persigue desde hace años cuando se trata de enfrentamientos ante los “charrúas”.

El equipo nacional no le gana al uruguayo desde 1997, ya son 11 años, y en los últimos siete cotejos que jugaron, por distintas competiciones, no le ha podido hacer ningún gol, el único elemento que en el fútbol permite conquistar un triunfo.

La undécima vez

Uruguay se presentará esta tarde en territorio nacional por undécima vez. En los 10 cotejos anteriores, Bolivia ganó cinco, se registraron cuatro empates y sólo una victoria “charrúa” ésta en el año 1985, el 6 de febrero en Cochabamba, con gol de Enzo Francescoli, en un partido que terminó 0-1. Nueve goles convirtió nuestro equipo y sólo cuatro el visitante.

La otra mirada

POCA DEMANDA

Solamente 4.614 entradas sueltas se vendieron hasta ayer para el cotejo de esta tarde entre Bolivia y Uruguay. Además, 661 combos (que incluyen el partido con Perú) y 3.059 abonos. En total está asegurada una presencia de 8.334 personas. La venta continuará hoy en el estadio Hernando Siles a partir de las 9.00.

El dispositivo de seguridad, a cargo de la Policía Nacional, comenzará una hora antes en las afueras del escenario.

TOLERANCIA

La Jefatura Departamental del Trabajo ha concedido tolerancia en el sector público. Los funcionarios que acrediten que tienen entradas para el partido podrán abandonar sus fuentes de trabajo a partir de las 15.30.

De acuerdo con la misma disposición, el sector privado puede acogerse a ese beneficio en común acuerdo con su personal.

El primer choque tuvo lugar en Santiago, en el año 1926

El año 1926 está marcado como el del primer enfrentamiento entre las selecciones de Uruguay y Bolivia en la historia del fútbol mundial. La Selección Nacional acudía a su primera participación internacional, el Sudamericano de Santiago de Chile, y la uruguaya le endosó su primera derrota con un contundente 6-0.

Desde entonces han jugado 36 veces y la supremacía “charrúa” es nítida en los números, al haber conseguido 24 victorias.

La parte de esta historia que más gratos recuerdos le trae a Bolivia tiene relación con lo ocurrido en 1977, cuando nuestro seleccionado eliminó al uruguayo del Mundial de Argentina 1978, venciéndole en La Paz (1-0) y obteniendo el único empate de la historia en Montevideo (2-2). Sin embargo, el conjunto boliviano tampoco pudo ir al Mundial al ser eliminado en la liguilla previa. Bolivia fue el “cuco” de Uruguay también en 1993, cuando el Seleccionado Nacional de Xabier Azkargorta se clasificó, junto con Brasil, al Mundial de Estados Unidos 1994, dejando al margen a los “charrúas”.

Según los datos del periodista Víctor Quispe Perca, Bolivia y Uruguay se han enfrentando en eliminatorias en 15 ocasiones, otras 15 en sudamericanos, cinco veces jugaron partidos amistosos y una vez se midieron en un Mundial, el de 1950, al que nuestro equipo asistió en calidad de invitado.

La historia más reciente indica que en las dos anteriores eliminatorias, la “Verde” no ha podido derrotar a la “celeste” jugando en La Paz, pues tanto en el camino rumbo a Corea del Sur/Japón 2002 como hacia Alemania 2006, los cotejos jugados en Miraflores terminaron empatados con el mismo marcador (0-0).

Además, ya son siete partidos consecutivos que Bolivia no le puede anotar goles a Uruguay. La última vez fue en 1997, con un tanto de Marco Antonio Etcheverry en Miraflores por la Copa América de ese año (1-0).

Sólo seis triunfos

Bolivia y Uruguay han jugado 36 veces, en diferentes competiciones; 24 victorias han conseguido los “celestes”, sólo seis nuestro equipo (cinco en La Paz y una en Brasil) y se han producido seis empates. Bolivia convirtió 19 goles (Marco Antonio Etcheverry y Miguel Aguilar, con dos tantos cada uno, son los máximos anotadores bolivianos ante los uruguayos) y recibió 89.

No hay comentarios:

Publicar un comentario