Buscar este blog

jueves, 20 de noviembre de 2008

Butacas no cumplen especificaciones y serán cambiadas

;

Las 26.924 butacas colocadas hasta la fecha en las graderías del estadio Hernando Siles no cumplen las especificaciones técnicas que figuran en el contrato y deberán ser cambiadas paulatinamente por la empresa responsable de la obra, Cosica Aro Plast, que reconoció una serie de fallas en la fabricación del producto y asumió el compromiso de enmendarlas.

Las butacas de Miraflores no sólo son “rompibles” —contrariamente a la calidad estipulada en el contrato—, sino que además fueron ajustadas con pernos que tampoco cumplen los requisitos.

Según la Prefectura del departamento de La Paz, Cosica Aro Plast deberá entregar la obra completa en un plazo que está por determinarse, por lo que también tendrá que asumir el reemplazo de las decenas de butacas que fueron rotas por los aficionados en las programaciones futbolísticas recientes.

Las autoridades paceñas decidieron investigar la obra encargada por la anterior gestión prefectural y concluyeron que ésta tiene grandes

deficiencias.

Según Rafael Loayza, secretario departamental Administrativo y Financiero de la Prefectura, la Secretaría de Obras realizó la correspondiente verificación del estado de las butacas y “mediante un informe técnico dio a conocer que las mismas no cumplen las especificaciones que se requerían en el pliego”.

De acuerdo con un acta de reunión del 10 de este mes, la empresa a cargo se comprometió a cambiar las butacas.

Según explicación de personeros de la Prefectura, el cambio de butacas consistirá en quitar las actuales y someterlas a un proceso de reforzamiento para volverlas a su lugar. Se les colocará unas “nervaduras” en la parte interior, las cuales no permitirán que se muevan una vez ubicadas, lo que dará mayor estabilidad. De esa manera será improbable que puedan romperse.

El informe señala también que las butacas no fueron fijadas con pernos de expansión, de manera que no están sujetas al concreto; sino que se utilizaron los normales, lo que facilita que puedan ser extraídos con facilidad y las sentaderas retiradas de su lugar.

El Servicio Departamental de Deportes (Sedede) informó que no sólo hay butacas rotas, también que efectivamente muchas fueron robadas. A la fecha, faltan 79.

Finalmente, la superficie de los pernos debe ser cubierta.

Loayza informó que la empresa a cargo de la obra ya presentó las nuevas butacas, que empezarán a ser colocadas casi de inmediato bajo la estricta supervisión de un responsable asignado por la Secretaría de Obras de la Prefectura, para que no se vuelvan a cometer errores.

Primero se procederá a trabajar en los 4.000 sitios que aún no tienen butacas; posteriormente, de 500 en 500 se quitarán las deficientes, serán reacondicionadas y volverán a su lugar.

Este trabajo demandará un buen tiempo y aunque el cronograma no está aún definido, la Prefectura garantiza que, ya sean las anteriores o las nuevas, el aforo del estadio estará completo de butacas para cuando la Selección Nacional deba jugar en marzo frente a Argentina por las eliminatorias mundialistas.

INFORME TÉCNICO

1. Las dimensiones de las butacas son de 40 cm de frente, 30 cm de profundidad, por 7 cm de altura, cuando en el pliego de especificaciones decía que deberían tener 42 cm de frente y 31 de profundidad y 7 cm de altura, existiendo una reducción de tamaño.

2. No cuentan con la estructura interna de reforzamiento, debido a lo cual se empezaron a rajar y no garantizan ninguna durabilidad.

3. No cuentan con el grillado de refuerzo estructural interior consistente en una nervadura y un sistema de colocación directo al concreto mediante pernos de expansión, y a la fecha se puede observar que debido a la falta de este refuerzo las butacas se salen con facilidad.

4. No cuentan con la numeración de acuerdo con lo especificado, la actual se realizó con soplete directo al concreto y debería haberse colocado una placa plástica en la que tendría que estar el número correspondiente.

5. No cuenta con ningún tipo de certificados —que eran requisitos—, por la resistencia de fuego, exento de materiales pesados y de protección de rayos ultravioleta; tampoco con el certificado de calidad del producto, en el que debería estar detallado el diseño ergonométrico, el moldeado por inyección, la evacuación de agua por gravedad, el material de uso, el tipo de protección ignífuga y el comportamiento frente a los efectos atmosféricos, con una exposición mínima de 8.000 horas.

30.924 Butacas en total, sin espaldar, tienen que ser colocadas en tres sectores del estadio (excepto preferencia, que tiene otras especificaciones), de acuerdo con el contrato vigente: 10.939 en la recta de general, 10.039 en la curva norte y 9.953 en la curva sur.

Cosica ya cobró Bs 1.791.640

La Prefectura del departamento de La Paz ya canceló a la empresa Cosica Aro Plast casi dos millones de bolivianos. Todo ese dinero fue entregado por la anterior gestión prefectural.

De acuerdo con un detalle al que Acción tuvo acceso ayer, fueron girados hasta el momento tres cheques a favor de la empresa: el primero por un valor de Bs 866.246,08 (entregado el 4 de junio); el segundo, por Bs 254.424,99 (emitido el 15 de agosto), y el tercero fue por Bs 670.969,35 (del 12 de septiembre), haciendo una suma total de Bs 1.791.640,42.

Un cuarto cheque fue “frenado” por la actual gestión, por un valor de Bs 671.698,33, que no se canceló debido a la detección de las fallas.

Según Rafael Loayza, el monto total que falta por cancelar por la obra terminada a la empresa Cosica Aro Plast asciende a Bs 2.463.338,75.

“La obra todavía está en ejecución y la Secretaría de Obras nos comunicó que no debemos dar curso a cancelar ninguna otra planilla de avance, hasta que la empresa no cumpla los requerimientos que se han hecho”, confirmó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario