Buscar este blog

lunes, 17 de noviembre de 2008

El clásico no lleva gente como antes

;


La Prensa

Los varios clásicos en sólo un año han contribuido a que el partido más importante del fútbol paceño se “devalúe”, pues la gente va perdiendo de a poco interés por ir al estadio a ver un The Strongest-Bolívar.

Aunque el de ayer tuvo más aficionados que el de una semana antes, no llegaron a 24.000 las personas que pagaron su entrada y no fueron más de 30.000 en total, contando socios y gente que ingresó libremente.

Se vendieron 23.982 entradas, 2.645 personas ingresaron libremente y hubo 483 socios; sin embargo, la cantidad de espectadores fue menor a la del 24 de agosto, cuando 30.874 boletos fueron vendidos.

Bolívar fue el equipo que convocó a más gente ayer, pues la curva norte estaba repleta y cuando se jugaban varios minutos todavía había largas filas para ingresar en ese sector.

El ex dirigente de Bolívar Javier Ortuño dijo que había que hacer algo para incentivar al aficionado paceño a que vaya al estadio. “Cuánto no quisiera ver que Bolívar y The Strongest jueguen con público llenando las tribunas, como sucede en Santa Cruz. Allí también se han jugado igual número de clásicos, pero la gente no pierde interés”, comentó.

Comparando los dos últimos compromisos, manifestó que es de la idea de mantener el horario de las 15.30 y no llevarlo a la mañana. “Hay que recuperar la euforia, estamos perdiendo gente. No creo que sea una buena medida jugar a partir de las 11.00. Cuando se trata de clásico, la gente responde. Puede ser que se esté devaluando el clásico, pero hoy (ayer) hubo mucha gente, aunque quisiera que sea como los primeros años de la Liga, cuando había más de 40.000 personas. Hay que hacer algo para volver a encantar a la gente”, agregó.

Uber Acosta, ex delantero de The Strongest, recordó que en su época de jugador no se disputaban tantos clásicos.

“Me parece que se está repitiendo mucho. Cuando yo jugaba, en esa época se crearon los superclásicos, desde esa vez está aumentando el número de partidos entre ambos”.

El ex delantero, sin embargo, no cree que el encanto de este partido se pierda, “pero lamentablemente este año los dos equipos anduvieron mal en cuanto a resultados, y por eso la gente se alejó un poquito. Si otra fuera la realidad en cuanto a resultados, el hincha apoyaría aunque se trate de un amistoso”.

6 Clásicos paceños ya se han jugado en 2008 por los torneos de la Liga: dos en cada certamen (Apertura, Clausura y Play off). Además hubo otros dos por la Copa AeroSur. En caso de que Bolívar y The Strongest lleguen a la final del certamen en actual disputa, habrá dos más.

EN LOS VESTUARIOS

No pudimos ganar, pero hemos dejado una muy buena impresión. Estoy muy amargado por el resultado, porque he visto un equipo de The Strongest que ha jugado un excelente partido. El resultado no es justo”

Ricardo Fontana

Técnico de The Strongest

Ahora (después de conocer el resultado de los otros partidos) estamos contentos. No hubiéramos querido entrar como entramos, pero así es el fútbol. Tenemos una nueva oportunidad para conseguir algo este año y ojalá lo logremos”

Wálter Flores

Jugador de The Strongest

Creo que el equipo mejoró en lo referente a la contundencia, aprovechó las opciones de gol que generó durante el desarrollo del juego, estuvimos más ordenados en todas las líneas y ello sirvió para lograr una victoria importante”

Juan José Peláez

Técnico de Bolívar

Contento porque el equipo mostró otra cara, mejoró en su accionar de juego, creamos varias opciones y creo que de a poco vamos logrando lo que el técnico propone. El trabajo que venimos realizando se nos está dando”

Joaquín Botero

Jugador de Bolívar

Batalla campal entre las barras

Hinchas de la Gloriosa Ultra Sur y la Furia Celeste se pelearon en las afueras del estadio. La Policía detuvo a 28 aficionados

Veintiocho hinchas aprehendidos, 13 de Bolívar —cuatro de ellos menores de edad— y 15 de The Strongest, que pasaron la noche en la Unidad de Conciliación Ciudadana de la calle Pando, y un oficial de parada de tránsito con heridas que no son de consideración es el saldo de una pelea campal que protagonizaron las barras de la Gloriosa Ultra Sur “atigrada” y la Furia Celeste de la “Academia”, después del clásico de ayer en el “Hernando Siles”. La gresca comenzó en la plaza del estadio y luego se extendió hacia las calles Casimiro Corrales y Posnansky.

Todas las versiones apuntan a que fueron los “barra bravas” stronguistas los que provocaron la riña, por ir a “territorio celeste” a la salida del escenario, aunque parte de la responsabilidad también recae en la Policía, que no tuvo el cuidado de custodiar a los hinchas para evitar que chocaran en la calle.

Según una versión, los “atigrados” abandonaron el estadio por el sector sur hacia la Díaz Romero; pero de ahí en más no hubo control policial, y regresaron hacia la plaza del estadio y luego a la calle Casimiro Corrales, donde provocaron y se enfrentaron con los “barras” de la “Academia”.

De acuerdo con los hinchas de Bolívar, ellos fueron los agredidos y además denunciaron que les robaron una bandera y dos bombos.

“Es un caso de riñas y peleas. De acuerdo con la información que tenemos, los hinchas de ambos clubes se reagruparon en la plaza Tejada Sorzano y protagonizaron el incidente. La intervención de los efectivos a mi cargo hizo que se controle el hecho. Nos pusimos al medio de los grupos para que no se agrave la situación y procedimos al arresto de 13 hinchas de Bolívar”, contó el coronel René Arana, comandante del Distrito Policial número dos.

De la pelea en la Posnansky, dijo, se encargó la Unidad de Polivalentes que logró arrestar a 15 miembros de la Gloriosa Ultra Sur. “Se han agarrado a puñetes, incluso hubo pedradas”, agregó la autoridad.

Hasta la Unidad de Conciliación Ciudadana llegaron los directivos de Bolívar Jorge Iturralde y Jaime Jemio para acompañar a los hinchas del club detenidos. Allí confirmaron que a éstos se les sustrajo una “bandera gigante” y dos bombos. Del lado “atigrado” no hubo dirigentes, pero el presidente del club, Jorge Pacheco, seguía por teléfono celular todos los acontecimientos.

Después de que se registraron los datos, fueron conducidos a las celdas, bolivaristas en una y stronguistas en otra. En los recintos, los jóvenes de la “Academia” intentaron cantar algunas canciones de su club, pero ellos mismos se desanimaron. A los menores de edad se les dio la posibilidad de llamar a sus domicilios para que sus padres vayan a recogerlos. El resto debió cumplir las ocho horas de arresto que indica la ley.

Varios miembros de las dos barras llegaron hasta la oficina policial, pero no ingresaron. Los stronguistas se fueron hacia la esquina de la Pando y avenida Montes, cerca de la estación de servicio; los “celestes” se situaron en la calle Chuquisaca, desde allí intentaban saber la situación de sus compañeros.

23 Butacas de las curvas norte y sur del estadio fueron inutilizadas ayer por los hinchas de ambos clubes, que las sacaron de su lugar a la fuerza. En el sector de Bolívar se contaron 14 y en el sector de The Strongest, nueve. Además, el Servicio Departamental de Deportes (Sedede) informó que otras butacas fueron rotas sin ser extraídas.

La otra mirada

¿AGREDIDOS?

En la oficina policial de la avenida Pando, varios hinchas “celestes” que pidieron no ser identificados aseguraron que se les perdió una bandera y dos bombos, y también denunciaron que las agresiones por parte de los stronguistas cada vez es más violenta.

¿AGRESORES?

Los “tigres”, por su parte, dijeron que no sabían nada de los objetos robados, por lo menos la Policía no se incautó de ninguno de ellos.

Entre las barras de fútbol se denomina “trofeos” a banderas y cualquiera de los instrumentos de la hinchada rival que son obtenidos por diferentes modos, a veces usando la violencia.

UN ANTECEDENTE

Según Reynaldo Calatayud, hay un antecedente de robo de banderas entre bolivaristas y stronguistas, los primeros se llevaron una del “Tigre” en 2005, pero no la exhibieron como trofeo, sino que la quemaron.

Atigrado dice que no hay escolta policial

El presidente de Gloriosa Ultra Sur de The Strongest, Reynaldo Calatayud, dijo anoche a La Prensa que desde hace tiempo las barras han quedado al margen de las reuniones de coordinación de seguridad que se llevan a cabo antes de cada clásico.

No precisó fecha, pero contó que ya son varias ediciones del tradicional partido que los hinchas abandonan el estadio sin escolta policial.

Según su versión, antes los stronguistas salían de la curva sur y eran acompañados por efectivos de la Policía por las gradas que unen la calle Hugo Estrada con la avenida Saavedra y caminaban hasta la Simón Bolívar, donde se desconcentraban.

Los bolivaristas, por su parte, eran escoltados hasta la plaza Uyuni y de allí debían seguir hasta la calle Yungas. Con ese plan no había riesgo de que los fanáticos se crucen en ningún momento.

“No entendemos por qué no participamos en la reunión. Antes incluso teníamos hora de ingreso al estadio para poner nuestras banderas y había efectivos de la Policía que controlaban cuando entrábamos a las tribunas”, señaló.

Bolívar, por su parte, anunció que denunciará en la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC) a la barra stronguista por robo de una bandera y dos bombos, y agresión física a los miembros de su barra.

Anoche, el dirigente Jorge Iturralde, acompañado por algunos hinchas que aseguraron haber sido objeto de golpes por parte de la hinchada rival, acudió a las oficinas de la FELCC donde intentó hacer la denuncia, pero la fiscal de turno, Nataly Vargas, estaba con labores recargadas y pidió que el asunto sea postergado para hoy.

“Lo vamos a hacer a nombre del club, se tienen que frenar estas situaciones. No puede ser que haya peleas entre hinchas, las cosas pueden agravarse si no ponemos un freno a la violencia. Como club queremos que se firme un acuerdo de no agresión y que también la Policía se involucre en ello”, dijo Iturralde.

No hay comentarios:

Publicar un comentario