Buscar este blog

miércoles, 7 de enero de 2009

Quinteros quiere un Bolívar de gran altura

;
La Razon

Mientras Gustavo Quinteros tomaba posesión como nuevo técnico de Bolívar en Tembladerani y explicaba que “nunca” habló mal de la altura, un aficionado celeste desde la tribuna le reprochaba: “Ahora hablá mal de la altura, ahora te quiero ver”.

Eran las 10.20, el presidente bolivarista Guido Loayza esperó más de 15 minutos para presentar al técnico ante el plantel, pero más de 30 periodistas rodearon al técnico para interrogarle.

Tras una sesión de gimnasio y más calmado, el entrenador explicó a Marcas algunas de sus anteriores declaraciones sobre la altura.

Quinteros reiteró que la altura da un 20 por ciento de ventaja, pero de inmediato aclaró —contrariamente a lo que decía cuando dirigía Blooming— que no es determinante para ganar partidos.

Respecto al porcentaje, el técnico dijo que el mismo es resultado de un estudio que habrían realizado su preparador físico Rodrigo Figueroa con Alejandro Kohan, quien cumplió la misma función en la selección de Uruguay que era dirigida por Daniel Passarella.

Sin embargo, el ex mundialista advirtió que ahora que le toca dirigir en La Paz su tarea es formar un Bolívar con altura futbolística.

Él sabe que “el equipo que equilibre y nivele en lo físico esa pequeña ventaja que te da la altura incluso puede ganar. Ojo, nosotros con Blooming ganamos muchos partidos en La Paz y logramos un título el 2005”.

El nuevo estratega académico también negó que hubiese mencionado que sus equipos sufrieron para jugar en La Paz. “Hubo gente que interpretó mal. Pero siempre hay gente malintencionada, alguien que habla demás, que se inventa; yo no hago caso a esos comentarios destructivos y que me molestan mucho. Sólo quiero que me dejen trabajar”, pidió.

Sobre su llegada a la Academia, Quinteros dijo que espera clasificar a torneos internacionales y no descartó ganar títulos.

“El objetivo principal es salir campeón, pero a veces no se puede, como cuando no pudimos con Blooming el año pasado por un penal que pegó en el travesaño (en Sucre, cuando el arquero Silvio Dulcich paró el tiro de Vieira)”.

El entrenador reconoció que los seguidores de Bolívar “tienen buen paladar” porque les gusta el fútbol atildado. “Sé que volverán a la cancha cuando el equipo retome su fútbol elegante y consiga títulos y clasificaciones, vengo a eso y otra cosa es fracaso”, aseguró.

En Tembladerani

Silencio
El presidente de Bolívar, Guido Loayza, ayer no habló con los periodistas, esperó que el DT declare y luego se marchó.

El aporte
El preparador físico de Bolívar dijo que planea reunirse con los médicos del IBBA para intercambiar estudios de la altitud.

No hay comentarios:

Publicar un comentario