Buscar este blog

miércoles, 18 de marzo de 2009

Apertura 2009 5ta Fecha: Bolivar 2 - Real Mamore 0

;

La Prensa


Más fácil imposible. Bolívar lo tuvo todo para golear anoche. En lo que va de la temporada, ningún rival fue tan frágil como lo fue Real Mamoré. Sin embargo, el resultado fue sólo 2-0, que tiene que ver, por una parte, con los defectos de definición de la “Academia” y, por otra, la más importante, con las atajadas de Leonardo Fernández, la figura que impidió un score de grandes proporciones.

El triunfo de la “Academia” es inobjetable. Colectivamente funcionó. Además, no otra cosa podía esperarse si al frente casi no había rival que le exigiera. La producción ofensiva, por tanto, fue amplísima. Lo que en cambio falló fue la puntada final, porque un equipo con tanta llegada, y tan clara, no puede darse el lujo de no convertir más goles, lo que no le resta méritos, de ninguna manera, a la figura de Leo, que por cierto hizo bien su trabajo.

El primer tiempo ya estaba para la goleada, no para el uno a cero con el que ambos se fueron al vestuario. Bolívar fue abismalmente superior. En realidad el único equipo que, como tal, existió, porque fue como si Real Mamoré —dando tantas ventajas— no estuviera presente.

Las escapadas por izquierda de Abdón fueron una constante, el peligro mayor, la salida más clara; igual de llamativa fue la libertad con la que los “celestes” pudieron moverse en territorio contrario. Dominaron a placer sin que la visita pudiera hacer algo para evitarlo.

El que sí hizo algo, más bien mucho, fue Leo Fernández, y aunque parezca reiterativo, fue el hombre —mejor dicho, el verdadero león, en alusión a la nueva mascota de la “Academia”— responsable para que Bolívar no transformara ese dominio en goleada.

No se había cumplido ni siquiera el primer minuto y el golero ya había sacado de manera notable una pelota enviada por la otra figura del cotejo, el uruguayo Ferreira. Éste jugó su mejor partido desde que llegó para reforzar al equipo de Quinteros.

Leo volvió a evitar el gol —ante Reyes— antes de que fuera vencido por la vía del penal. A los 11’, Peña trabó a Ferreira, no fue una infracción clara, pero un minuto después el uruguayo remató a la izquierda del arquero, que se fue a la derecha.

Con el gol logrado, el partido se hizo demasiado cómodo para Bolívar, lo tuvo a Real a su merced, lo pudo liquidar y hacer con él lo que quisiera. Pero el resultado no cambió hasta la conclusión de esa primera etapa.

A manera de anécdota, cabe anotar que en esa primera mitad Real llegó sólo una vez a inquietar a Arias, con un tiro que el golero “celeste” no tuvo problema en parar.

En el segundo tiempo nada cambió. La cancha estuvo de nuevo inclinada, Bolívar copó todo de mitad de cancha hacia arriba, presionó para tener el balón y lo distribuyó buscando abrir espacios en la zaga de Real, de hecho los tuvo, pero las fallas de definición se volvieron a presentar (no fue la noche de Reinoso) y otra vez Leo tapó todo lo que pudo.

Fueron muchas las ocasiones de la “Academia” con sello de gol y tantas las que tapó Fernández, una especie de héroe de un equipo que fue, al margen de su guardameta, demasiado débil, exageradamente endeble.

El segundo gol, que siempre estuvo rondando el arco de la visita, llegó por fin a los 24 minutos, de nuevo obra de Ferreira, que primero, a través de una notable jugada, mandó el esférico al palo, y luego, de un centro desde la derecha empalmó haciendo que picara en el piso para que la estirada del golero fuera inútil.

Real jamás reaccionó, nunca encontró la manera de frenar a su rival, que lo superó constantemente por todos los frentes. Además, el cuadro beniano renunció llamativamente al ataque, en esa segunda mitad nunca inquietó a Arias, o si el golero atajó alguna pelota fue por mera casualidad.

Bolívar —hay que recalcarlo— no tuvo en el año partido más fácil que el de anoche. Sin embargo, no pasó de los dos goles, como en todos sus cotejos anteriores, excepto cuando cayó ante la “U” por la mínima diferencia. Según Quinteros, es cuestión de suerte, “ya va a cambiar”, dijo al final. Si es por ese factor, menos mal que los tiene a Ferreira, que anoche se destapó por completo, y a Reinoso —con menor fortuna en la víspera—. Ellos son, en buenas cuentas, los únicos que saben convertir.

5 goles lleva anotados —con los dos de anoche— el uruguayo William Ferreira, convertido ahora en el máximo artillero del torneo Apertura de la Liga, por encima de Luis Sillero (Universitario) y Jaime Cardozo (Aurora), que suman cuatro cada uno.

La otra mirada

EL HIMNO

Bolívar cumplió. El Himno Nacional fue entonado anoche antes de iniciarse el cotejo, como un desagravio por los actos de racismo que sufren los bolivianos en las canchas de Argentina. La tricolor fue izada por los capitanes de ambos equipos. El público siguió respetuoso el acto.

Una pancarta, obra del Viceministerio de Deportes, rezaba: “No a la xenofobia y al racismo”.

CON TITULARES

Real Mamoré presentó a su primer equipo. La directiva del club beniano pudo sortear una amenaza de paro cumpliendo con el pago del 50 por ciento de un salario y el compromiso de cancelar el resto hasta mañana jueves. La visita llegó con retraso a Miraflores, con el tiempo justo para cambiarse la indumentaria y cumplir con el calentamiento.

Real viajó anoche mismo a Cochabamba, donde el sábado visitará a Aurora por la sexta fecha del torneo.

BUENA ASISTENCIA

Con buen tino, la directiva de Bolívar decidió implementar el “gancho” para la programación de anoche: dos personas ingresaron con una entrada. Gracias a esa medida, el marco humano en el “Siles”, a pesar de la fría noche, fue importante. Hubo más de 15.000 personas; sin embargo, menos de la mitad pagó su boleto y la recaudación fue magra.

OCHO GOLES

Bolívar ha convertido en lo que va del Apertura ocho tantos. De ellos, cinco son obra de William Ferreira y los otros tres de Jair Reinoso. Cumplida la quinta fecha del torneo, los “celestes” no tienen otros goleadores en el campeonato.

OTRA VEZ DOS

No deja de ser llamativo que Bolívar mantenga una constante: dos goles por partido, tanto durante su participación en la Copa AeroSur como en cuatro de los cinco cotejos que ya ha disputado en el torneo Apertura. En uno solo no anotó, fue cuando Universitario le ganó en La Paz por la mínima diferencia.

LA LESIÓN PERSISTE

Como se temía. Abdón Reyes no pudo durar todo el partido. En el primer tiempo fue el de siempre, con sus escapadas por la derecha y su hábil trajinar. Sin embargo, comenzada la segunda mitad ya no fue el mismo, y es que los dolores volvieron a su rodilla izquierda, de manera que la lesión sigue, no ha pasado. El tarijeño fue reemplazado a los 21 minutos.

El árbitro

Regular

A los 9 minutos hubo un penal mucho más claro que el que cobró un minuto después. Gery Vargas pasó por alto, a partir de esa acción, muchas otras que en algunos casos ameritaba no sólo sancionar, sino sacar tarjeta. Sus asistentes tampoco le ayudaron mucho, los dos cobraron posiciones adelantadas inexistentes.

La figura

Leonardo Fernández

Fueron muchas las veces que tapó y evitó que la pelota se introdujera en su arco. Varias parecían imposibles. Pero él estuvo ahí, con sus reflejos intactos, para ahogar, una y otra vez, el grito de gol de los bolivaristas. No es exagerado decir que Bolívar le ganó a Leo —no a Real Mamoré—, y el solito fue un hueso duro de roer.

Las frases

Generamos muchas situaciones de peligro y no pudimos concretar, pero logramos solidez en el sector defensivo. Va a cambiar la suerte, tenemos que trabajar más en la definición”

Gustavo Quinteros

Técnico de Bolívar

Estoy contento en lo personal porque sé que atajé bien, pero triste a la vez por la derrota del equipo, que jugó muy retrasado y no generó casi ninguna jugada de peligro”

Leonardo Fernández

Arquero de Real Mamoré

Síntesis

Bolívar 2

Carlos Arias

Miguel Hoyos

Carlos Tordoya

Alejandro Schiapparelli

Ignacio García

Ronald Gutiérrez

(47’ST Horacio Ortega)

Mario Ovando

Wálter Flores

Abdón Reyes

(21’ST Antonio Vaca)

Jair Reinoso

(37’ST Rodrigo Vargas)

William Ferreira

DT: Gustavo Quinteros

Real Mamoré 0

Leonardo Fernández

Adhemar Arias

Lucas Fernández

Jhon Peña

(9’ST Felipe de Oliveira)

Jorge Zapata

Alan Loras

Franz Calustro

Rolando Campos

Óscar Díaz

(35’ST Jehanamed Castedo)

Vladimir Campás

(28’ST Óscar Arauz)

Rodrigo Bottaro

DT: Gustavo Romanello

Goles Min. Autor

1-0 12’PT Ferreira (penal)

2-0 24’ST Ferreira

Estadio: Hernando Siles

Recaudación: 79.055 bolivianos

Público: 5.694 entradas vendidas, 1.860 abonos, 8.018

Árbitro: Gery Vargas

Asistentes: José Vidal y David Limachi

No hay comentarios:

Publicar un comentario