Buscar este blog

domingo, 29 de marzo de 2009

Eliminatorias 2010: Colombia 2 - Bolivia 0

;

La Prensa


La idea —seguramente— era no perder, apostar por el cero, como contra Brasil, pero el plan boliviano, mal ejecutado en la cancha, se vino a tierra antes de que se cumpliera la primera media hora, cuando Colombia abrió la cuenta. A partir de ahí, la Selección nacional no tuvo argumentos sólidos, menos armas, como para lograr el empate, y a la larga fue derrotada con un 2-0, resultado que se rubricó cerca del final con una anotación “cafetalera” en posición adelantada.

Colombia tuvo la oportunidad de golear en el primer tiempo. Fue superior y Bolivia demasiado endeble. Se lo impidió Arias, con varias tapadas, aunque también los delanteros locales erraron en la puntada final. La Selección de “Platiní”, por lo que sucedió en los primeros 45 minutos, se libró de algo peor.

Cuesta entender a qué jugó la Verde anoche en “El Campín” bogotano.

Si se trataba de defender, lo hizo mal, pues dejó muchos huecos de mitad de cancha para atrás. Fue notorio el desequilibrio. Hubo ratos en que los colombianos se movieron con extrema libertad entre esas líneas.

Tal vez Erwin Sánchez quiso sorprender poniendo dos fichas que no estaban en los cálculos de nadie: con Luis Gutiérrez como zaguero por izquierda probablemente buscó ganar fuerza en la marca, pero dejó en el banco la salida y mejor proyección de Ignacio García. Con Joselito como cuarto volante, supuestamente para atacar, no logró su propósito, porque Vaca estuvo en otra, e hizo falta, en el supuesto plan defensivo, un Didí Torrico más apto para esa tarea.

Una gran atajada de Arias al minuto de juego, ante un disparo a quemarropa de Quintero, contuvo los planes que tenía Colombia, de querer llevarse por delante a su adversario.

Hubo, antes del gol, cuatro acciones más que pudieron terminar con el balón en el fondo de la red boliviana. Dos tapó el arquero nacional, las otras se las “comieron” los delanteros de Colombia.

Queda como anécdota el primer remate de Bolivia en el partido. Fue a los 21 minutos, cuando Escobar le pegó al balón de derecha y lo mandó a un costado del arco.

Lo mal que marcaba la Selección cobró factura a los 27’. Torres recibió el balón, se sacó la marca de Flores y remató, lejos del alcance de Arias.

En una noche con mucha lluvia, lo aconsejable era buscar los tiros desde lejos. García probó una vez y exigió a Ospina; y luego Rivero hizo lo mismo, el arquero colombiano dio rebote y Cabrera, de manera increíble, tiró el balón arriba del travesaño. La jugada, empero, había sido anulada por posición adelantada del delantero nacional.

Eso fue lo poco que hizo Bolivia en ataque, en todo el partido, incluyendo la segunda mitad, que se hizo larga y tediosa.

Colombia bajó sus revoluciones, algo pasó en sus líneas, que se cayeron. Bolivia quiso reaccionar, pero no pudo. A ratos tuvo el balón, aunque no supo qué hacer con él. El equipo estuvo desorientado en la cancha y la victoria del seleccionado local, por mínima que fuera, no corría ningún riesgo.

El partido debió terminar 1-0, porque Colombia no hizo méritos para más en ese segundo periodo. Sin embargo, Rentería cabeceó a los 43’ para el 2-0 definitivo, en clara posición adelantada.

En estas eliminatorias han sido pocos los partidos en los que Bolivia mostró una buena imagen. Ante Brasil, el año pasado, luchó. Ese espíritu batallador no apareció anoche. Lo que es peor, no apareció una estructura de equipo y por eso cuesta entender a qué jugó. Sólo “Platiní” lo sabe.

La otra mirada

LOS “ASES” DE SÁNCHEZ

“Platiní” se la tenía bien guardada. En La Paz hizo creer que Ignacio García y Didí Torrico serían titulares. Con los dos, el equipo se entrenó todo el tiempo durante la semana. Sin embargo, ayer, a la hora del partido, saltaron a la luz las “sorpresas” de Erwin Sánchez, quien optó por Luis Gutiérrez como lateral izquierdo y Joselito Vaca completando la línea de volantes. Pero esos “ases” no fueron determinantes.

CERO GOLES

La historia negativa se mantiene. Bolivia no sólo no ha podido ganarle ni empatarle a Colombia en choques en ese país por las eliminatorias mundialistas, tampoco le ha podido hacer goles. El 2-0 de anoche se suma a las tres victorias anteriores de los colombianos: 3-0, 2-0 y 1-0.

TRES BAJAS

Aparte de la derrota, el choque contra Colombia le ocasionó a Bolivia dos bajas para el partido contra Argentina por tarjetas amarillas (dos inhabilitan automáticamente): Gutiérrez y Joselito Vaca. La ausencia del volante de Oriente será la más sentida, pues fue pieza clave en La Paz en los anteriores cotejos. También fueron amonestados Pablo Escobar y Wálter Flores.

La tercera baja será Alfredo Castillo, expulsado por haberle dicho al árbitro algo “grueso” luego del segundo gol colombiano.

DEBUTÓ HURTADO

De la lista de 26 convocados, Julio César Hurtado era el único que nunca había jugado con la Selección. El talentoso de Aurora debutó anoche, cuando ingresó a los 31 minutos del segundo tiempo en vez de Vaca. Con él y Peña —quien reapareció en una competición oficial—, ya son 41 los jugadores que Erwin Sánchez ha utilizado en las eliminatorias rumbo a Sudáfrica 2010.

LA TABLA

Con 23 puntos, Paraguay sigue al frente. Argentina subió a 19. Con 17 está Brasil, y Chile tiene 16, al igual que Uruguay. Colombia (14), Ecuador (12), Venezuela (10), Bolivia (9) y Perú (7) completan las posiciones.

El árbitro

Bien

El ecuatoriano Intriago tuvo un partido tranquilo. No hubo, en realidad, acciones de los equipos que le complicaran la vida. A él no se le puede achacar el error de uno de sus asistentes, que convalidó el segundo gol de Colombia en clara posición adelantada. No dudó en sacarle la roja a Castillo, el boliviano seguramente lo insultó.

La figura

Macnelly Torres

Hay que elogiar la tarea de Carlos Arias. El arquero boliviano evitó en el primer tiempo lo que pudo ser una derrota más clara de la Selección. Pero el hombre del partido fue el talentoso Macnelly Torres, el encargado de mover de un lado para el otro las acciones de Colombia, con buen criterio. Además, el “colocolino” hizo un bonito gol.

Volvió a ganarnos el miedo a perder

errota, como casi siempre afuera. Acompañada de escasos argumentos y ante un rival bastante limitado, lo que hace aún más doloroso el contraste.

Si se quiso sorprender con Luis Gutiérrez y Joselito Vaca —que en la semana, aparentemente, no eran titulares— la intención se diluyó prontamente.

Antes del minuto, Carlos Arias salvó el gol ante un remate de Darwin Quintero.

Esa jugada marcó el rumbo del primer tiempo, en el que el local (con todos sus problemas a cuestas) estableció una superioridad indiscutible. Menos mal que Radamel Falcao García continuó sin anotar en la eliminatoria, porque de lo contrario el saldo pudo ser peor.

Bolivia atacó muy poco. Y cuando se animó lo hizo mal, salvo algún remate de afuera, a cargo de Ronald García.

Se intentó, en apariencia, enfriar el juego, pero es muy complejo hacerlo —poco menos que imposible— sin la pelota. El mediocampo no la tuvo, recuperó muy poco y vaya que costó enhebrar tres pases continuos, pero de esos que dañan. No toquecitos inofensivos.

En el lapso inicial, el dueño de casa inquietó permanentemente por afuera. Armero y Marín, a través de la izquierda, le dieron un dolor de cabeza a Hoyos. Zúñiga se filtró varias veces usando el otro flanco.

Ospina, arquero colombiano, recién intervino realmente a los 26’, cuando cortó un centro de Pablo Escobar, que terminó como el jugador más inquietante —o al menos el de mayor voluntad, transitando terreno ajeno— en el elenco nuestro. El dato no deja de ser, por cierto, revelador.

Hasta que Macnelly Torres, a los 27 minutos, se sacó la marca de Wálter Flores y la clavó a un rincón. Colombia respiró. El gol fue perfecto sinónimo de desahogo para un equipo poco menos que desesperado, acosado en razón de sus antecedentes recientes en la competición.

Por lo anterior es que en el segundo periodo reveló sus dificultades y bajó ostensiblemente, al punto que durante largos pasajes el arquero boliviano virtualmente no intervino.

Lo desalentador —y cuestionable— es que el cuadro de Erwin Sánchez no le sacó provecho a la circunstancia. La entrada de Didí Torrico transcurrió desapercibida y ya sin lluvia, pero con cancha pesada, la pasividad del visitante —mezclada con las imprecisiones de los amarillos— se advirtió aún más. Entre ambos condimentos aplastaron el espectáculo.

Para colmo, la “verde” se colmó de amonestaciones (Gutiérrez y Vaca no podrán jugar el miércoles) y la guinda sobre la torta corrió por cuenta de José Alfredo Castillo, que terminó expulsado por reclamar —absurdo mayúsculo— después de que Wadson Rentería anotó, casi en el final, el segundo gol.

¿A qué se jugó en El Campín? Este cronista no tiene la respuesta, al margen, claro, del título que ilustra la columna.

¿Puede una actuación como la de anoche aportar algo? Se nos ocurre que no.

Por ahí, arriesgando un poco más se perdía igual, pero al menos hubiese el consuelo de exaltar la condición de adversario irrespetuoso. Este contraste hay que ubicarlo, lamentablemente, entre tantos generados a partir de la inexistencia de actitud, de un norte definido. Y desde ya hay que adelantarse a señalar que no se vincula en nada con lo venidero, que es un episodio imposible de predecir.

Sin pena ni gloria. Expresión gastada pero apropiada. La desilusión —entiéndasela así— es parte de la realidad que revela el análisis, despojado de cualquier interés creado. Hay que dar vuelta la página. No queda otra, sobre todo si todavía el tormento —que para el hincha debe serlo— tiene horizonte de ocho meses.

Oscar Dorado Vega es director del programa televisivo El Clásico y corresponsal en Bolivia de la cadena internacional Fox Sports.

Síntesis

Colombia 2

David Ospina

Camilo Zúñiga

Cristian Zapata

Mario Yepes

Pablo Armero

Abel Aguilar

Fabián Vargas

Vladimir Marín

Macnelly Torres

(24’ST Wadson Rentería)

Darwin Quintero

(34’ST Hugo Rodallega)

Radamel Falcao

(24’ST Stalin Motta)

DT: Eduardo Lara

Bolivia 0

Carlos Arias

Miguel Hoyos

Juan Manuel Peña

Ronald Rivero

Luis Gutiérrez

Ronald García

Wálter Flores

Jaime Robles

(1’ST Didí Torrico)

Joselito Vaca

(31’ST Julio C. Hurtado)

Pablo Escobar

Diego Cabrera

(22’ST Alfredo Castillo)

DT: Erwin Sánchez

Goles Min. Autor

1-0 27’PT Torres

2-0 43’ST Rentería

Estadio: Nemesio Camacho

Recaudación: No se dio a conocer

Público: Unas 26.000 personas

Árbitro: Alfredo Intriago (ECU)

Asistentes: Juan Cedeño y Luis Alvarado (ECU)

Expulsado: Castillo (B), 45’ST.

2 comentarios:

  1. Parcero para empesar informese bienn q el segundo gol de colombia no fue en posicion invalida estaba en linea con un jugador boliviano!! PELOTUDO!

    ResponderEliminar
  2. Estoy totalmente de acuerdo! Wason (no Wadson, como este periodista boliviano desinformado escribió) Rentería estaba en posición legal; más bien, fíjese en el vergonzoso trabajo del arbitro, que ayudó bastante al equipo boliviano. Hace rato no tienen buen equipo no? Nosotros los colombianos estaremos mal... pero es q Bolivia da lástima!!!

    ResponderEliminar