Buscar este blog

lunes, 16 de marzo de 2009

En Argentina, las sanciones para los racistas no pasan de una disculpa pública.

;

La Prensa

“Es increíble cómo se repiten una y otra vez en las canchas argentinas con tanta impunidad cánticos racistas hacia los bolivianos y paraguayos, y nadie le pone un alto”, se queja el abogado Gustavo Morón, quien denunció que hasta en algunas fiestas en Buenos Aires los animadores utilizan la frase “el que no baila es un boliviano”.

Agrega que el Instituto Nacional Contra La Discriminación la Xenofobia y El Racismo (Inadi) no funciona porque sus castigos, si es que los hay, no pasan de una disculpa pública, ni qué decir de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA), que hasta el momento no emitió ningún comunicado sobre lo sucedido hace ocho días en la cancha de Huracán. “Así, los racistas se ríen”, afirma.

A la queja de Morón se suma la de los inmigrantes nacionales, que aseguran que la Embajada boliviana nunca ha funcionado. “Más bien que esta vez se pronunció, en otras ocasiones no pasa nada. Es que no le quedaba otra, pues esta vez fue tema de varios diarios y programas de televisión”, manifiesta Reynaldo Apaza, secretario de la Asociación Civil Federativa Boliviana (Acifebol).

Como los nacionales no confían en que la AFA y el Inadi aplicarán sanciones, Mario Flores Sanabria, integrante del Consejo Solidario Internacional de Residentes Bolivianos en el Exterior, presentó una demanda penal ante el Fiscal Federal de Buenos Aires. Flores solicitó que se investiguen los hechos registrados en el partido que Independiente le ganó a Boca, hace ocho días, y la posible violación a la ley argentina 23592. “No confiamos en el Inadi. No tiene poder de policía. Acá se está dañando a un país y hay que sentar un precedente”, sostiene Morón, quien nació en Argentina, pero que es hijo de padres bolivianos.

El abogado asiste a Flores en la causa penal, que busca la quita de puntos para Independiente y que el equipo juegue tres fechas sin público. Además pide una sanción ejemplar para el árbitro Sergio Pezzotta, quien dejó seguir el partido con las banderas bolivianas y paraguayas en las tribunas que tenían la leyenda “El jugador número 12”, en alusión a que la barra de Boca está integrada por extranjeros. Incluso al final del partido, el árbitro puso en su informe lo que pasó. “La leyes son claras, Pezzotta debió parar el encuentro. No lo hizo y ahora debe ser castigado”, dice Morón.

A través de la demanda, los inmigrantes solicitan a la Policía Federal y a la AFA toda clase de filmaciones efectuadas en el estadio con el fin de identificar a los xenófobos.

Por lo que no hay castigos que sienten un precedente, la mayor parte de los bolivianos no denuncia los abusos por racismo.

Por ejemplo, uno de los casos que se hicieron públicos y que quedaron en la impunidad fue el que involucró en septiembre de 2008 al presidente de Gimnasia y Esgrima de Jujuy, Raúl Ulloa, y al árbitro argentino Saúl Laverni. En el partido entre Gimnasia y Esgrima de Jujuy y Argentinos Juniors, Ulloa y Laverni utilizaron el gentilicio de “bolivianos” como insulto. Éste fue uno de los tantos casos de racismo comprobados a través de los medios de comunicación y que quedaron sin castigo.

El árbitro Pezzotta dirigió sin problemas

A pesar de que se equivocó al dejar que continuara el partido entre Independiente y Boca, cuando en las tribunas del estadio de Huracán se daban actitudes racistas, el árbitro Sergio Pezzotta dirigió el partido del sábado entre Lanús y Colón por la sexta fecha del torneo Clausura. Al designarlo, la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) le dio su apoyo y no tomó en cuenta las críticas por su acción en el encuentro.

La designación para la sexta fecha de Pezzotta había sido puesta en duda luego de que la titular del Inadi, María José Lubertino, diera a entender que lo llamaría para que declarara si lo ocurrido en la en el encuentro entre los “rojos” y “xeneizes” estaba en su informe.

“Queremos saber si está en el informe del árbitro. El árbitro no debería haber comenzado el segundo tiempo y debería haberse informado por altoparlante que el encuentro no comenzaría si no se retiraban las banderas”, señaló Lubertino.

No hay comentarios:

Publicar un comentario