Buscar este blog

lunes, 30 de marzo de 2009

La Armada Argentina: Messi, Agüero y Tévez. Un DT líder y carismático, detrás está toda una constelación de figuras.

;
La Razon
El vicealmirante Lionel Messi, el contralmirante Sergio Agüero y el teniente de navío Carlos Tévez comandan el nuevo proceso futbolístico de la armada argentina; todos dirigidos por el almirante Diego Armando Maradona, quien junto a las demás estrellas que vendrán a La Paz en busca de relanzar a uno de los seleccionados más famosos y exitosos del planeta.

Los últimos pasos en falso que la albiceleste dio en estas eliminatorias, con derrotas y diversos empates, obligaron a excluir al DT Alfio Basile e iniciar una revolución con la nominación de Maradona, todo para alcanzar un objetivo, estar presente en la Copa del Mundo de Sudáfrica 2010.

Hasta el jugador estandarte del anterior proceso se excluyó solo, Juan Román Riquelme dijo no a la selección porque no compartía los mismos códigos que el histórico 10, ahora el entrenador.

Sin embargo, figuras sobran a la albiceleste y plantean la opción de formar hasta otro equipo.

Qué traerá Argentina, a por lo menos tres de los mejores 10 delanteros del planeta. Al ídolo del FC Barcelona español, el explosivo y habilidoso Lionel Messi, de quien dicen es el heredero del Pelusa, ahora entrenador.

Agüero, es el atacante del Atlético de Madrid, que se destaca por su potencia y efectividad en el área, similar al hombre que completa el tridente ofensivo, Carlos Tévez, del Manchester City, un verdadero rompe barreras con velocidad y decisión de ir al frente.

“Esa expectativa de cómo jugará la selección, es la misma que tenemos nosotros, que queremos que el público argentino disfrute con el equipo. Trataremos de imponer la clase de fútbol que tenemos", explicó Tévez.

Detrás de esa trica, se encuentra todo un plantel que juega en el exterior a gran nivel: desde Javier Mascherano en Inglaterra, hasta Lavezzy en Italia.

De acuerdo con la observación de Claudio Mauri, redactor del matutino argentino La Nación, Bolivia se medirá con la misma base del equipo argentino que jugó la mitad de la eliminatoria. “La base es la misma, los cambios son pocos”. Quizás nombres nuevos que antes no fueron convocados.

Añade que el efecto Maradona en el banquillo argentino dejó a los jugadores motivados, que al margen del resultado con Venezuela, la meta es recuperar terreno en la eliminatoria.

Todo apunta a que la palabra del DT llegó a los jugadores: “El compromiso con una de las camisetas más afamadas del mundo es nuestro. Defender una historia y un presente”, les dijo Maradona a los futbolistas.

Habló de que el plantel tiene que ser como un navío destructor en el mar, que supere a sus diversos y circunstanciales rivales durante esta eliminatoria.

"Ahora está todo muy parejo. Antes quizás había más diferencias, pero en este momento cualquiera le gana a cualquiera", destacó el zaguero Wálter Samuel, uno de los futbolistas de mayor experiencia en el grupo.

"Todos los rivales que juegan con Argentina dan un plus y por eso son muy difíciles y no creo que haya excepciones", indicó el volante Lionel Messi.

Los amistosos pasaron, se ganó dos, ahora se juega por puntos, por una clasificación. Maradona anticipó que “equipo que gana, no se toca”. Fue explícito al considerar que un trío mágico como Messi, Agüero y Tévez serán los jefes futbolísticos.

Los celestes jugaron como locales con tres atacantes, pero en La Paz urge colocar puntos suspensivos, pese a que el mismo Diego sostuvo que no le darán importancia a la altura.

“No creo que la fórmula se repita del todo, porque en La Paz la figura puede cambiar ligeramente. Dependerá del desgaste en Venezuela, de si hay lesionados y otros aspectos”, expresó Mauri, de La Nación.

Pese a que Maradona dio su mayor respaldo en la defensa boliviana de jugar en la altura, el entorno y la presión misma del ámbito futbolístico argentino sostiene que el seleccionado no estará cómodo, pero jugará.

“Es algo que está ahí, que de alguna u otra forma nos pertuba, pero tenemos que jugar”, vuelve a reiterar al ariete Tévez.

El resto del plantel coincide en que la merma física existe en la altura y uno debe tratar de encararlo, pero la que se tratará de combatirla y superarla es la impresión sicológica.

En este momento, los críticos en la prensa argentina consideran que excepto España y quizá Italia, la selección argentina es la segunda o tercera más fuerte del mundo, por encima de la brasileña que no está bien.

Se señala que lo ideal sería sumar en esta fecha los seis puntos, pero no se vería con malos ojos si los albicelestes logran un punto ante Bolivia. “La hipótesis siempre es lograr la máxima de puntos, pero un punto en el Siles no será malo”, manifestó Mauri.

La revolución que lidera Maradona en el conjunto argentino se notó en los medios, destaca el matutino Olé. El primer día de práctica, 200 hombres se acreditaron sólo para el entrenamiento (159 periodistas y 41 fotógrafos), retrataron la primera puesta de Diego DT, alguien llegó desde Mauritania.

No hay comentarios:

Publicar un comentario