Buscar este blog

miércoles, 4 de marzo de 2009

Marcelo Claure: Hay que discutir para ver cómo mejorar el fútbol

;

La Razon

Entrevista a: Marcelo Claure
Presidente de BAISA

El presidente de Bolívar Administración e Inversión (Baisa), Marcelo Claure, le dijo a Marcas que ésta es la oportunidad para “iniciar la discusión sobre cómo transformar nuestro fútbol”, respecto a sus declaraciones que publicó El Deber.

¿En qué sustenta su afirmación de que el fútbol boliviano es un desastre, el peor de la región?
Porque no se maneja con la responsabilidad y la organización para llevar adelante un proyecto serio. La mayor parte de los dirigentes tiene otras actividades y tangencialmente le dedican un poco tiempo a su institución. Si no somos críticos, si no hacemos análisis descarnados, si no tenemos el coraje de reconocer nuestras falencias, es imposible que podamos salir de esta situación y lograr los cambios estructurales que nos lleven al menos a la situación en la que todos quisiéramos ver a nuestro fútbol.

¿Qué propone para sacarlo del desastre en el que lo ubica?
El fútbol no es una actividad menor, es el fenómeno sociológico más importante del último siglo y una de las 10 actividades económicas más grandes del planeta. No tratarlo con el profesionalismo que se merece es apuntar al fracaso que estamos viviendo.

¿Entonces el fútbol es más que el rey de los deportes?
El fútbol es ese deporte y esa pasión que transversaliza las sociedades y la geografía. Lo mismo lo viven los suizos que los etíopes. Una gestión seria del fútbol debe ser enteramente análoga a una buena gestión empresarial con profesionales a tiempo completo que generen recursos para cumplir con los presupuestos dentro de un marco de transparencia.

¿Gerentes en vez de dirigentes?
Es evidente que persiste un problema estructural dentro del fútbol nacional, por el que los clubes se encuentran desprotegidos ante dirigentes inescrupulosos que en su desempeño dilapidan el patrimonio logrado por sus instituciones y que irresponsablemente dejan cuantiosas deudas para las gestiones venideras, lo cual ha sido absolutamente patente en Bolívar. Lo que es más grave todavía es que existe una gran impunidad que dificulta el exigir a tales sujetos la correspondiente rendición de cuentas.

¿Eso es en todos los clubes?
De ninguna manera es justo generalizar más aun cuando han existido importantes dirigentes del fútbol nacional como Mario Mercado, Rafael Mendoza, Tito Paz, Choco Antelo, y otras personalidades del fútbol nacional, que entregaron su valioso tiempo y patrimonio a favor de sus clubes. Hoy en día existen dirigentes que hacen un gran esfuerzo en beneficio de sus instituciones. Yo creo que la opinión pública y la afición saben exactamente de quiénes se trata.

Esas afirmaciones son duras. ¿No afectarán la relación de Bolívar con el resto de los equipos?
No creo. Más aun considero que es una extraordinaria oportunidad para iniciar una discusión sobre cómo transformar nuestro fútbol en el contexto en el que puedan participar todos los actores. Hay que discutir para ver cómo mejorar el fútbol. Se debe desconfiar de quienes no quieren que se opine y que no se hagan olas mientras el fútbol languidece si no se adoptan acciones serias, decididas e inteligentes, en coordinación con los clubes, para revertir esta triste situación.

¿Por qué no acepta que un equipo pequeño esté en la cima si son 11 a 11 en la cancha?
Es muy loable y admirable que gane un equipo chico, el tema es que en Bolivia esa eventualidad se ha vuelto una constante privándonos, y aquí critico al fútbol en general, de uno o algunos equipos referentes que puedan ser competitivos nacional e internacionalmente, donde los mayores culpables no son los clubes chicos sino los grandes porque dejaron el espacio que ocupaban.

Los clubes están desprotegidos ante (...) inescrupulosos.

1 comentario: