Buscar este blog

lunes, 29 de junio de 2009

Apertura 2009 21ra. Fecha: Bolivar 1 - Oriente Petrolero 0

;

La Prensa
Bolívar derrotó a Oriente (1-0) y es líder. Está, por mejor anotarlo, a tres puntos del título del torneo Apertura de la Liga. Le falta visitar el próximo domingo a Real Mamoré y traerse la victoria de Trinidad.
No jugó bien. Pero eso es lo de menos para los “celestes”. Si hubiera en el fútbol “medio cero”, se habrían conformado con ese score. La cuestión es que ganaron un partido clave, ante el que era puntero, y el resultado de Miraflores puede ser determinante para el futuro de los dos.
A Oriente no le sirvió jugar mejor. Le faltó —y será remarcado luego— puntería en la definición y suerte. No tuvo ni una ni otra, y se marchó del “Siles” derrotado, poniendo en riesgo, incluso, la posibilidad de terminar este certamen en segundo lugar.
El argumento de Bolívar en el primer tiempo —y en todo el partido— fue el balón parado. Fue por esa vía por la que llegó a inquietar más a Sergio Galarza. Por la otra, con la pelota dominada, generando juego, hizo poco, casi nada.

Oriente puso sus fichas de tal manera que consiguió que el medio campo y el ataque de la “Academia” estuvieran divorciados. Eso hizo que fuera más sencillo controlar a los poco movedizos Villalba y Ferreira. De paso, otra vez Abdón Reyes estuvo desaparecido, y cuando eso sucede ya se sabe que Bolívar no tiene claridad. En cambio, cuando la salida fue por el otro lado, por el de Ovando, apuntalado por Hoyos, la llegada fue mayor, pero no suficiente.

Oriente construyó una última línea defensiva muy fuerte, y mezcló un medio campo con buena marca —Argüello y Mojica— y con talento —Aguirre, Campos y Vaca—, de manera que esa fórmula tenía mayor sustento futbolístico.

El disparo de Ovando, a los 3 minutos, apenas alto, fue un inicio casual de lo que Bolívar estaría obligado a hacer después, a buscar los tiros de larga distancia y a tratar de aprovechar los servicios libres o de esquina. De otra manera le fue muy difícil.

Antes de cumplirse los 15 minutos, Oriente tuvo dos opciones clarísimas. Primero un tiro libre de Campos que Arias sacó al córner y luego un contragolpe generado por Jhasmani, que después de quitar el balón tuvo gran visión para cedérselo a Mojica, aunque éste lo desperdició rematando mal.

El lapso siguiente fue de la visita. Bolívar se perdió, se descontroló. Abundó en sus filas la imprecisión. El conjunto “albiverde” lo aprovechó para tener el balón, pero siempre le faltó la resolución.

Ferreira tuvo una opción casi de casualidad. El balón le cayó a sus pies tras un tiro libre ejecutado por Hoyos, pero su remate se fue a un costado. Un rato después no pudo llegar al esférico antes que Galarza, quien se anticipó bien.

El cuarto de hora final fue el mejor para Bolívar. En lo anotado al comienzo. La pelota parada. Dos veces Villalba cabeceó mal de inmejorable posición, y a los 35’ Schiapparelli estuvo a punto de inaugurar el marcador, pero Galarza hizo la atajada de ese periodo.

Oriente también pudo convertir a los 38’, con una notable escapada de Aguirre sorteando a varios rivales; sin embargo, Peña definió a las manos de Arias, le regaló el esférico.

Bolívar hizo el gol recién comenzado el segundo tiempo. Menos mal para los “celestes”, porque después se les hubiera complicado. La jugada (6’) nació en otra pelota parada, un tiro libre de García rechazado con los puños por Galarza; el balón lo recibió por la izquierda Abdón Reyes, cuyo centro encontró a Villalba, quien se sacó el clavo y de cabeza envió el esférico al ángulo superior derecho.

Fue el gol y nada más de parte de la “Academia”. No tuvo por buen rato otra posibilidad para aumentar, salvo una de Ferreira poquito después, con un disparo desviado, y dos llegadas en el final del encuentro, con el rival completamente volcado al ataque.

Oriente hizo mucho como para merecer la igualdad. Que no haya llegado el gol es otra cosa. Tuvo mucho que ver la mala fortuna de los “albiverdes”, si se toma en cuenta que el balón se estrelló una vez en el travesaño, a disparo de Cuéllar, y otra en el palo derecho, a tiro de Peña.

El visitante, obligado como estaba, se fue al ataque. El técnico puso dos delanteros más y el balón siempre merodeó en el área de Bolívar. Faltó la puntada final, alguien que empujara el esférico hasta la red.

Aparte de los palos, ya increíbles, que le negaron el gol al cruceño, Peña se perdió el tanto en la puerta del arco, tras un centro de Aguirre, y Joselito pifió ante Arias, cuando parecía más fácil convertir que errar.

Fue 1-0. Suficiente para lo que buscaba Bolívar. Significativo porque con ese gol alcanzó la punta y acaricia un título que le es esquivo desde hace casi tres años. Falta un partido. Falta el centavo para el peso.

La otra mirada

¿SUERTE DE CAMPEÓN?

Bolívar puede jactarse de tenerla. La buena fortuna estuvo de su lado ayer. Lo pueden testificar los miles de espectadores que asistieron a Miraflores. El golero Carlos Arias seguramente lo reconoció. Oriente estrelló dos veces el balón en los parantes, una en el travesaño luego de un tiro de Cuéllar y otra en el palo derecho, tras una definición de Peña. Éste, además, falló en la puerta del arco.

ÁSPERO COMIENZO

La primera tarjeta amarilla fue para Sergio Galarza por demorar el juego. No habían transcurrido ni cinco minutos. Las siguientes, Maldonado las sacó porque empezó a imperar el juego malintencionado. En esa primera mitad, Mojica, Gaitán y Campos, de la visita, fueron amonestados, como también Villalba, de Bolívar.

El segundo periodo fue —si se quiere— más tranquilo: Ribera, de Oriente; Flores y Leonel Reyes, de la “Academia”, también fueron “pintados”, todos por faltas fuertes.

UNA “AVIVADA”

Bolívar puso pasapelotas que no eran otros que chicos de sus divisiones inferiores, a quienes el cuerpo técnico “celeste” instruyó muy bien. “Jugaron” para el local. Fueron un rival más para el visitante. Cuando le convenía a la “Academia” apuraban el regreso del balón a la cancha. Cuando no, hasta lo hacían desaparecer. Eso, cabe aclararlo, no es fútbol, pero se ve en todas las canchas, al menos de nuestro país.

“MEDIO CERO”

Lo dijo Gustavo Quinteros. El técnico de Bolívar se hubiera conformado con un triunfo de su equipo por “medio cero”. Así de desesperados estaban los “celestes” por lograr, a como dé lugar, el triunfo.

“Qué importa que hayamos hecho sólo un gol. Igual vale tres puntos. Es como si hubiéramos ganado 10-0”, fue otra visión, la de Wálter Flores.

TUVO SU REVANCHA

De las pocas opciones que tuvo Bolívar en el primer tiempo, las principales las desperdició Aquilino Villalba. El paraguayo cabeceó dos veces como si ése no fuera su fuerte y se perdió goles “cantados”. Ni bien comenzó el segundo tiempo (6’) dispuso de otra y tuvo su revancha. Esta vez cabeceó de gran manera y mandó el balón al ángulo superior derecho, sin dejarle ninguna chance al golero Galarza.

Puntero vs. colero

El partido que puede valerle un título a Bolívar se jugará el próximo domingo (16.00) en el estadio Gran Mamoré de Trinidad. Será el líder visitando al último de la tabla, Real Mamoré, que comparte ese sitial con el valluno Wilstermann. Los “celestes” le llevan al “Turbión beniano” 20 puntos en la tabla. Es un detalle menor.

5 goles con el anotado ayer, tiene en su haber el paraguayo Aquilino Villalba. Por supuesto, ninguno de los cuatro anteriores vale tanto como éste, que ha puesto a Bolívar en el umbral de un nuevo título.

Con 15 siguen como líderes artilleros su compañero William Ferreira y Alex Da Rosa, de San José.

Sin figura

Fue un partido lleno de nervios y, en cambio, de escaso talento. Muchos jugadores rayaron por debajo de su nivel, quizás por el peso de un encuentro tan importante como el de ayer. Hay que destacar a Sergio Galarza, porque de no haber sido por un par de buenas intervenciones suyas, Bolívar habría ganado de manera más holgada.

El árbitro

Bien

A Óscar Maldonado sólo se le escaparon pequeños detalles. Tuvo un inicio muy complicado, con jugadores dispuestos a hacerle la vida imposible. Los controló bien. El asistente ubicado en la recta de preferencia —Remberto Cruz— se equivocó reiteradamente en la recta final.

Síntesis

Bolívar 1

Carlos Arias

Miguel Hoyos

Augusto Mainguyague

Alejandro Schiapparelli

Ignacio García

Mario Ovando

Leonel Reyes

Wálter Flores

Abdón Reyes

(43’ST Luis Torrico)

Aquilino Villalba

(30’ST Charles da Silva)

William Ferreira

(49’ST Rodrigo Vargas)

DT: Gustavo Quinteros

Oriente 0

Sergio Galarza

Wílder Zabala

Héctor Gaitán

Andrés Imperiale

Ariel Ribera

Marcelo Aguirre

Francisco Argüello

(11’ST Miguel Cuéllar)

Gualberto Mojica

Jhasmani Campos

(21’ST Sebastián Molina)

Joselito Vaca

Alcides Peña

DT: Pablo Sánchez

Gol Min. Autor

1-0 6’ST Villalba

Estadio: Hernando Siles

Recaudación: Bs 577.750.-

Público: 34.025 entradas vendidas, 1.493 abonos y 4.433 libres

Árbitro: Óscar Maldonado

Asistentes: Remberto Cruz y Juan Carlos Alá

No hay comentarios:

Publicar un comentario