Buscar este blog

miércoles, 10 de junio de 2009

¿Podrá Bolivia arruinarle la fiesta a Chile?

;

La Prensa


Una victoria o al menos un empate, hoy ante Chile en Santiago, puede que le ayude a la Selección Nacional a curar la profunda herida causada por la derrota a manos de Venezuela en La Paz el sábado pasado, pero no cambiará nada de cara a su futuro, una vez que virtualmente ha quedado eliminada de la Copa del Mundo de Sudáfrica 2010.

Cuando el año pasado Bolivia igualó con Uruguay en Miraflores sin goles (Acción tituló al día siguiente: “Esto se terminó”), su suerte ya quedó echada, dada la cantidad de puntos cedidos en casa y la incapacidad para recuperarlos afuera. Desde entonces ese panorama ha cambiado para mal, sobre todo por el último contraste frente a la “Vinotinto”.

Sin embargo, el técnico Erwin Sánchez y los jugadores —y unos pocos más, creyentes de los milagros— asumen aún su derecho de creer que todavía se puede, aferrados a las “matemáticas”, un juego aritmético que, efectivamente, le otorga a nuestro equipo una opción mínima, aunque aparte de depender de sí mismo, va a depender también de lo que hagan otros seleccionados.

Bolivia ve lejana —desde el punto de vista de “Platiní” y compañía— la posibilidad de asaltar uno de los cuatro primeros lugares que otorgará el boleto directo a Sudáfrica (Brasil y Paraguay ya tienen 24 puntos, Chile está con 23 y Argentina tiene 22), pero se aferra —ilusión mediante— a alcanzar cuando menos el quinto lugar (hoy peleado por Uruguay, con 17; Venezuela, con 16, y Ecuador y Colombia, ambas con 14), que dará derecho a ir a un “repechaje”

—frente al cuarto de Centroamérica— por un cupo más para la próxima Copa de la FIFA.

Mientras los números dicen que Bolivia sí puede, la realidad futbolística de nuestra Selección contrasta con éstos. Sólo una vez la “Verde” logró un empate afuera —el recordado 0-0 con Brasil— en lo que va de estas eliminatorias, y perdió el resto de los cotejos, cinco en total; pero en ninguno de ellos dio muestras de contar con un equipo capaz de buscar una victoria en terreno ajeno.

Aunque las sorpresas abundan en la competición, esperar que Bolivia protagonice alguna hoy no está dentro de los parámetros de un torneo hecho, más bien, para equipos mucho más fuertes que el nuestro, y con méritos más que suficientes para estar por encima de Bolivia. Chile, por su parte, aspira a conseguir un triunfo esta noche (21.00) que la deje en el umbral del Mundial. Llegar a 26 puntos, quedándole 12 por jugar, con dos más en casa, será el puntaje “mágico” como para considerarse cuasi clasificada, a falta del empujón final.

Los chilenos están en su momento más dulce tras vencer a Paraguay (0-2), por lo tanto tratarán de poner esta noche un pie y medio en el Mundial de Sudáfrica 2010.

La “Roja”, bajo la conducción del argentino Marcelo Bielsa, vive en un clima de euforia y optimismo fruto del buen juego ofrecido y de los resultados, que la han colocado en una posición inmejorable para conseguir el pase.

El equipo chileno, tercero en la tabla con 23 puntos, buscará una victoria que le permita escalar e, incluso, alcanzar la punta, si Brasil y Paraguay, con 24 puntos cada uno, llegasen a empatar este miércoles en Recife.

3 Victorias de Chile y un empate es el saldo de los cuatro enfrentamientos anteriores por eliminatorias en Santiago. Los chilenos anotaron diez goles y los bolivianos cuatro (Ricardo Alcón, Julio Baldivieso, Milton Coimbra y José Alfredo Castillo).

La frase

Aún tenemos la opción de llegar al repechaje, pero para aspirar a ello debemos ganar en Chile, porque cualquier otro resultado nos deja fuera de todo. Es nuestra última oportunidad”

Carlos Arias

Arquero de Bolivia

Hace 15 años la “Verde” ganó por única vez como visitante

Sólo una vez la Selección Boliviana pudo obtener un triunfo como visitante frente a la chilena. Fue durante un amistoso jugado en Santiago en septiembre de 1994, poco después del Mundial de Estados Unidos al que asistió Bolivia.

Ese partido sirvió de despedida del técnico español Xabier Azkargorta y la Selección Nacional ganó 1-2, con tantos de William Ramallo, hoy asistente técnico del seleccionado, y Mario Pinedo.

En 2009 se celebran 83 años de enfrentamientos futbolísticos entre las selecciones de ambos países. La primera vez que jugaron fue en 1926 y la última el año pasado, en La Paz, por las actuales eliminatorias (fue en el mes de junio y los transandinos se llevaron una clara victoria por 0-2).

Otro resultado que puede considerarse favorable para Bolivia fue un empate, en un partido oficial de eliminatorias mundialistas, las correspondientes a la Copa de Corea del Sur/Japón 2002. Julio César Baldivieso (actual técnico de Aurora), de penal, y Milton Coimbra (hasta hace poco jugador de Oriente) fueron los autores de los dos tantos nacionales. Todavía los jugadores que estuvieron en ese cotejo recuerdan que Bolivia pudo ganar, pero alguna desafortunada actuación en las filas bolivianas posibilitó el empate chileno.

De acuerdo con los datos del periodistas Víctor Quispe Perca, Chile y Bolivia jugaron en el país vecino 15 encuentros por distintas competiciones y amistosos, con 13 triunfos del seleccionado chileno, que anotó 46 goles, mientras Bolivia sólo 11.

“Platiní” no confirmó el equipo ni el “dibujo” táctico

La Selección Boliviana viajó ayer sin que el técnico Erwin Sánchez confirmara la formación que presentará esta noche en Santiago, y tampoco aseguró si cambiará de sistema, por primera vez desde que asumió como DT de Bolivia.

Diego Cabrera finalmente fue desafectado, luego de sufrir una lesión en el ensayo del lunes por la noche en el estadio “Tahuichi” de Santa Cruz. Y tampoco fue tomado en cuenta, por decisión técnica, el lateral derecho Miguel Hoyos.

El lunes, “Platiní” cambió la zaga de la habitual línea de cuatro a una de tres, incluyendo a Juan Manuel Peña en medio de Ronald Raldes y Ronald Rivero. Asimismo, echó mano de los laterales Cristian Vargas (por derecha) e Ignacio García; de los volantes Jaime Robles y Didí Torrico; y de Pablo Escobar como único hombre de ofensiva, apuntalado por Alex da Rosa.

El seleccionado cumplió anoche el reconocimiento del terreno de juego del estadio Nacional, donde se jugará el partido de hoy.

Por su parte, se espera que el técnico de Chile, Marcelo Bielsa, afronte el cotejo con el mismo equipo que derrotó a Paraguay en Asunción, salvo el centrocampista Rodrigo Millar, quien reemplazará al suspendido Carlos Carmona.

Los jugadores chilenos no han dejado de sosegar el clima de triunfalismo que rodea al equipo en las horas previas al compromiso ante Bolivia.

Millar llamó a la prudencia e invitó a mantenerse ajenos a las celebraciones. “Primero hay que clasificar y, si eso se da, se abrirán más posibilidades”, dijo el centrocampista.

El goleador Humberto Suazo resaltó el papel de Bielsa, de quien dijo que “es un entrenador de mucha calidad” y reconoció como un acierto la elección del estratega argentino para dirigir al plantel nacional chileno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario