Buscar este blog

domingo, 7 de junio de 2009

Venezuela vino por el puntito y se lleva tres

;

La Prensa

Bolivia jugó en abril contra Argentina su mejor partido, en cambio ayer contra Venezuela, el peor. En ambos casos el resultado fue histórico. La goleada de 6-1 a la “albiceleste”, que jamás se había registrado, y la caída 0-1 ante la “Vinotinto”, que por primera vez derrotó a nuestra Selección como visitante.

Entre uno y otro cotejos hubo marcada diferencia en el equipo de “Platiní”. Ante Argentina, a la “Verde” le salió todo. Frente a Venezuela, nada. Pero más allá de la diferencia de rendimiento del seleccionado boliviano, mucho tuvo que ver el rival. Aquél, el argentino, creyó que nos iba a ganar con la camiseta y con sus estrellas, y el tiro le salió por la culata;

en cambio éste, el venezolano, tomó en serio su preparación —sus jugadores corrieron tal vez más que los nuestros—, apostó a no perder, porque no hizo otra cosa que defenderse, y se llevó lo impensado, tres puntos valiosos que lo ponen en carrera por la clasificación rumbo a Sudáfrica 2010.

Ya se sabe que en el fútbol ni hay lógica ni hay justicia. Por eso para Bolivia el resultado de ayer es demasiado castigo, porque —aunque jugó mal— hizo muchos más merecimientos que su rival para lograr la victoria. De manera que para Venezuela el triunfo es excesivo premio, porque no lo buscó, sin embargo tuvo la fortuna de, mediante un accidente, anotar el gol y después supo defenderlo bien.

Era mentira que los venezolanos iban a buscar la victoria. Utilizaron todas sus energías para defenderse, cosa que en el fútbol también es válido. Nunca generaron una buena acción ofensiva, no se preocuparon por ello, y en la única vez que tuvieron una opción, aquélla a los 32 minutos del primer tiempo, embocaron, pero ni siquiera por mérito propio, sino por esas cosas del destino, en esa acción en contra de Bolivia, y de Rivero en particular, quien por desviar un balonazo de Seijas introdujo el esférico en el arco de Arias.

Queda claro a qué apostó Venezuela. Que no se diga que el resultado que Farías y compañía obtuvieron en el “Siles” es producto del buen proceso

—así cabe reconocerlo— en el que está el fútbol “llanero” desde hace algún tiempo. Lo de Miraflores fue una casualidad.

¿Qué hizo Bolivia? No mucho. Dominó, tuvo el balón, atacó bastante. La cuestión es cómo lo hizo. Tiró demasiados centros, regaló en el área contraria por esa vía; no puso la pelota en el piso, no generó espacios salvo contadas excepciones, no tuvo un hombre-cerebro, uno que pensara y frenara las revoluciones, y cuando dispuso de opciones, o las desperdició o fue el arquero Romo quien le ahogó el grito de gol.

La Selección pudo abrir la cuenta a los 5’. El cabezazo de Martins luego de un centro de Abdón Reyes fue bien conjurado por Romo. Tres minutos después, nuevamente el arquero rechazó tras un envío de Vaca.

Parecía, a los tropezones, que Bolivia llegaría al gol en cualquier momento. Alex generó la mejor posibilidad a los 21’, cuando dentro del área fue trabado por un defensor. El penal lo ejecutó Martins dos minutos después, le pegó tan mal que el balón se fue por encima del travesaño.

Podría decirse que fue en ese momento cuando se firmó la mala tarde de la Selección. El gol en contra a los 32’ lo confirmó. Y ni siquiera los buenos disparos de Alex pudieron cambiar la historia en esa primera mitad.

Juego colectivo del equipo nacional no hubo. Ni en el primer ni en el segundo periodos. La incapacidad para juntarse por parte de los nuestros, de hacer una buena jugada, contrastó, en cambio, con el único afán de los venezolanos, el de agruparse y defenderse por cualquier medio.

Otro notable disparo de Da Rosa a los 4 minutos de la parte complementaria hizo creer que se podía lograr el empate e incluso dar vuelta el score. El arquero Romo dijo no. Como también ante un remate de Abdón a los 7’.

Vaca, que era el as bajo la manga de “Platiní”, no dio resultado. Escobar entró tarde. Yecerotte, que ingresó para comenzar el segundo tiempo en vez de Cabrera, hizo poco. Y cuando cundió la desesperación, Sánchez mandó incluso a Gilbert Álvarez a la cancha. El chico apenas tocó el balón.

Abdón consiguió ser hombre de desequilibrio por la izquierda, sin embargo en la puntada final no estuvo fino. Alex se cansó de tanto luchar, de buscar algún hombre que le acompañara. Bolivia terminó deambulando y desgastada por una Venezuela que no se salió de su libreto.

Romo, dos veces en el final, evitó el empate. La “Vinotinto” hizo historia. Jamás había ganado en Bolivia, lo logró ayer. No hace falta decir que la “Verde” ya no tiene chance. Hace rato que la había perdido, pero “Platiní” y compañía se empeñaban en afirmar lo contrario.

La otra mirada

IDA Y VUELTA

Nunca Venezuela le había ganado a Bolivia en nuestro país. Ni por eliminatorias ni por Copa América o amistosos. Ayer fue la primera, un 0-1 que se suma, en lo referido al actual certamen, al 5-3 con que los “llaneros” derrotaron a la Selección Nacional en noviembre de 2007, en el partido de ida jugado en Puerto Ordaz.

32 AÑOS DESPUÉS

Bolivia y Venezuela jugaron por primera vez en eliminatorias en 1977. Quiere decir que por primera vez después de 32 años los venezolanos ganaron como visitantes. Los seis cotejos anteriores terminaron siempre con resultados favorables a nuestro equipo: 2-0 en 1977, 3-0 en 1981, 7-0 en 1993, 6-1 en 1996, 5-0 en 2001 y 3-1 en 2005. El resultado de ayer (0-1) supone además el tercer tanto de Venezuela en La Paz por esta competición.

EL “AS” QUE NO FUE

“Platiní” trató de engañar a propios y extraños ocultando en las prácticas la titularidad de Joselito Vaca. En los ensayos puso a Ignacio García como lateral izquierdo y a Abdón Reyes como volante por esa misma zona. Ayer, Abdón fue el lateral y Joselito, el volante. El de Oriente, salvo contadas excepciones, estuvo perdido hasta que fue reemplazado.

ALEX, LO RESCATABLE

Da Rosa fue figura ante Argentina y ayer fue la mejor ficha de la Selección Nacional —en medio de lo malo que fue el equipo—. Fue el único jugador que atacó con criterio. Le faltó algo de puntería en la puntada final, pero también se topó con las buenas respuestas del arquero visitante.

DOS MENOS

El próximo partido de Bolivia será contra Chile, el miércoles en Santiago. “Platiní” no contará ni con Marcelo Martins ni con Leonel Reyes. En principio ambos iban a ser bajas por amarillas, pero fueron expulsados y mínimamente quedarán al margen por un partido.

10 Puntos perdió Bolivia en lo que va de las eliminatorias para el Mundial de Sudáfrica 2010 jugando como local. De los siete partidos en Miraflores (21 unidades posibles), sólo venció a Paraguay, Perú y Argentina. Igualó frente a Colombia y Uruguay; y fue derrotada por Chile y Venezuela. Le falta actuar aquí con Ecuador y Brasil.

Como visitante apenas rescató una unidad (empató con Brasil).

La figura

Rafael Romo

Chico menor de 20 años, figura de la selección venezolana Sub-20 en el Campeonato Sudamericano y debutante en eliminatorias. Mejor no le podía haber ido ayer. Fue la imagen de un equipo visitante que se defendió bien. Cuando el balón rebasó las barreras previas, él estuvo muy atento y muy seguro. En parte es el “héroe” del histórico resultado.

El árbitro

Mal

A los venezolanos les permitió todo. Insultaron, molestaron y pegaron en sus narices. Fue severo, en cambio, con los bolivianos. Expulsó mal a Martins, fue el delantero quien recibió la falta, no el que la cometió. A Leonel Reyes lo echó bien; sin embargo, no midió con la misma vara. El ecuatoriano Carlos Vera debutó ayer en las eliminatorias y fue un árbitro complaciente con el visitante.

Se extrañó a Botero, y Martins estuvo con el pie cambiado

Abrir la defensa venezolana ayer fue imposible, más aún con el “divorcio” entre Marcelo Martins y Diego Cabrera, que no se encontraron nunca. Desde el medio campo, Alex no tenía a quién pasar los balones en profundidad, que por lo general se perdían en la nada cuando se usaba ese expediente.

No cabe duda alguna. La Selección Nacional extrañó a Joaquín Botero.

Las rápidas apariciones a las espaldas de los zagueros con las que suele sorprender el goleador histórico de Bolivia hicieron falta. También su presencia en el área, su contundencia y la puntería para definir incluso de posiciones difíciles.

Renunció a la “Verde” y ya es historia, y ante eso no se puede hacer nada. “Platiní” dijo en su momento que era un “caso cerrado” y además añadió que “nadie es insustituible”.

¿Sánchez seguirá pensando igual después de ayer?

Lo cierto es que el DT utilizó frente a la “Vinotinto” a los cuatro delanteros que convocó para esta ocasión. Aparte de Martins, que solía hacer pareja con Botero, puso primero a Cabrera —casi perdido—, luego a Yecerotte —con algunos chispazos— y por último al chico Gilbert Álvarez, que apenas tocó el balón. Ninguno dio resultado.

Para colmo de males, no fue la tarde de Marcelo Martins. Primero se empecinó en “aduenarse” de la pelota cuando el árbitro cobró penal con la idea de añadir un tanto más a los seis que ya tiene en la eliminatoria. El ahora jugador del Werder Bremen la tiró por encima del travesaño y desperdició la mejor ocasión nacional. Tal vez si entraba ese balón otra habría sido la historia.

Martins estuvo con el pie cambiado toda la tarde. El balón se le escapó más de una vez dentro del área. Por si fuera poco, terminó expulsado.

Síntesis

BOLIVIA 0

Carlos Arias

Miguel Hoyos

Ronald Raldes

Ronald Rivero

Abdón Reyes

Leonel Reyes

Ronald García

(32’ST Gilbert Álvarez)

Joselito Vaca

(18’ST Pablo Escobar)

Alex da Rosa

Diego Cabrera

(1’ST Gerardo Yecerotte)

Marcelo Martins

DT: Erwin Sánchez

VENEZUELA 1

Rafael Romo

Pedro Boada

José Manuel Velásquez

Grendy Perozo

José Yegüez

(19’ST Carlos Salazar)

Ángelo Peña

(10’ST Pedro Fernández)

Francisco Flores,

Giacomo di Giorgi

Luis Manuel Seijas

Giancarlo Maldonado

Juan García

(24’ST Alexander Rondón)

DT: César Farías

Gol Min. Autor

0-1 32’PT Rivero, en contra

Estadio: Hernando Siles

Recaudación: Bs 1.376.818.-

Público: 16.584 entradas vendidas, 3.059 abonos y 3.784 libres

Árbitro: Carlos Vera (ECU)

Asistentes: Luis Alvarado y Marco Muzo

Expulsados: Martins (BOL), 35’ST y Leonel Reyes (BOL), 45’ST

2 comentarios:

  1. Un saludo cordial..... Esta bien..... Bolivia es superior a Venezuela en cuanto a la historia y que ayer (06/06/09) se gano asi fuera pura "casualidad" NO HAY ESCUSA.... al autogol anotado, como usted lo llama pero de igual LA VINOTINTO se llevo los 3 puntos, y acuerdese que ayer es ayer Venezuela fundo el futbol en el 52 Bolivia mucho años atras se supone que ahora es que estamos en progreso. No me gusta los resultados que sacas de las victorias de Bolivia a Venezuela en la Paz, y las victorias de Venezuela a Bolivia en nuestro pais y otras contiendas????... Con todos sus respetos a su pais y a su futbol, Un saludo desde Venezuela...

    ResponderEliminar
  2. Jajajaja de verdad q no entiendo porque siempre buscan refugiarc en la historia .. Les gano ayer la vinotinto sub20 a su seleccion de mayores indepndientemente de la forma .. Como bien se dijo en la nota .. en el 2007 5 - 3, hoy 0 - 1, q imxta la historia .. loq imxta es q el futbol venezolano es mejor q el boliviano dicho por expertos en inferiores, mayores, organizacion, etc .. Saludos =]

    ResponderEliminar