Buscar este blog

domingo, 11 de octubre de 2009

Bolivia se despide y quiere hacerlo ganando

;

La Prensa

Es el día de la despedida, del último partido de la Selección Boliviana como local en las eliminatorias para el Mundial de Sudáfrica 2010, y el cierre de una campaña que en el balance general dice que fue magra en el “Hernando Siles”.

El mejor adiós sería con una victoria y frente a la selección número uno del momento, la de Brasil, líder de la competición y que viene sin ningún apuro —y sin algunas de sus figuras— después de haber asegurado, hace ya dos fechas, su clasificación a la próxima Copa de la FIFA.

Miraflores albergará el encuentro —a partir de las 16.00— entre dos polos completamente opuestos, uno que representa al fracaso y otro al éxito que no sorprende, porque Brasil siempre es favorita y en esta ocasión lo ha demostrado una vez más.

Por cuarta eliminatoria consecutiva, Bolivia no ha podido obtener la clasificación a un Mundial y mucho tiene que ver su actuación como local. Tras ir —bajo otro sistema, por series— a Estados Unidos en 1994, en el “todos contra todos” sus actuaciones no le alcanzaron y por eso no pudo volver a escribir su nombre en una fase final, ni en Francia 1998, ni en Corea del Sur/Japón 2002, tampoco en Alemania 2006 y menos en Sudáfrica 2010.

La Selección Nacional acude a este último encuentro en casa (el último de la eliminatoria será el miércoles, frente a Perú en Lima) con dos propósitos: despedirse bien de la afición, lo que significa ganarle a la cinco veces campeona del mundo, y eludir el último lugar de la tabla, a fin de no quedar “manchada” con esa posición que por el momento le corresponde al equipo peruano.

Bolivia tiene 12 puntos, de los cuales 11 los ha cosechado en La Paz, donde, en ocho partidos disputados, apenas logró tres triunfos y dos empates.

Pero no hay que olvidar que al margen de haber derrotado a Perú, que estaba dentro de lo previsible, logró victorias ante los más pintados en su momento, frente a Paraguay (4-2), que había llegado puntera (la “guaraní” también ya está clasificada al Mundial), y luego contra Argentina, en aquella sonada goleada (6-1) sobre el poderoso equipo de Maradona, Messi, Tevez, Mascherano, etcétera.

Esos resultados permiten ilusionar a la afición con la obtención de su cuarto triunfo hoy y ante otro seleccionado de peso, que, dicho sea de paso, sólo ha perdido en una ocasión en la actual eliminatoria, ante Paraguay en Asunción.

La campaña de Brasil en números dice lo siguiente: 33 puntos logrados de 48 posibles; de los 16 cotejos que lleva jugados, nueve los resolvió con triunfos y empató en seis ocasiones; lo anotado, sólo cayó una vez.

Dicho sea de paso, Brasil es la selección que más goles ha convertido en la actual eliminatoria: van 32, y la que menos tantos en contra ha recibido, sólo nueve.

Todo parece indicar que a Bolivia le será sumamente complicado lograr una victoria. En todo caso, la historia dice que para Brasil, el “Hernando Siles” ha sido casi siempre un escenario difícil. Pero los partidos son todos diferentes, y quedan 90 minutos, los de esta tarde, para ver si la Selección pudo o no, si David logró vencer una vez más a Goliat.

10 derrotas ha sufrido Brasil en toda la historia de las eliminatorias mundialistas. Por primera vez cayó ante Bolivia en el año 1993 (2-0) y la Selección Nacional también le ganó en 2001 (3-1). En la actual competición, sólo Paraguay pudo vencerle el año pasado (2-0).

5.330 entradas fueron vendidas hasta ayer. Aparte hay 3.059 abonos. En total 8.389.

Brasil vino ocho veces y en cuatro se fue derrotada

La de hoy será la novena visita de Brasil al país. Las ocho veces que vino antes, en todos los casos fueron para jugar partidos oficiales, ya sea por eliminatorias mundialistas —como ahora— o por el Campeonato Sudamericano o en la actualidad llamado Copa América.

Por primera vez, Bolivia y Brasil se midieron en el año 1963, en el partido final del Sudamericano realizado en nuestro país. Ese cotejo, jugado en Cochabamba, fue ganado por nuestro equipo 5-4, que se coronó campeón con dos goles de Ugarte y los restantes de Ausberto García, Máximo Alcócer y Wilfredo Camacho.

Dos goles de Carlos Aragonés (hoy coordinador nacional de Selecciones) le dieron a Bolivia su segundo triunfo por la Copa América del año 1979.

La primera vez que se impuso Brasil fue en la primera ocasión que jugaron por eliminatorias mundialistas (Zico, Toninho, Sócrates, Reynaldo eran algunas de las figuras de la visita), para España 82; el único gol de Bolivia (1-2) lo convirtió Aragonés.

Brasil también ganó en otras dos oportunidades: cuando las eliminatorias se jugaron en Santa Cruz (0-2) y en ocasión de la final de la Copa América de 1997, en La Paz (1-3). Ese día, el único tanto nacional lo convirtió el actual seleccionador, Erwin Sánchez.

El recordado encuentro de 1993, cuando Bolivia le quitó el invicto de 40 años en eliminatorias a Brasil, fue el inicio de una serie consecutiva de nuestra Selección sin perder en casa ante la varias veces campeona del mundo en cotejos de este tipo. Desde esa vez se produjo un 2-0, con tantos de Etcheverry y Álvaro Peña, un 3-1, con dos anotaciones de Baldivieso y una de Líder Paz, y, por último, empataron a un tanto con gol boliviano de José Alfredo Castillo.

Las frases

Hemos realizado un buen trabajo, ahora tenemos que reflejarlo en el campo de juego y ojalá podamos ganar. Para mí, es un partido más, porque sea quien sea el rival, se juegan tres unidades”

Leonel Reyes / Volante de la Selección

En la altura los bolivianos rematan bien y la pelota vuela de manera diferente. Tenemos que entrar más concentrados para no tener problemas con ese tipo de pelotas, ni dar rebotes que nos puedan complicar”

No hay comentarios:

Publicar un comentario