Buscar este blog

lunes, 12 de octubre de 2009

Brasil no fue Brasil y Bolivia se dio el gusto

;

La Prensa

La despedida en casa fue con victoria. Bolivia —ambiciosa al comienzo, agrandada si se quiere— le ganó a Brasil (2-1) ayer en Miraflores y con ese resultado evitó terminar última en las eliminatorias rumbo al Mundial de Sudáfrica 2010, pase lo que pase el miércoles en el cierre de la competición, cuando le toque visitar a Perú.

Si se lo hubiera propuesto la Selección, el triunfo pudo haber sido con un score más abultado. En determinado momento del primer periodo dio la impresión de que podía suceder lo mismo que cuando le hizo seis a la Argentina de Diego Maradona.

Es que el Brasil de ayer, el de la primera parte, vino a regalarse, entró asustado, no por el rival sino por la altura, y concedió tantas ventajas que Bolivia no sólo le hizo dos goles en esos primeros 45 minutos, sino que le llegó tantas veces que pudo haberle hecho algunos más.

Lo paradójico es que la Selección boliviana terminó pidiendo hora, o poco menos que eso. En el segundo periodo, salvo contadas excepciones, virtualmente no llegó a inquietar a Brasil y más bien fue el conjunto visitante el que anotó el descuento y por poco consigue el tanto del empate.

Con el partido de ayer se acabaron las presentaciones de Bolivia en La Paz en estas eliminatorias, y el saldo final es pobre; pero al menos se podrá jactar la Verde de haber derrotado a tres —y también a Perú— de las más pintadas: Paraguay, Argentina y Brasil.

Contra la “canarinha” pudo abrir la cuenta de entrada. A los 5 minutos, luego de un rebote, Arce quedó solo frente a Julio César, definió mal y el arquero brasileño le atajó. Del tiro de esquina, Olivares cabeceó como Pedro por su casa y poquito después, de nuevo, el arquero salvó ante un disparo de tiro libre.

Es decir, en menos de diez minutos Bolivia había llegado tres veces con sensación de gol y por eso no extrañó que abriera la cuenta (10’) después de un tiro de esquina servido por Arce que permitió a Olivares cabecear solo y mandar el esférico a dormir en el fondo de la red.

El mismo jugador de Wilstermann tuvo otra chance más, tras una buena llegada combinada entre Martins y García, pero el disparo final fue desviado.

Por fin Brasil despertó. Diego Souza, solo frente a Arias, remató mal a los 19’. Desde ese momento produjo una reacción del equipo visitante que, sin embargo, duró poco. Adriano tuvo una opción, a la que llegó tarde antes de un gol anulado por falta contra Arias.

Cuando Bolivia retomó su juego, en bloque, merced al buen trabajo del medio campo, regresaron las opciones, una de Zabala, cuyo disparo fue atajado en seco por Julio César, y el magnífico gol de Martins, justo a la media hora, pegándole de manera perfecta al balón con el pie izquierdo y mandándolo al ángulo derecho del arco brasileño, dejando al guardameta estático.

En esos últimos 15 minutos, Bolivia debió apretar más; no lo hizo, desperdició la aún pasiva actuación de Brasil y le perdonó la vida. Entretanto, Daniel Alves estremeció el arco de Arias con un disparo que hizo que el balón pegara en el palo.

Los cambios de Dunga apuntaron a que su selección tuviera una mejor tarea de mitad de cancha para adelante en el segundo periodo. Se notó a un Brasil, si bien no completamente jugando en ofensiva, al menos no tan anodino como lo fue en el primer tiempo; y esa actitud coincidió con una especie de conformismo boliviano, como queriendo la Verde cuidar el tesoro preciado que parecía tener a partir de los dos goles de ventaja.

Los escasos esfuerzos adicionales de Bolivia —de Olivares, Martins y Arce— no alcanzaron. Fue poco lo que hizo la Selección en materia de llegadas: otro cabezazo de Olivares, una mala salida de Julio César sin que nadie atinara a empujar el balón adentro y un frentazo desviado de Martins.

El gol de Brasil llegó a los 25 mediante un contragolpe. Bolivia jugó mal un tiro libre a su favor y quedó malparada, y Nilmar, anticipándose a Zabala, puso el descuento.

Bolivia sufrió más de la cuenta en esa recta final, más abocada a defenderse que a atacar. Se le pudo ir el triunfo si su rival afinaba la puntería en la definición, incluso en los descuentos.

La Selección de “Platiní” consiguió su cuarto triunfo en esta eliminatoria, que no le sirve de nada, así como a Brasil no le hace mella la derrota porque ya está clasificada para el Mundial de Sudáfrica 2010.

Tal vez quede como anécdota que la selección ubicada en el penúltimo lugar se impuso a la que lidera la tabla. Como para creer que en estas eliminatorias Bolivia pudo haber hecho mucho más. Aunque no hay que perder de vista que el Brasil de ayer no fue el verdadero Brasil.

7 goles tiene Marcelo Martins con el magnífico tanto, de tiro libre, que selló ayer la victoria sobre Brasil. Todavía es el segundo goleador de Bolivia, pues arriba de él se mantiene Joaquín Botero, con ocho, aunque éste renunció hace rato (tras el partido contra Argentina). Los máximos anotadores de la eliminatoria son el chileno Humberto Suazo y el brasileño Luis Fabiano, ambos con nueve. El uruguayo Diego Forlán también tiene siete.

La otra mirada

DEBUTÓ ZABALA

Wílder Zabala se convirtió en debutante absoluto ayer con la Selección nacional. Jugó los 90 minutos, sus primeros, pues nunca antes había lucido la Verde, ni en encuentros amistosos. No tuvo un mal desempeño, tal vez le costó marcar las salidas de los brasileños por su banda; en cambio se proyectó bien y hasta remató una vez con sello de gol, obligando a Julio César a una buena intervención.

CHAU RALDES

El capitán regresó ayer, después de dos partidos consecutivos de ausencia. Pero se perderá el último de estas eliminatorias, frente a Perú, debido a que el árbitro Pablo Pozo lo amonestó (40 minutos del segundo tiempo), con lo que sumó dos amarillas que lo inhabilitan automáticamente por un cotejo.

Ronald Raldes había jugado prácticamente toda la eliminatoria con una tarjeta, desde que fue amonestado en el primer partido contra Uruguay en Montevideo.

LOS AMONESTADOS

A propósito. El referí sacó siete tarjetas amarillas. Tres para los bolivianos Wílder Zabala, Helmuth Gutiérrez y Raldes; y cuatro para los brasileños Ramires, André Santos, Josué y Daniel Alves.

EL EQUIPO “MIXTO”

Brasil vino a La Paz no con sólo algunos de sus titulares. Por ejemplo no trajo a Kaká, su máxima estrella y baluarte del Real Madrid español. Pero lo que más sintió fue la ausencia en el centro de la zaga de los experimentados Lucio y Juan. Entre Luisao y Miranda tuvieron muchas complicaciones y, por más grandotes que son, fueron varias las veces que los bolivianos —sobre todo Olivares— cabecearon en el área grande. Por la vía aérea —cabe recordarlo— llegó el primer gol.

CONDENÓ A PERÚ

Con la victoria sobre Brasil, Bolivia eludió el último lugar de la tabla de posiciones de las eliminatorias. Suma 15 puntos contra los 10 de Perú, que terminará inevitablemente en el fondo, por más que el miércoles consiga vencer, en el cotejo que ambas selecciones animarán en la cancha del Alianza Lima peruano (16.00, hora boliviana).

LA DEDICATORIA

Después de convertir el segundo gol boliviano, Marcelo Martins corrió directamente hacia Erwin Sánchez, lo levantó y se lo dedicó. Una señal por parte del jugador de respaldo al DT.

La figura

Édgar Olivares

No fue, el de Wilstermann, el gran jugador del partido, pero no cabe duda de que con algunos detalles propios de su experiencia sobresalió frente al resto. Ayudó, y mucho, en el medio sector quitando pelotas, y cada vez que pudo se acopló al ataque. Fue el hombre que mejores opciones de anotar tuvo y convirtió una.

El árbitro

Bien

A lo mucho, a Pablo Pozo hay que criticarle que no hubiera adicionado al menos un par de minutos en el segundo periodo. Los dos que dejó jugar fueron muy pocos con respecto a todo el tiempo perdido. Pero en lo demás estuvo casi perfecto, sobre todo en las tarjetas, justas cuando algunos jugadores quisieron pasarse de la raya.

Síntesis

Bolivia 2

Carlos Arias

Wílder Zabala

Ronald Raldes

Ronald Rivero

Ignacio García

Helmuth Gutiérrez Leonel Reyes

Édgar Olivares

Abdón Reyes

(28’ST Joselito Vaca)

Juan C. Arce

(34’ST Daner Pachi)

Marcelo Martins

(36’ST Ricardo Pedriel)

DT: Erwin Sánchez

Brasil 1

Julio César

Maicon

Luisao

Miranda

André Santos

(21’ST Elano)

Josué

Ramires

Diego Souza

(1’ST Alex)

Daniel Alves

Adriano

(1’ST Diego Tardelli)

Nilmar

DT: Dunga

Goles Min. Autor

1-0 10’PT Olivares (BOL)

2-0 30’PT Martins (BOL)

2-1 25’ST Nilmar (BRA)

Estadio: Hernando Siles

Recaudación: Bs 1.048.843.-

Público: 10.047 entradas vendidas, 3.059 abonos y 3.441 libres

Árbitro: Pablo Pozo (CHI)

Asistentes: Patricio Basualto y Francisco Mondría (CHI)

No hay comentarios:

Publicar un comentario